Aparatejos y cachivaches

Aparatejos y cachivaches de baño: el Puj Tub

Una de las cosas que me gustan de esta segunda maternidad, es ir descubriendo aparatejos nuevos que antes no conocíamos.

Es cierto que la inmensa mayoría de cosas que tenemos, ya las hemos usado con Medusi y tenemos una experiencia previa con ellas, aunque ese no es factor excluyente para usarlo o no, porque ya sabemos que cada peque es un mundo con sus gustos y sus prioridades desde que nacen.

Concretamente, este aparatejo llamado Puj Tub no lo compramos cuando nació Medusi aunque le habíamos echado el ojo, pero nos decantamos por otro tipo de bañera y no nos lanzamos. Pero los tíos Medusi, ahora con MedusitA nos la dejaron para probar y descubrimos que se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades, además de que ella parecía estar la mar de bien.

PUJ_TUB_WHITE_BABYBATH_2100-X-2100_medium

 

Imagen: http://puj.com

Es muy cómodo porque simplemente lo colocas debajo del lavabo y ya lo tienes. Como lleva unas aberturas, el agua no se estanca y va fluyendo a medida que va saliendo.

Ventajas que le encontramos:

  • El baño del recién nacido y primeros meses suele ser rápido, y con las bañeras tradicionales si ademas las tienes ubicadas en su habitación, es mas largo el tiempo que tardas en preparar el agua , etc. que el tiempo efectivo que luego pasa el bebé en el proceso.
  • No corres el riesgo de que se enfríe el agua, porque esta saliendo a la temperatura que le indicas directamente del lavabo. Y al ser un baño rápido, tampoco desperdicias mucho agua.
  • Se guarda facilmente y no abulta apenas
  • Al ser de espuma, es muy agradable para el bebe y te evitas sustos si se da algún coscorrón, ademas de que no escurre, le puedes dejar apoyado y no resbala

Inconvenientes: Salvo que tiene un periodo de uso muy limitado, todo lo que hemos encontrado son ventajas.

Edad: desde que nace hasta que por tamaño ya no sea cómodo bañar al peque en el. En nuestro caso, lo hemos utilizado hasta casi los 6 meses con MedusitA, aunque si hubiera sido con Medusi imagino que habríamos cambiado antes porque es mas activo.

Desembolso: Medio. Además en nuestro caso que nos lo han prestado ¡ninguno! gracias gafapapas 🙂

Recomendado: a mi me parece un inventazo, que nos permite hacer los baños de manera rápida y sin desriñonarnos, sobre todo cuando tienes que bañar a dos que por edad, tiene que ser por separado.

¿Conocíais este invento? ¿Qué os ha parecido?

Medusi

Decálogo de madres felices

¡Hola a todos!

Sigo intentando organizarme en el camino de la bimaternidad, solo paso rápido para deciros que esta semana podéis leerme aquí.

¡Me encanta ser una mamá feliz!

No os perdáis todos los capítulos publicados de su genial decálogo 😉

Consejos y experiencias

El parque saca lo peor de mi

Si, ese trocito de arena con 4 columpios. Es la realidad, pura y dura.

PARQUE 1

Hace dos años, comenzó mi incursión en los mismos (detalle aquí), aventura que duró un par de asaltos, hasta que el deshacerme de los niños montados en los aparatejos de ruedas de Medusi me resultaba casi imposible, sin tener que invocarle a él mismo para que defendiera sus propios juguetes. Hablamos de que Medusi tenía 2 años, y aunque andaba y cotorreaba perfectamente, yo no le dejaba solo ni sol ni a sombra y menos por esa jungla.

