Monthly Archives

Octubre 2012

Consejos y experiencias

Evolución mochilera

Mochila, mochila… jeje, no, no voy a seguir con la cancioncilla de nuestra amiga Dora la Exploradora, que luego no hay quien se la quite de la cabeza, aunque en esta historia si voy a hablar de nuestra mochila.

Me doy cuenta de que he evolucionado, al menos, en lo que respecta a una parte de madre neurótica… o no, quién sabe… El caso es que he conseguido que la bolsa del peque no pese más de 7 kilos!!

Sí, me ha costado unos 18 meses, pero ahora os voy a confesar una cosa… hay días que incluso salgo sin nada, solo un mísero biberón y una bolsita de toallitas… que aventurera!!

La verdad es que yo soy una chica muy organizada y previsora, y eso de salir con el peque y necesitar algo y no tenerlo… me pone muy nerviosa, así que en la “bolsita” por llamarla de alguna manera, porque ya era casi una maleta de viaje, cada vez que salíamos no podía faltar lo indispensable (pañales, cambiador, toallitas, ropa de cambio), y lo del “por si acaso” (gasas, cortauñas, cremitas varias, cepillo de pelo…) si, podría extenderme a unas miles de cosas que llevo para el “por si acaso” y que apenas hemos tenido que usar, pero ahí estaban oye.

¿Es cosa de mamá primeriza, de mujer neurótica, de ambas cosas a la vez? Quién sabe, pero bueno, lo importante es que he dado un paso más, básicamente un poco obligada porque con el Bugaboo, no teníamos problema pero ahora con la silla de paseo que es más ligera, la bolsa pesaba más que el carro mismo, y cada vez que sacaba al peque se me iba la silla para atrás cual catapulta (menos mal que Medusi estando dentro contrarrestaba el peso).

El caso es que, hemos conseguido reducir considerablemente el peso y volumen de la bolsa, al menos para las salidas rápidas, y eso ya es un logro.

Nosotros compramos esta bolsa, que es más grande incluso que las normales, y la verdad que estamos muy contentos con ella:

Imagen vía bababebe http://www.bababebe.com/products/skiphop-bolso-duo-blossom-flor

Mamis, papis, ¿qué consideráis imprescindible llevar, además de toallitas, pañales y cambiador, en vuestra bolsa de paseo?

A ver si me estoy olvidando de algo!!

150 palabras

Batalla perdida (bacalao, chimpancé, bolas chinas)

                                                                                      Source: indulgy.com via Joseline Brian on Pinterest

 

Marina estaba cocinando, bacalao con tomate. Mientras, sus dos hijos estaban poniendo la mesa para prepararse a comer. Cuando sirvió los platos, los niños retorcieron el morro

Este plato no nos gusta mamá, queremos comer otra cosa

Y ¿qué queréis comer?

Queremos comer un plátano, como ese chimpancé de la tele

¿Un plátano? Eso sólo no podéis comer.

Pero mamá, ellos solo comen plátanos y mira que grandes se ponen, no necesitan nada mas, nosotros hemos estudiado en el cole que descendemos de los monos.

Ah, entonces ¿queréis hacer todo como hacen los chimpancé?

Si, mami eso queremos

Vale, pues luego os vais a ir al parque en “bolas”, igual que ellos que van sin ropa.

¿Y si el mono es chino va en bolas chinas mamá?

La mamá les miró fijamente, y ellos comenzaron a comerse el bacalao sin rechistar. Una vez más, mama les había ganado la batalla.


150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.


 

1. monica Lady pink



Aparatejos y cachivaches

Sus primeros aparatejos

Hoy os voy a hablar de dos juguetitos a los que tengo especial cariño, porque fueron de los primeros regalos que recibió Medusi.

Imágen vía: http://www.vtech.es

El primero, se llama La llave mágica, y se trata de una llave grande que tiene tres botoncitos, que al pulsarlos devuelven diferentes melodías y al volver al pulsar enseña los colores y sonidos de diferentes vehículos.

Recuerdo que cuando se lo regalaron acababa de nacer y no reparaba en el, pero yo se lo dejaba en el cambiador. A medida que pasaban los meses se iba percatando de que estaba ahí, y le iba pulsando para que sonaran las melodías. Llegó un momento en que cada vez que le cambiaba, lo miraba y me pedía que le pulsara algún botón.

Reconozco que me ponía un poco nerviosa, porque tiene un sensor de movimiento, y al moverlo se activan las voces… está muy bien para llamar la atención del peque, pero te mete unos sustos tremendos.

