Aparatejos y cachivaches

Parque: un clásico

Hoy os presento un cachivache que, en mi opinión, es un clásico básico: el parque

Muy útil cuando el peque empieza a tener fuerza, incorporarse, reptar y ya no es seguro dejarle un momentito en la cama cercado por dos almohadones, mientras tienes que ir un segundo a hacer algo. El parque te da la libertad y seguridad de poder hacer lo necesario en casa sin tener que llevarle a cuestas contigo y es fundamental si vuestra casa tiene varias plantas.

No nos engañemos, a ningún niño le gusta estar “enjaulado”, pero digamos que ha habido temporadas en las que Medusi le ha dado mucho uso.

Cuando decidimos que había llegado el momento de comprarlo, Medusi tenía aproximadamente 5 meses y medio y ya era capaz de voltearse él solo. Ha probado dos modelos, tenemos uno en casa y otro en casa de los AbuelosMedusi.

El primero, es el parque de toda la vida, y este lo hemos amortizado hasta que Medusi ha empezado a andar. Cuando empezó a utilizarlo, le vino muy bien porque seguidamente comenzó a incorporarse y como tiene unas anillas en los bordes, las utilizaba para ayudarse a poner en pie y se iba pasando de una anilla a otra a lo largo del parque, parecía un gimnasta!!

Este parque ya ha dejado de utilizarlo porque prefiere estar explorando los rincones de la casa de los abuelos.

El segundo modelo es el que tenemos en casa, y es el Parque Chicco Open Country. Yo lo había visto por internet y me había gustado, me llamó la atención la forma porque es cuadrado y cuando fuimos a verlo lo encontramos muy completo. Las dimensiones son 1 metro de ancho x  1 metro de largo, y se recoge muy bien.

Fue un antojo de estos de primerizos, lo vimos y nos gusto. Por suerte, lo compramos en un outlet, así que nos ahorramos unos eurillos y a día de hoy, lo seguimos amortizando. Lo bueno es que al ser tan amplio, le puedes meter con muchos juguetes y el tiene un poco mas de libertad de movimiento. También tiene muchos adornos, el suelo es similar a una mantita de actividades con texturas y relieves, y viene con un par de muñecajos de peluche para jugar. Ah! y la novedad, es que tiene una cremallera en el lateral por donde el peque puede entrar y salir si se desea, o si el niño quiere hacer escapismo, como nos sucedió un día que la cremallera no estaba bien cerrada… encontrártelo en medio del pasillo gateando como si nada, no tiene precio.

Cuando le pusimos allí por primera vez, el pobre no sabía qué hacer, se quedaba quietecito, pero pronto empezó a incorporarse y juguetear. Para mí hay un antes y un después desde que los peques empiezan a andar. A partir de que Medusi comenzó a dar sus pasitos él solo, ya no quería estar metido en el parque. Por ello desde que hizo el año, básicamente lo utilizamos por necesidad para hacer algo en casa y que él no este terremoteando por allí, o para cuando se echa la siesta.

  • Edad: desde 6 meses aproximadamente hasta que sea capaz de escapar de allí
  • Desembolso: Hay rango de precios variados, según si lo quieres sencillito o sofisticado (los hay incluso de madera)
  • Recomendable: 100% en nuestro caso, es un 3 en 1: para jugar, para darnos seguridad y para dormir. Por nuestra experiencia, es un cachivache que no puede faltar en el “ajuar” del bebé

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

14 Comments

  • Reply Jaio 06/09/2012 at 21:03

    Gracias por la información tan completa! Yo todavía no tengo y me planteo comprar uno, así que esta información me viene estupendamente. ¡Buenas noches!

    • Reply mamamedusi 07/09/2012 at 22:24

      Me alegro haberte sido útil!! tu siempre lo eres para mi en tu blog!!