El año pasado dado mi estado preñil y las circunstancias (la guarde quedaba lejos de casa y no teníamos que cruzar ningún parque en el camino porque íbamos en coche), conseguí esquivar las tardes de parques, sustituyéndolas por paseos, manualidades y merendolas en sus sitios favoritos.Pero no podía quedar ahí la cosa… la maternidad tiene que complicarse, cuando crees que ya tienes todo controlado (si es que llegas a ese pensamiento en algún momento)

Enfrente de su colegio hay un espléndido parque, lleno de columpios, arena y todas esas cositas que apasionan a nuestros peques, y mi primera experiencia este año me pilló a traición, el destino lo tenía muy bien pensado. El primer viernes que tuvimos con su tarde soleada, su amiguito del cole le dijo que si se iba con él al parque… yo, pese a que mi interior me decía Nooooooo, asentí ya que además no tenía excusa: MedusitA estaba con Papamedusi y casualidades de la vida, ese día el almuerzo del recreo lo llevaba en la mochila, porque habían tenido una celebración en clase y habían comido otra cosa.No tenía escapatoria. Total, ya sabía como iba el tema, un muchito poquito de paciencia y listo.

Pero nada parecido con lo imaginado… los juegos de parque a los 4 años, no son para nada similares a los de los 2 años. Todo lo que recuerdo es: millones de niños, escalando, subiendo, bajando, como hormigas en un hormiguero, todos vestidos igual, con el chándal del colegio y yo volviéndome loca para localizar al mío.

Emparanoiada, hice moverse de banco a la mamá del amiguito de Medusi, porque era incapaz de verle, y al hacer el cambio perdimos el banco que íbamos a conquistar y nos tuvimos que quedar en otro a la sombra con un poquito de fresquete (si la mamá no me ha desapuntado como compañera de parque, poco le falta)

Seguía sin ver a Medusi por ningun lado… ¡ay madre que se me ha perdido el primer día! Pues no, Mamamedusi, parece que no conoces a tu propio hijo, ahí estaba en el túnel del columpio, agazapado y bien escondido como a él le gusta.

Vale, juego la baza de la merienda, le aviso que hay que merendar primero y luego puede seguir montando. El niño que de tonto no tiene un pelo, se sale del recinto sin rechistar dejándome boquiabierta, se merienda su sandwich diligentemente y me pide permiso para regresar a la jauría. ¿Como le digo yo ahora que no? Nos quedamos un ratito más, porque yo mucho no aguantaba que ya me estaba notando taquicardica perdida, a la pobre madre de su amiguito casi no la estaba prestando atención y ya estaba empezando a ser evidente mi personalidad de madre neurótica.

La gota que colma el vaso, es ver como dos niños mayores, se dedican a echar puñados de arena por la cabeza a los pequeños (entre ellos, el mío) Nota mental: Creer a Medusi cuando me dice que la arena del pelo se la echan sus compañeros del cole, o al menos, concederle el beneficio de la duda…

Ahí es cuando ya, desquiciada por la situación que se ha ido desarrollando y encima, ver como dos abusones están desquitandose con mi pequeño, le grito a Medusi: “¡no dejes que te echen arena!! si te echan arena por la cabeza, echasela tu a ellos”…  palabras de madre coraje, que según están saliendo de tu boca estás deseando que vuelvan a entrar (¿que ejemplo le estoy dando a mi pequeño?) Esto se me está yendo ya de las manos. En eso que los dos “delincuentes arena cabezas”, viendo el panorama deciden abandonar el recinto, no vaya a ser que a esa madre loca le de por levantarse.

Del momento “nos vamos ya a casa” ni os cuento, os podéis imaginar: tuve que personarme y subirme en el columpio de marras, entrar en él y sacar arrastras a Medusi que se negaba a abandonar.