Imágen vía: http://www.vtech.es

El segundo, se llama Primeras canciones, y también fue un regalo de nacimiento. Es un juguete en formato libro que tiene diferentes canciones populares (por ejemplo, “Debajo de un botón”, que se convirtió en una de las primeras canciones con las que se dormía) e igualmente al principio no le hacía mucho caso, pero según iba creciendo se iba dando cuenta de las características del libro ya que además de canciones, es interactivo y con elementos móviles para girar, rotar, deslizar…

Ambos, han pasado por la fase de “no sé ni lo que es” para Medusi, para llegar a la fase de “ohhhh como mola” y ahora ya están un poco en la fase “hay otros juguetes que molan mas”, aunque de vez en cuando los coge y sigue jugando con ellos.

Como he comentado, yo les tengo un cariño especial ya que fueron sus primeros regalos.

Edad: A partir de 3 meses (La llave mágica) y a partir de 6 meses (Primeras canciones)

Desembolso: Asequibles

Recomendado: Creo que son regalos que gustan a los peques, así que en mi opinión entran dentro de los juguetes que merece la pena tener o regalar a un recién nacido.

El rincón de Medusi

Pedorreta a los virus

Hola chicos, desde “el rincón de Medusi”, tengo que anunciar que me ha costado 18 meses pero finalmente y sin más remedio… he terminado entrando en el club de los virus

                                                                                 Source: google.com via Gise on Pinterest

 

Este es mi primer año de guardería, y aunque la adaptación, no es por ser modesto, se me dio bastante bien, ha habido otro aspecto que no he podido controlar, y es el tema de los virus.

Al principio, ponerme malo me pareció una ventaja, así no tenía que ir a la guarde, y me quedaba en casa con mis abuelos-medusi, pero cuando pasó mi primera racha de virus, me curé y llegó la segunda… ya no me pareció tan divertido, y eso que también tuve la ventaja de quedarme con mis otros abuelos-medusis, pero mi cuerpo ya empezaba a flaquear, de tanto vomitar y  ensuciar pañales. Además estoy un poco cansado de los anti térmicos, el suero nasal, los probióticos y tanta parafernalia.

Me gusta pasar tiempo con mis abuelos, pero no me gusta estar malito, porque aunque aun estando flojeras soy muy activo, y no me gusta ver a mis papis con esa cara de preocupación, ni despertarme por las noches angustiado.

Así que virus del mundo, no soy solo el único que os odia, y voy a hacer pandilla con el resto de afectados por vosotros y os vamos a dar para el pelo, que nos tenéis a los peques del 2.0 bastante perjudicados, si no que se lo digan a la HNSN, a la bichillo, a la pequeña Lola o a la inquilina, que recientemente han pasado por las garras de esos virus desalmados.

A todos estos peques, a los que ya los han vencido y a los que estén en el proceso de vencerlos, mucho ánimo chicos, podemos con ellos, y a las mamás y papás decirles que aunque son días duros, se nos pasa rápido y luego volvemos a recuperar todo lo perdido.

150 palabras

Recolectando el Otoño

                                                                       Source: wallbase.cc via Pablo Ahumada on Pinterest

 

Inés y Pablo jugaban a ver quien escondía su mayor tesoro en un bote. Cada uno iba buscando por el parque algo único, original.

Al llegar la noche, bajo la luna, y junto a su mamá descubrieron los tesoros que habían guardado.

¿Qué has cogido tu Inés? – pregunto la mamá

Yo he cogido un poco de lluvia

Eso no puede ser – dijo Pedrito

Si, en un gran charco que se formó ayer cuando hubo esa tormenta tan grande, he cogido un poquito de agua así que lo que tengo es lluvia

Y tú ¿qué tesoro has cogido Pablo?

Yo… yo he cogido el otoño

¿Cómo que el otoño? Eso no se puede coger – dijo Inés

Claro que sí, y abrió su bote y estaba repleto de hojas secas

¿Quién ha ganado mamá?

Ambos habéis recogido cosas alucinantes, así que tendréis de premio vuestro postre preferido: dos brownies de chocolate


150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.


 

1. ¡Mamá qué sabe! 2. DiarioDeAlgoEspecial

 

(Submissions close in 1d 2h 42m)
Link tool by inlinkz.com


El rincón de Medusi

La boda de mi Tíamedusi

Hoy me toca postear a mí, que mi madre últimamente me está acaparando el blog!

