Daily Archives

29/11/2012

7 días 7 sonrisas

7 días, 7 sonrisas: Tercera semana de Noviembre, el tiempo vuela

Esta semana con mucho mucho retraso, pero allá voy con mis sonrisas. Se me ha hecho duro el tema de recopilarlas, porque fue muy intensa, pero creo que he logrado terminar la composición:

Viernes 16: Escuchar a Medusi: “aa aaa aaaa chusss” y acto seguido “esus” (Jesús), y así varias veces más. Cuando le escuché la primera vez no me lo creía, pero si, estaba diciendo Jesús después del estornudo… lo gracioso es que al menos, conscientemente no se lo hemos enseñado nosotros. ¡Estos niños son esponjas!

Sábado: Resulta que vía whastAap recibo una foto de un vestido que tengo y que mi hermana casualmente se ha comprado igualito que el mío! Siempre nos hace mucha gracia eso, tenemos conexión hasta para vestirnos, no es la primera ni será la última que nos compramos la misma ropa/ complemento sin saberlo. Me hace sonreír, y me gusta.

 Domingo: Salimos a dar un paseo y a hacer algunas compras a un centro comercial que nos gusta mucho, además de que me tomé una merendola en Starbucks, hubo un momento que nos partimos de risa, porque Medusi iba comiendo un chupachups y no sabemos cómo, una de las veces que le miramos lo tenía pegado en el pelo e iba zarandeándolo por el camino, ¡jajaja! Después de despegárselo de inmediato, temiendo que tuviéramos que recurrir al tijeretazo, no podíamos parar de reír.

Lunes: Llegar papamedusi a casa, empezar a contarle tal cacatúa mi día con pelos y señales, y él atendiéndome y manteniendo la conversación, y una hora después darme cuenta de mientras yo estaba de chachara, el pobre estaba intentando ver el partido de su equipo de fútbol que lo estaban televisando… nos reímos de la empanada tan grande que tengo los lunes.

Martes: Me hizo mucha gracia que en la hora del bibe de la noche de Medusi, lo calentamos juntos en el microondas y en el momento de dárselo él lo volcó sobre el dorso de la mano para comprobar si estaba caliente, me partía de risa.

Miércoles: Este día me cuesta mucho sacarle una sonrisa, porque laboralmente fue estresante, y a la vuelta del trabajo tuvimos nuestro primer incidente con visita a urgencias de Medusi. Mis pobres padres se llevaron un gran susto y tuvieron que llevarle corriendo porque se hizo herida en la barbilla y la sangre es muy escandalosa. Después ya en casa, sonreí al pensar que podría haber sido peor, aunque para nosotros en ese momento, fue de lo más preocupante.

Jueves: Me hacía gracia pensar que Medusi iba a salir en las fotos de la guardería con su herída de guerra. Vamos a tener un recuerdo para siempre de su “primer tropezón”

Hasta la semana que viene 🙂


Si quieres contarnos qué te ha hecho sonreír, puedes hacerlo en los comentarios o en tu blog y enlazarlo aquí debajo. ¡¡Llenemos el mundo de sonrisas!!

Esta iniciativa es de María, del blog Mamá y runner