Conclusión:

  • Al parque NO se va los viernes, los viernes son el infierno de los parques
  • En caso de volver a ir, tengo que trabajar en mejorar mi imagen, no quiero que a Medusi le conozcan por el de “la madre loca del parque”
  • A ser posible ir con lexatin o similar tomado de casa

Medidas que he tomado tras la experiencia: Si, porque a pesar de que me volvió a pedir parque yo me negué en rotundo (ese día si tenía la excusa de la merienda), soy débil y todo sea por alegrarle la tarde a Medusi. Así que, hice acopio de todo lo necesario:

  • Dorsal fluorescente a ser posible para la identificación clara del sujeto, en mi caso, dorsal exactamente no fue, pero le planté la sudadera más chillona que encontré, amarilla fluorescente. Recibí felicitaciones por parte de alguna madre por mi idea y yo tuve claramente identificado a Medusi durante todo el rato que estuvimos.
  • Grandes dosis de paciencia y resignación (dos veces tuve que salir corriendo a por Medusi que se había dejado los morros y la cabeza en el tobogán)
  • Eso sí, lo de los “matones” del parque tengo que seguir trabajándolo, porque eso de que le hagan perrerías a mi pequeño delante de mis narices, no lo llevo nada bien y me sale como digo en el título… ¡lo peor de mi!

Doy gracias por los siguientes días de lluvia que vinieron y luego las vacaciones se Semana Santa, porque me he podido escaquear, y al menos, he podido seleccionar a que parque íbamos en el que me sintiera mas segura (es decir, uno sin ningún niño, como el de la foto)

Ahora que volvemos a las rutinas, ¡a ver que excusa me invento!

Consejos y experiencias

Recordando etapas: En búsqueda de colegio

4eb2760e5890e626b00f824c0b50cd3f

Imagen: Pinterest

Ayer medusi vino con una circular en la mochila en la que nos informaban de la jornada de puertas abiertas en su colegio, por si querían participar en las mismas (hacen talleres y actividades diversas para los alumnos y las visitas).

Parece mentira que ya haya pasado un año desde que comenzamos y finalizamos la búsqueda del cole. Ahora que ya ha pasado, puedo pensar en ello sin aquella angustia, pero hay que reconocer, que durante el tiempo en que empezamos a mirar, decidimos y finalmente nos vimos aceptados en el cole seleccionado, se estresa una demasiado (también va de la mano de formas de ser de cada uno, desde luego)

Por ello, he pensado que ahora muchas mamás como yo, estarán de los nervios buscando, valorando pros y contras, etc, y como no, buscando por internet artículos, post o cualquier cosa que les facilite la tarea. Lo mío no va a ser un decálogo de que hacer para asegurar acertar con éxito y no comerse la cabeza, pero puedo contar como fue nuestra experiencia y que pasos seguimos, por si sirve de ayuda.

Lo primero que hice fue estudiar qué colegios había en mi localidad, y cerrando el círculo, en mi zona y/o zonas que nos interesaran. A la par, busque en las redes sociales y en la blogosfera maternal, en busca de ideas claves, puntos importantes o alguna cosilla que se me escapara y que fuera importante considerar.

Una vez que supe las opciones que teníamos, elabore un excel y fuimos recopilando direcciones, teléfonos, mails, precios, ventajas/ inconvenientes y puntos a destacar en cada uno, y apuntando las fechas de jornadas abiertas para irnos organizando las visitas.

Lo siguiente es tener clarísimo lo que buscas: colegio público, privado, concertado, con jornada partida, ideología, servicio de guardería, idioma (bilingüe o no), extraescolares, comador, etc.

Y comenzamos a asistir a las jornadas de puertas abiertas. Cada colegio es un mundo, y organiza las jornadas de “puertas abiertas”  a su manera:

Tuvimos jornadas en plan americano, como cuando vemos en las pelis que van los jovencitos a seleccionar universidad, pues algo parecido pero en versión spanish, con talleres, visitas guiadas, etc. Tuvimos jornada somnolienta a en otro cole que básicamente consisitió en una presentación de power point, la verdad nada amena si además tienes que ir con el pequeño terremotillo y tenerle entretenido y comportándose en un salón de actos lleno de gente durante hora y media, menos mal que nos acompañó la abuelamedusi y tomó debida nota de todo (gracias mamá!). Y tuvimos la jornada de puertas abiertas en petit comité, para grupo reducido de padres, donde puedes ver todo con más tranquilidad y preguntar todas las dudas.

