Divagaciones maternales

Mi baja maternal: un buen recuerdo

En estos días de puentes y fiestas, me he vuelto a acordar de como pasé mi baja maternal.

Los días que tengo vacaciones o son festivos y estoy sola con Medusi en casa, me invade ese espíritu, el de la baja maternal, aquellos días en los que para mí todo era un descubrimiento diario: como se me daría ese día con él, que cosas nuevas haría, a que retos nos íbamos a enfrentar…

Dos semanas antes de nacer Medusi, ya me encontraba de baja por una lumbalgia fruto de los 8 meses de embarazo. Mi baja pre-maternal, me sirvió para conectar con el barrio en el que resido. Tras muchos años trabajando y estudiando, y en una larga época simultaneando ambas cosas, no había vuelto a disfrutar de lo que es comer en casa, poder echarme en el sofá a ver las series de la sobremesa (mis últimos recuerdos de series a la hora de comer se remontan a El Príncipe de Bel AirCosas de Casa y la siempre única Friends), y poder revolver en los cajones de casa decidiendo donde me gusta más que vayan las cosas (sí, tengo unos hobbies un poco raros…), que se acentuaron un poco mas con el síndrome del nido vacío, ya que cuando estaba de 36 semanas reorganicé una de las habitaciones de arriba a abajo.

Esto solo me duro 2 semanas y media porque en la semana 38 Medusi decidió venir a acompañarme en mi baja (yo creo que porque estaba ya harto de que le tuviera de arriba a abajo ordenando cajones) y convertirla en maternal.

                                                           Source: Uploaded by user via Mi manual del bebé on Pinterest

 

Esta ya difiere un poquito con los días en los que aunque muy gordita y con las lumbares al jerez, conectaba con mi mundo… pero no por ello, fue menos gratificante. Vale, vamos a quitar el primer mes que podría denominarse como de “shock”, en el que Papamedusi y yo íbamos descubriendo otro tipo de mundo que es el de las tomas cada dos horas, despertares nocturnos, cansancio, el que le pasara, tendrá frío/ sueño/ hambre/ gases (siempre aciertas con algo) era lo principal, aunque todo ello aderezado por un subidón y una sensación de incredulidad al tener a Medusi en nuestro regazo… Una sensación increíble.
Lo positivo de ese primer mes es que Papamedusi y yo aprendimos juntos las primeras necesidades de nuestro retoño y a responder ante ellas, a desenvolvernos con él y saber (o al menos interpretarlo) que necesitaba en cada momento. Fue un acierto poder estar juntos ese primer mes.

A partir del primer mes, y una vez Papamedusi se incorporo a sus obligaciones laborales, Medusi y yo comenzamos esa segunda fase de conocernos y establecer unas normas de convivencia (básicamente las de: mamá, ¡estas a mis órdenes!) que consistían en: despertar, revolcón en la cama, fotos de saludo a papi y a la family, desayuno, mas fotos, paseo, tomas, fotos, cambios de pañal y… ups si ha llegado la hora de comer y no tengo nada preparado para mí!!

Menos mal que Abumedusi estaba muchos días acompañándonos  y cual ciclo de la vida, yo alimentaba a mi descendencia y ella hacía lo propio conmigo (y lo sigue haciendo)
Y así, entre paseos, fotos, tiendas (si, porque a Mamamedusi le gusta ir de tiendas y había que ir entrenando a Medusi para ello), se me pasaron los 5 meses mejor aprovechados de mi vida, 5 meses en los que pude estar cada mañana con mi pequeño, verle desperezarse, juguetear entre las sabanas, empezar a conocernos el uno al otro y establecer esa conexión madre e hijo.

Así que, mentiría si no digo que de la baja maternal guardo un gran recuerdo, ya que no sólo conecté con mi pequeño… conecte conmigo misma.

Y vosotras, ¿guardáis buen recuerdo de vuestra baja maternal?

Previous Post Next Post

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply batallitas de mama 06/11/2012 at 22:27

    Yo también tengo un gran recuerdo de mi baja, aunque no hice nada en especial, descansar, vaguear, estar con la abuela y con el peque, pero a veces lo echo de menos.

  • Reply monica lady pink 08/11/2012 at 22:51

    yo ya no me acuerdo de mi baja maternal…la verdad que entre el bautizo del peke con viaje incluido…el coñazo que me dio mi suegra que no me dejaba ni dormir…y la mala recuperacion que tuve del parto/cesarea (porque si…yo tuve un 2×1) pues muy buenos recuerdos, no tengo.
    en lo que respecta al peke….si que tengo buenos recuerdos….fue lo mejor y es lo mejor que me ha pasado…

  • Leave a Reply