Hace unas semanas, asistí a la fiesta más alucinante a la que había ido nunca!

El día 29 de septiembre, se casó tíamedusi. El día de antes, se quedó a dormir en mi casa, y aunque había algo de nervios en el ambiente, a mi me hizo mucha ilusión.

A la mañana siguiente, la casa se llenó de gente en un abrir y cerrar de ojos: había unas personas peinando y maquillando a mi tía, a mi abuela, que también vino prontito para comenzar esta aventura, y a mi mamá. Yo tras estar un ratito abrazadito a mi papi en la cama, me desperté y me puse a curiosear por allí. Poco después, llegaron unos señores con unas cámaras de fotos y aquello fue una revolución.

A mí me vistieron y aunque les costó ponerme eso que ellos llamaban “pajarita”, Papámedusi lo consiguió, pero es que me querían atar una cosa al cuello!! Finalmente, consiguieron que me lo pusiera, y una vez vestido yo solo quería estar en brazos de mi tía, estaba tan guapaaaa, parecía una princesa.

Luego de repente, todos nos marchamos de allí, y nos fuimos a un lugar muy bonito y lleno de gente. Todo el mundo esperaba que llegara mi tía. Teníamos que permanecer sentados, mientras ella entraba en la sala y se sentaba en los primeros asientos, y aunque yo me quería acercar a ella a toda costa, y la llamé en más de una ocasión, no me dejaron hasta que terminó lo que ellos llamaron la “ceremonia”.

Mi tía y mi tío iban muy guapos, todo el mundo les daba besos y les felicitaba. Tras un ratito en el que comimos, y que a mí me pareció una comida demasiado larga, primero en el jardín y luego en el salón, me dio tiempo a echar una buena cabezada, e hice bien, porque recargué las pilas para lo que se avecinaba.

Cuando terminaron de comer, mi tía y mi tío salieron a la pista de baile, y tras dar unos pasitos de baile tranquilitos, comenzó a sonar la música que a mí me gusta, mas movida, alegre y divertida. No tengo que decir que me marqué unos bailes con toda la familia y amigos, allí conocí a familiares que aun no había visto en mis 19 meses de vida y todos me parecieron majísimos.

Para lo pequeño que era, nadie me atropelló en la pista, y eso que yo me movía a mis anchas de un extremo a otro. Tuvimos hasta nuestro momento baile con abuelo y tíamedusi, en donde nos lucimos los tres, aunque mi abuelo destacó más que ninguno.

Como no podía ser de otra manera, me encontré en el grupo final que cerró la fiesta, y aunque luego me costó un muchito poquito dormir, me acosté muy emocionado del día que había pasado y esperando a volver a asistir a una fiesta igual de divertida.

Este post se lo dedico a mis tíosmedusi, para desearles la mayor de las felicidades y que sepan que su sobri lo pasó genial el día de su boda.

 Así de elegante me vistieron para la boda

Aparatejos y cachivaches

Cachivaches deseados

En este post de la sección aparatejos y cachivaches, Marta de Diario de algo especial, en un comentario preguntaba si habíamos tenido algún aparatejo o cachivache deseado y al final no comprado.

En mi caso, y aunque parezca mentira con todos los que tenemos, me quedé con las ganas de tener este muñeco, que por edad creo que actualmente ya no entra dentro del rango de Medusi.

El muñeco en cuestión, es este:

Imagen vía: http://www.imaginarium.es

Se llama “Actidrago”, es un muñeco de actividades para edades entre 0 y 12 meses para los primeros estímulos del bebé. Tiene sonidos y texturas.

Siempre que pasaba por una tienda Imaginarium lo miraba con deseo y nunca me decidía, también un poco por el precio, no es que fuera demasiado caro (24,95€), pero si me lo parecía para ser un “capricho”.

Ahora cada vez que lo veo, lo sigo añorando, me parece tan adorable!!

Y vosotros, papis, mamis, ¿conocéis este muñequin?

Y para contestar a la pregunta que nos hacía Marta:

¿Que aparatejo (juguete o peluche) os quedasteis con ganas de tener?

150 palabras

Lo más soñado (mar, pensamiento, reloj)

La hamaca de esa gran familia, todos los veranos contemplaba el mar en calma. Día tras día, veía pasar las horas del reloj, y se acordaba de todo lo que había visto durante esos años.