Para mi, decía mucho de un colegio los horarios en los que convocaban (día y hora de las jornadas abiertas), de cara a la famosa “conciliación”. Sinceramente, para mi un colegio que me citaba a las 17 de la tarde entre semana o un sábado por la mañana, me transmitía más simpatía que el que me citaba a las 10 de la mañana de un día laboral.

Lo siguiente, y creo que casi lo más complicado que esta en nuestra mano, una vez vistas in situ todas las opciones es tomar la decisión, sobre todo si dudas entre varios colegios, y decidir el orden de prioridad cuando se cumplimenta la solicitud.

A partir de ahí, estás vendido a la suerte, a los puntos, a que queden plazas… un sin vivir hasta que llega el día de la publicación de los admitidos y puedes o respirar, o seguir con el papeleo para ver qué colegio te adjudican definitivamente.

En nuestro caso, hubo suerte y salimos admitidos, y ya relajas un poco hasta que unos meses después te comunican la lista de libros que hay que comprar y sus precios y es cuando ya te entran los sudores fríos, pero esa… ya es otra historia.

Aquí tenéis el post que publiqué hace casi un año cuando yo era la desesperada buscando opiniones al respecto, y en los comentarios podéis leer muchos consejos de mamis amigas que me dejaron, y quizás os puedan ayudar si necesitáis algo de orientación, a mi desde luego me ayudaron mucho 🙂

Divagaciones maternales

Cositas de madre que te hacen feliz

El otro día, me dio por pensar que cuando eres madre, es curiosa la facilidad tienen tus hijos para… sacarte de quicio, si, eso también, pero sobre todo, la capacidad que tienen con tan solo pequeños sucesos, de que te vayas a dormir con una sonrisa y tranquilidad de oreja a oreja.

Y no estoy hablando de grandes logros, que también, sino de pequeños casualmente casi todos, de alto contenido escatológico.

Algunos de ellos son:

CACOTA1. Que tu bebé haga popó. Cuando lleva varias horas o días molesto, da igual lo apoteósica que sea la cagada, da igual si prácticamente le tienes que bañar entero a las 12 de la noche… pero te hace acostarte con una sonrisa de oreja a oreja

MOCO2. Desatascar la nariz a tu bebé. Ese momento en que le enchufas el suero en monodosis por un lado, y sale el moco a propulsión por el otro, que posteriormente te encuentras adosado a la ropa que le acabas de poner, pero no importa… te dan ganas de hacerle la ola.

PEDO

3. Ese gas que suelta tu bebé, estilo me he comido un cocido y de segundo una fabada, y le aplaudes como si no hubiera mañana, mientras te las ingenias para hacerle entender al hermano mayor que aunque parezca que en esos momentos tu madre es la mas feliz del mundo por lo sucedido, eructar y tirarse pedetes en público esta mal para un niño de su edad…

ATRACON

4. Que tu hijo después de haber pasado una semana llenito de virus y se haya quedado casi en el chasis, comience a engullir comida como un poseso y sin mesura. Te saltas la dieta equilibrada y los protocolos, y si tu hijo quiere merendar a las 18 y cenar a las 19 pues que así sea, todo por verle con la panza bien llena.

SALON ORDENADO

5. Que recojas el salón y al menos durante 1 hora (estando tu hijo en casa, si no no vale), no te vayas tropezando con juguetes varios que no sabes en que momento han vuelto a la circulación (esto si que aun no lo he conseguido, algún día quizá…)

mom2

6. Publicar ese post que tenías olvidado en borradores, sin tener que revisarlo 20 veces una vez le has dado a publicar. Raro, porque recuerdas el momento en que empezaste a escribir, pero luego entre que le sacabas los gases al bebé, le quitabas la cacota y le aspirabas la nariz que parecía que hacía ruiditos al respirar, le preparabas la merienda- cena al mayor, y entre ida y venida, tropezabas con los 3 aviones que no sabes como, están en medio del pasillo..  esto, ¿que es lo que os estaba contando en este punto? Me he vuelto a perder, voy a volver a mirar en borradores a ver si me encuentro…

Y para vosotros, ¿cuales son esas #Cositasdemadrequetehacenfeliz que os hace iros a la cama con una sonrisa de oreja a oreja, y a la vez penséis: ¡manda narices que mi cordura mental dependa de esto…!

