150 palabras

Imaginemos… (piedras, flores, palo)

Siesta 150palabras

 Imagen: Pinterest

Hoy tocaba pasar el día en el campo. La pandilla de amigos, caminaba por un camino de piedras e iban comentando indignados la idea de sus padres. Pretendían que pasaran todo el día sin juguetes… que injustos, de esa manera no tendrían con que jugar.

–          ¿Cómo que no? Dijo el papá de uno de ellos. Es tan sencillo como dejar volar la imaginación.

–          Por ejemplo, mirad (señalando un palo del suelo), ¿no lo veis?

–          El que papá, ¿un palo?

–          Yo no veo un palo, veo una varita mágica. ¿Y qué es eso de ahí? (señalando un arbusto lleno de flores)

–          Espera, espera, déjame a mí, dijo uno de los niños…

Y así, sin darse cuenta, se pasaron horas y horas hasta que uno de los papás dijo:

–          Vamos chicos, es hora de irse a casa

–          ¿Ya? No papá, ¡déjanos jugar un poquito más!

Previous Post Next Post

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply terenya 15/09/2013 at 21:38

    muy bueno!! a veces es cuestión de darles un empujoncito y ya está!!

  • Reply El rincón de Mixka 15/09/2013 at 22:14

    Pues claro!!

    Si la culpa muchas veces es nuestra que les compramos demasiado y no dejamos que den rienda suelta a esa imaginación que nosotros mismos hacemos que se “duerma”. La falta de recursos agudiza el ingenio!!

    Divertida tarde!

    Un besazo!

  • Reply Llamemosla Hache 15/09/2013 at 22:24

    Bonita tarde en el campo dejando volar la imaginación.

  • Reply anya 16/09/2013 at 00:37

    ja ja, si es que se pueden divertir con las cosas más simples

  • Reply Michele 16/09/2013 at 11:27

    Que bello jeje entrañable relato familiar 🙂

  • Reply Maria Yebenes 16/09/2013 at 12:29

    Un juego del Veo-veo al q sumar la imaginacion… Muy buen texto y mensaje.
    Feliz semana

  • Reply Marta 16/09/2013 at 13:05

    La imaginación es el mejor juguete que hay, y deberíamos saber cultivarlo y mantenerlo durante años. Me ha encantado, ha sido como reencontrarse con mi otro yo, el juvenil!

  • Leave a Reply