                                                                                               Source: vincon.com via Anna on Pinterest

 

Su pensamiento iba encaminado a un sueño: el poder ser, sólo por un día, como esos humanos, que nadaban y se divertían en el ancho mar todos los veranos.

Soñaba en que un día podría echar a andar, y mojar sus patitas en la orilla de la playa, disfrutar con los niños de un estupendo día de juegos y diversión y nadar en esas aguas tan azules, cristalinas y divertidas, así como sentir a los pequeños pececillos nadando a su alrededor.

Mientras, feliz se conformaba con observar la cara de sus dueños cuando iniciaban sus vacaciones y, con una sonrisa de oreja a oreja, la llevaban rumbo a la playa. Ella se sentía muy satisfecha.


150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

1. Diario de Algo Especial 4. Babbupi’s Mumm
2. Mamá es bloguera 5. Cuando llegó Lucas
3. Labrando un Hogar -Andreina-
(Submissions close in 23h 56m)
Link tool by inlinkz.com



Aparatejos y cachivaches

Aparatejos para hacer ejercicio

Cuando Medusi cumplió un año, sus tíos paternos le regalaron este aparatejo llamado “bota bota la Tortuga” de una de mis marcas preferidas, que es Vtech.

Aunque era un poco pronto para que pudiera utilizarlo, ya que es a partir de 18 meses, a Medusi le llamó la atención, primero porque tiene dos modos: musical o didáctico  y cada uno de ellos con canciones que a Medusi ya le sonaban, bien porque las escuchaba en casa o porque eran similares a las de otros juguetes que tenía.

Realmente, le empezó a sacar partido alrededor de los 15 meses, cuando ya las piernas le llegaban lo suficiente para impulsarse y botar sobre ella.

Es un aparatejo que, aunque no es de los imprescindibles, para un peque tan activo como el que tenemos no nos viene mal, ya que lo tenemos por el salón y cuando le apetece moverse y hacer un poco el loco, se sube encima y hace un poco de ejercicio!

Edad: Desde 18 a 36 meses

Desembolso: Superior a 50 €

Recomendado: No como algo imprescindible, pero si en caso de que tengáis espacio y os quieran regalar algo, es una opción.

 

Divagaciones maternales

Cumplemeses

Si, lo reconozco, estaba enganchada a los cumplemeses…

¿Qué es eso de los cumplemeses?

Pues es algo que empiezas a celebrar cuando eres mamá, principalmente el primer año de vida de tu bebé, o mejor dicho, los primeros 12 meses.

Pasas de tu vida en años, a calcular en semanas con el embarazo e inmediatamente después, y una vez que nace el peque comienza la cuenta de los meses.

Cada mes que pasaba desde que nació Medusi nos hacía mucha ilusión, y teníamos un detallito con él, cualquier tontería. Los primeros doce meses son muy especiales, al menos en mi opinión. Para su nacimiento, uno de los regalos que recibimos fue un marco con 12 minimarcos para ir poniendo la fotografía de cada uno de los 12 primeros meses de su vida. Hicimos ese ejercicio durante su primer año, y ahora tenemos un bonito marco en su habitación donde vemos como evolucionó desde el momento en que llegó a nuestras vidas.

En esos doce cumplemeses, hemos vivido el paso del capazo al modo silla, y posteriormente a la silla de paseo más ligera, parques, tronas, correpasillos, un montón de aparatejos y cachivaches hasta que finalmente, y en nuestro caso prácticamente coincidiendo con su 12 cumplemes, el momento de echar a andar.

Uno de los momentos que recuerdo con mayor cariño fue el día que Medusi se descubrió los deditos de sus pies, allá por el tercer mes… contemplar como los movía y reparaba en ellos fue alucinante.

Ahora añoro los cumplemeses, porque ya superado el año, aunque podemos seguir hablando de 13, 14… el cumplemes ha perdido un poco su sentido, y al menos en nuestro caso hacemos las cuentas con el año por delante, y aunque es verdad, que los peques siguen evolucionando y aprendiendo muchísimas cosas nuevas, creo que los 12 primeros meses están repletos de cambios y descubrimientos, y también es el periodo que pasamos los padres primerizos con mas emociones, alegrías y nuestros primeros miedos.

Y siguiendo con la cuenta en meses, ya hemos pasado los 15 (meses), los 18… y ahora vamos a por los 24!!

¿Qué momentos recordáis con especial cariño del primer año de vuestro bebé?

                                                                        Source: teahouseartstudio.com via Barbara on Pinterest