* Todas las imágenes de este post, se han obtenido de Pinterest

Divagaciones maternales

Un mesecito ya…

Tanto tiempo y tan poco a la vez…

post 1 mes

Hace un mes que tuve un calco de Medusi pero en femenino, tras un parto bastante bueno en 3,5 horas desde que rompí aguas, con epidural (y mucha!) pero confiando 100% en mi ginecóloga y mi matron, MedusitA llego para que formáramos nuestra familia de 4.

Ha sido un mes muy extraño inundado por la felicidad de volver a ser mamá, las vacaciones escolares de Medusi y los preparativos y celebraciones Navideños, pero afortunadamente hemos podido estar todos juntos en casa conociéndonos estos primeros días y disfrutando y aprendiendo unos de otros (y pegándonos muchas carreras porque de momento, no conseguimos llegar on-time a ningún sitio…)

Pero también han sido días en los que, a pesar de ser la segunda maternidad, te sientes primeriza total, vuelven los miedos a que no coja peso, de que todo vaya bien, miedo a que ese par de días que estuvo molesta no derivara en cólico del lactante, a saber organizarme en casa y poder atender a ambos hijos sin que el primero note demasiado el cambio… todo ello aderezado por el postparto que como sabemos, aunque intentes mantener la compostura, te toca la fibra sensible en los momentos más inesperados.

A pesar de todo, no puedo dejar de estar feliz porque el balance es bueno.

Seguro que volveremos a tener mil dudas aunque seguro que también en otras ocasiones lo tendremos muy claro y sabremos enseguida por donde tirar, pero sobre todo, estoy encantada de poder disfrutar de nuevo de la crianza y ahora como novedad, desde el punto de vista femenino.

A todos y todas los que durante este mes me han felicitado, aconsejado y sacado una sonrisa (vía blog o redes sociales) y disculpándome por que no he actualizado mucho el blog, os quiero decir a todos… ¡MUCHAS GRACIAS!

[ASSET-9026]Nenuco Baby Nuco Dancing_original
Productos & sorteos

CONOCIENDO A NUCO DANCING (PRIMERA INFANCIA DE FAMOSA)

¡Hola a todos!

Hoy os voy a hablar de la gama de productos Nenuco de la marca Famosa. Un producto que, como madre y consumidora, cuando lo he visto en los estantes de alguna tienda, me ha llamado la atención porque aúna dos nombres muy recurrentes en mi infancia que son: Nenuco y Famosa. Me sorprendió esta unión y hoy tengo opción de conocer un poquito más de que se trata.

LOGO estrellas

Nenuco es la nueva marca de Famosa para juguetes de bebé, y han lanzado varios productos que como veréis son muy demandados para toda madre/ padre de un peque desde sus primeros meses: sonajeros, mordedores, ositos quitamiedos, juguetes para el baño…

Son juguetes que llaman la atención por sus colores y están representados por Nuco (un osito) y sus amigos: un hámster, una gatita, una tortuga y un canario.

Puedo verificar a través de un testeo con mi hijo que llaman la atención. Cuando estaba redactando el post Medusi los ha visto en el monitor y me ha pedido que le compre uno a su nueva hermana MedusitA, verificando que un niño de casi 4 años sabe identificar perfectamente que son juguetes destinados a la primera infancia, y han captado su atención.

Concretamente, os quiero hablar sobre el muñeco Nuco Dancing, recomendado para más de 12 meses.