  • Reply Marta 06/09/2012 at 22:24

    Pues… A mí no me ha funcionado con ninguna de las dos. A Dani, se lo regaló de prenatal la madrina. Y no lo ha usado más que una vez. Se ponía a llorar, y no quería. Además como comenzó a caminar muy pronto, quería libertad para hacer de todo por la casa.
    Y con la peque, tres cuartos de lo mismo, así que para mí, ha sido una inutilidad, y mira que tiene una colchoneta estupenda para poder dormir, pero nada. Cogiendo polvo en el armario está. Y menos mal, porque antes, cuando lo tenía abierto en el salón, me lo llenaban de juguetes… Parecía un baúl, pero a lo grande 😉

    • Reply mamamedusi 07/09/2012 at 22:26

      jeje, es que como siempre he dicho, cada peque es un mundo, y ya desde bien chiquitines tienen sus preferencias y prioridades. La verdad que lo que si es una pena es comprarlo y luego no amortizarlo… al menos lo pudiste usar para los juguetes 🙂

  • Reply Y entonces llegó el caos 07/09/2012 at 12:46

    Nosotros también le hemos dado bastante uso con los dos canijos. Sobre todo con el pequeño. Le gusta mucho estar dentro y dar saltitos agarrado a las anillas que trae.
    También le metemos mil juguetes y se entretiene tirándolos todos al suelo…
    Besillos

    • Reply mamamedusi 07/09/2012 at 22:27

      jeje, si Medusi hizo muchísimo ejercicio con las anillas, lo que se movía el tío allí!
      Nos hacía gracia, porque íbamos viendo como crecía a medida que le iba sobresaliendo la cabeza por el parque 🙂
      Para nosotros, ha sido muy útil hasta día de hoy que seguimos amortizandolo!

  • Reply batallitas de mama 07/09/2012 at 13:34

    Nosotros no tenemos parque, heredamos la mayoría de las cosas y tampoco nos llamo la atención comprarlo, alguna vez usamos la cuna como parque, que más que una cuna parece un barco, porque es enorme (también prestada), pero el segundo modelo me ha encantado, quizás si lo hubiera visto habría picado. Un beso

    • Reply mamamedusi 07/09/2012 at 22:28

      Si, es que hacen unos cachivaches tan chulos que es difícil resistirse!!
      Tengo amigas que han utilizado la cuna de viaje como parque, también es una buena opción porque como dices, son muy amplias.
      Un abrazo!

  • Reply María Paradela (@mariapagar) 07/09/2012 at 16:09

    A mí me ha pasado como a Marta. El Pq no ha querido jamás estar en el parque.

    Eso sí, yo sí que le di uso… ¡Era el cesto de los juguetes del salón! Jajajaja

    • Reply mamamedusi 07/09/2012 at 22:30

      jejeje al menos le sacaste utilidad! como le he respondido a Marta, cada peque es un mundo, no puedes establecer un patrón porque llega tu peque y te sorprende con algo…
      Bueno, quién sabe, a lo mejor el próximo cuando venga, si que lo amortiza 😀

  • Reply una bichillo en casa 08/09/2012 at 02:37

    Yo lo que tengo es un parque-cuna, que es muy parecido a la segunda opción, por no decir idéntico, lo que pasa es que no venia con lo de la mantita de juegos, así que se la puse yo (pa que no se diga, jejeje), además también lo utilizamos como cuna de viaje.

    BESOS BICHEJOS CONSUEGRI!!!!

    • Reply mamamedusi 08/09/2012 at 22:13

      La tuya también es otra opción que barajamos, pero al final decidimos comprar el parque, y la cuna de viaje la tenemos pero solo para cuando salimos fuera 🙂
      Muy buena idea lo de poner a la cuna la manta de actividades, seguro que la bichillo se lo pasa genial allí
      Besillos consuegri 🙂

  • Reply Ser Educadora (BR) 10/09/2012 at 21:09

    Vaya!!! Yo soy anti-parques total!
    En unas charlas que di sobre estimulación les aconsejé mejor una manta de juegos en el suelo, o una manta normal, por eso de que puedan desplazarse por el suelo libremente y así favorecer su desarrollo motor (como el arrastre y el gateo) aunque entiendo perfectamente que para vuestra tranquilidad el parque es mas comodo!

    • Reply mamamedusi 10/09/2012 at 21:54

      Si! la verdad es que yo también he utilizado mantas de actividades, hablé de ellas en mi anterior post de cachivaches, pero con Medusi necesitaba algo que le retuviera porque es muy intrépido y no le tiene miedo a nada, y gateó muy pronto, así que se me escapaba de las mantas!!

    Leave a Reply