Monthly Archives

enero 2014

Aparatejos y cachivaches

Mis cinco artículos preferidos de puericultura

Hola a todos!

Si, se que llevo un ritmo de publicación lamentable, sorry… ¡no se como estirar el tiempo para todo! Pero bueno, estaba dando una vuelta por twitter y veo varias entradas sobre imprescindibles en puericultura, y llego a este post de Mamis y bebés, y pienso… ¡tengo que hacer mi aportación! Ya que tanto he hablado de mis aparatejos y cachivaches, como no voy a contar mis imprescindibles para esas mamis que ahora están dandole vueltas a lo que comprar y a lo que no.

Muy rápido, aunque podría poner algunos mas:

1.- Columpio

Nos lo regalaron al mes de nacer medusi, y fue nuestro talismán para poder hacer algo de vida conyugal, y no, mal pensados, no me refiero a momentos nocturnos, me refiero a poder estar los dos con las manos libres, cenando a la vez por ejemplo. Medusi estaba encantado con su columpio, y se quedaba dormido plácidamente o hipnotizado viendo las luces y el movimiento.

Columpio

2.- Bugaboo

En esto coincido con muchas de las publicaciones, evidentemente el coche de paseo es fundamental, y concretamente a nosotros con este modelo nos ha ido bastante bien. El de la foto, es igualito que el que compramos.

bugaboo

3.- Parque o centro de actividades

En nuestro caso la hamaca fue un fracaso total, versus columpio no tuvo nada que hacer, pero viviendo en una casa de varias plantas necesitábamos algo que tuviera “controlado” al enano. El parque y un centro de actividades que heredamos fue nuestro mejor aliado.

parque

4.- Mochila

Para llevar las tropecientalmilquinientas cosas que llevamos las mamis primerizas, y que luego afortunadamente se van reduciendo. La nuestra fue esta, y estábamos encantada con ella, diseño moderno, mucha capacidad y muchos bolsillos 🙂

Bolsa bababebe

5. Minicuna

La nuestra, además tenía opción de ponerla en modo balancín, así que cuando Medusi necesitaba que le durmieran, podíamos mecerle en la propia cuna. Ademas era una chulada, comparto adquisición con Golosi 🙂

minicuna 2

 

Y ahora, os digo las 5 cosas que para mi por experiencia han sido mas inútiles:

1.- Hamaca: la nuestra era muy moderna, tenía hasta para conectar un MP3 pero a medusi le gustaban las emociones fuertes, eso de estar quitecito en un sitio sin moverse… no iba con él.

2.- Termómetro para la temperatura del agua: el que compramos enseguida se estropeo, y recurrimos al codo que creo que es el método mas fiable.

3.- Calientabiberones: Nos dejaron uno, pero creo que solo le usamos una vez. No tardábamos nada en calentarlo en el micro.

4.-Plástico para la lluvia del Bugaboo: Creo que lo utilizamos un par de veces, pero con el rollo que era ponerlo y quitarlo, se pasó mas tiempo en la cesta de abajo que puesto.

5.- Mochila portabebés: En nuestro caso, compramos una que ahora he descubierto que no era ergonómica, y nos prestaron un par de ellas, pero como ya he comentado, medusi no es amigo para nada de ir atado/ quieto/ sujeto, así que no le gustaba nada cuando le poníamos en ella. Ahora, que me lo apunto como asignatura pendiente, para cuando venga un hermanito para medusi, quiero ponerme al día con el tema porteo porque además creo que teniendo ya dos, voy a necesitar manos libres.

Venga, contadme, ¿coincidimos en muchas cosas?

Un abrazo!

Consejos y experiencias

Dudas de primerizos: ¿Cómo lavar la ropita del bebé?

Como algun@s ya sabéis y si no, lo hago oficial ahora, tía y tío medusi, han decidido dar un primito a medusi o como medusi le ha bautizado un “primoto”.