Es un simpático osito musical con movimiento, y que tiene dos opciones de juego interactivo:

Activandose con sonido o presionando sus manitas y sus pies. Me gusta que presente estas dos opciones, porque por un lado, se activa solo a través del sonido sin manipulación, pero cuando el bebé comienza a utilizar sus habilidades manuales, puede ser el mismo el que lo active.

Además, este muñeco está diseñado para ejercitar la motricidad gruesa, estimulando al bebé a que siga los movimientos de Nuco, sentándose y/o gateando con él.

En cada una de las patas de Nuco, están representados sus amigos y lo bueno, ya que siempre vamos cargados de trastos para nuestros peques, es que lo podemos transportar fácilmente llevándole agarrado de los cascos:

[ASSET-7720]Nenuco Baby Nuco Dancing_original

A mi me ha encantado, lo apuntamos como próximo capricho para MedusitA 🙂

Divagaciones maternales

¡FELIZ AÑO 2015!

POST AÑO NUEVO1

Imagen: Pinterest

Solamente desearos a todos una andadura por este 2.015 llena de sueños cumplidos, emociones, alegrías y mucha salud

Si, es el típico tópico pero llega una edad, en la que te das cuenta de que la salud es TODO para poder conseguir el resto.

Así que, este año no voy a establecerme unos propósitos fijos, solamente cuidarme, cuidarnos, para que a partir de ahí, podamos ir consiguiendo lo demás.

Creo que llega un punto en que lo importante es celebrar lo conseguido y no perder el tiempo en hacer recapitulación de lo pendiente, eso es lo que voy a hacer. Además, ahora después de mi segunda maternidad, os aseguro que mis propósitos no son nada ambiciosos.

El primero, lo cumplí esta Nochevieja, y fue poder pintarme las uñas para esa noche. Ya solamente haberlo conseguido me hace feliz y me motiva para mis siguientes objetivos 🙂

Lo próximo que puedo plantearme es… llamarme loca… ¡una visita a la peluquería para una puesta a punto! jajaja

A todos y para todos… ¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

Consejos y experiencias

Nuestro calendario de Adviento 2014

Hola a todos!

Hoy escribo para hablaros de como me he organizado para el calendario de Adviento de este año. Organizado… por decirlo de alguna manera, porque contra todo lo que tenía planeado mentalmente, se me ha echado el tiempo encima y he tenido que ir improvisando sobre la marcha y pidiendo consejos a ultima hora en nuestro querido patio de vecinas. Menos mal que estos dos soles de personas, me contestaron rápido dándome un montón de ideas. Gracias Peineta y Caótica, me fueron muy útiles. También hice lo propio en Facebook, e igualmente, me dieron un montón de consejos e ideas… es la magia del 2.0 maternal, que nunca te sientes sola ni desinformada 🙂

El caso es que, este año por mis circunstancias personales, ya en el ultimo mes de embarazo, la vida la hago alrededor de mi casa, es decir, tiendas de barrio y poco mas, por lo cual no he podido moverme mucho por la capital en esas tiendas molonas que hay para comprar regalitos chulos que ponerle a Medusi. Y ha llegado el día 1, y me he visto con un calendario de Adviento de supermercado del Rey Melchor, lleno de chocolates que aunque es una monada y los chocolates son pequeñitos, no era la idea que tenía en mente porque no se pueden sacar del paquete, y nuestro calendario de Adviento del año pasado ha quedado vacío.

¿Como he salvado el asunto? Pues el día 1, le escribí una nota a Medusi para que buscara al rey Melchor por casa, y jugando al frío – caliente le encontrara, y hacerlo un poco mas divertido. Pero eso todos los días, no era lo que me apetecía. Así que hoy en uno de mis paseos recomendados y tras la lluvia de ideas recopiladas, he asaltado los bazares y papelerías de la zona (que parece que hablo de cientos, y me refiero a 3 establecimientos en total) y creo que me he surtido bien de regalos e ideas, así que a falta de terminar de prepararlo, ya estoy mas contenta de como pinta la cosa.

El planning va a ser el siguiente:

Vamos a seguir con la mini-chocolatina después de desayunar y antes de ir al cole, donde buscaremos al rey Melchor por diferentes partes de la casa, y reservaremos el momento sorpresa para la llegada del colegio por la tarde, porque si lo hacemos al revés, lo mas probable es que no quiera irse al cole, sino quedarse jugando con el regalito que toque ese día. A la vuelta del cole, le pediré que busque un paquete que contenga el número del día que es, los números que he utilizado, los podéis encontrar en este post, son una chulada! y así también vamos practicando la identificación de los números de dos dígitos.

¿Cuales son las sorpresas que he comprado? Pues para los que este año, o el que viene, estén rezagados como yo y se agobien y queden sin ideas, os hago una lista:

– Album de cromos de Disney (pasamos un rato largo identificando los números y localizándolos en el album, muy divertido)

– Para hacer manualidades: palitos de madera de colores, pegatinas con purpurina (¿que tendrá la purpurina que les encanta a los niños?), pinzas de madera pequeñitas para hacer un tendedero de dibujos y/o fotos y colgarlos, y bolitas de corcho para decorarlas

– Globos fluorescentes, he pensado que podemos inflar algunos, e ir pinchándolos haciendo una cuenta atrás para la llegada de Papá Noel (a medusi le encanta pinchar los globos)

– Un cuento para leer por las noches

– Alguna chuchería especial que le gusta a Medusi

– Unos juguetes de goma para la bañera (para renovar los que ya tiene)

– He rescatado alguno de los regalos del año pasado que sobraron (el año pasado me emocioné comprando cosas)

El resto de días, rellenaré con actividades, salir al cine, a merendar a su sitio favorito, etc.

Y para el año que viene, me apunto hacer uno totalmente artesanal, que este año he visto verdaderas preciosidades que no parecían complicadas (mi vena artística no me caracteriza, pero quizás pueda conseguir algo decente!!)

Adviento 1 Adviento 2

¡Ya estamos en la cuenta atrás… Navidad, allá vamos!

Embarazo

Esterilizando como una maniaca primeriza

¡Hola a todos!

Disculpadme, tengo un poquito abandonado el blog, lo sé, pero este ultimo mes ha sido un poco extraño, he empezado a trabajar desde casa dado que mi ciática ya me estaba pidiendo a gritos que parara un poco al menos de los viajes de casi hora y media que me pegaba, y la verdad, nunca había trabajado así, pero casi diría que se curra lo mismo o mas.. Los pocos ratos que he podido y mi físico me lo permitía, he ido avanzando con la preparación de las cosas para medusitA.

A estas alturas del mes, y del embarazo (camino de las 37 semanas ya) puedo decir que hemos cumplido objetivos, y tenemos prácticamente todo preparado.

Hoy ha sido el día en que he comenzado a esterilizar los bibes y chupetes que hemos ido comprado, y me he encontrado a mi misma con las mismas dudas que tenía cuando lo hice hace 3 años…

post esterilizar

¿Hace falta esterilizarlo todo? ¿Hasta las cadenas de los chupes? Solo deciros que he recurrido a las leerme las instrucciones, ¿que locura verdad? Se supone que lo tenía que tener todo mas que claro, pero no, me siento como si fuera la primera vez y no quieres que a tu bebé le pueda suceder nada siendo tan  pequeño, y menos por un descuido tuyo de no haber lavado bien las cosas.

Pero de veras, ¿hace falta ser tan maniática metódica con la esterilización? Se que a partir de los 6 meses, se puede ir relajando una, pero la verdad es que ahora mismo, estoy bastante obsesionada tanto con el tema de la esterilización como de lavar toda la ropa a fondo. Supongo que el síndrome del nido, también tendrá mucho que ver.

Ahora recuerdo cuando he oído/ leído decir a tantas madres repetidoras: ¡vuelvo a ser primeriza!

Cual fue vuestro caso, ¿fuisteis de las primerizas repetidoras o con el segundo os relajasteis mas?

Un abrazo