Me encanta vivir la experiencia del embarazo de mi hermana, mi compañera de juegos, mi amiga del alma y dentro de unos meses mamá. Ahora que ya esta en la mitad del embarazo y saben el sexo del bebé, es cuando comienzan a preparar lo necesario para la llegada. Estan en ese punto en que han pasado los primeros temores, y puedes disfrutar plenamente del estado en que te encuentras, el maravilloso segundo trimestre (si tienes suerte de tener un buen embarazo por supuesto) y toca informarse y decidir sobre un montón de cosas que vives por primera vez.

Comienzan las dudas y consultas, y cada vez que recibo un mail suyo preguntándome algo, me hace mucha ilusión poderle dar mi opinión y contarle mi experiencia, pero había pensado que puedo ayudarla mucho mas si publico de vez en cuando alguna entrada con alguna de sus dudas y me dais vuestra opinión, porque creo que (ya lo he comentado en alguno de mis primeros post) esta muy bien informarse vía webs, revistas, libros, etc, pero para mí la opinión de la experiencia de una madre/padre tiene un gran valor.

Una de las cuestiones que me ha planteado recientemente, es en relación con el tema del lavado  de la ropita de bebé:

¿Como tengo que lavarla, hay que tener alguna precaución en cuanto al jabón y el suavizante?

Lavar ropita bebé

Imagen: Pinterest

En mi caso, que soy muy algo neurótica con el tema de la limpieza y tras leer que lo recomendable era utilizar un jabón neutro y suave para la ropa del bebé, hice acopio del jabón que mas tierno y limpio me parecía y fue el que utilicé durante bastantes meses, hasta que fui perdiendo el miedo a que mi bebé se infectara con cualquier microbio y pasé de la fase de chupete en el suelo -> a hervirlo urgentemente a -> lo soplo un poco y ya está (si, me costó algún tiempo pero lo superé).

Hasta entonces tuve bastante cuidado a la hora de lavar la ropa, haciéndolo por separado de la nuestra y sin utilizar suavizante. En nuestro caso no nos vino mal porque luego nos dimos cuenta que medusi tiene piel atópica, así que el uso de jabones suaves era lo que mas nos convenía.

Otra cosa que leí durante mi embarazo era que también convenía planchar la ropa ya que la alta temperatura haría que la ropa se “esterilizara” mas, pero ya dudo del  rigor científico de ese consejo…

¿Cual es vuestra experiencia con el lavado de la ropa del bebé? ¿Que leyendas y verdades existen? Gracias a todos!

Aparatejos y cachivaches

APARATEJOS Y CACHIVACHES: SACOS DE DORMIR

¡Hola a todos!

Después de un mesecito bastante flojo en cuanto a publicaciones, retomo esta sección para hablar de esas cositas que, al menos en mi caso, me han servido para darme mucha tranquilidad a la hora de acostar a medusi.

Como ya sabéis, tengo un peque bastante inquieto, y como no podía ser menos, también lo es a la hora de dormir. Los primeros meses, la cosa fue bien porque le tenía pegado a mi cama en la minicuna, y en los meses de frío le tenía muy a mano para arroparle cuando veía que se había destapado. Pero la cosa cambió cuando le pasamos a su habitación, y llegaron los días de frío. Sabía que era dormirse y a la primera de cambio, estaba completamente desarropado, porque entre otras cosas tenía la habilidad de dormir encima de la colcha, no se como se las apañaba pero siempre que entraba a verle, estaba completamente al revés de como le había dejado y sobre todas las mantas. Eso lógicamente, hacía que me preocupara y que me pasara media noche levantándome para arroparle y cruzando los dedos para que no se constipara.

Entre muchas de las cosas que medusi heredó de su prima, teníamos un saco que aun no habíamos utilizado. Tenía muchas dudas de si medusi iba a estar cómodo con el, porque no le veía ahí “metido” toda la noche sin que se quejara, y pensaba que iba a impedirle moverse bien y no iba a funcionar. He aquí una de las cosas de las que me llevé una grata sorpresa: desde la primera noche que se lo pusimos, lo aceptó sin problemas y como el saco es amplio, podía moverse a sus anchas en la cuna: andar, gatear, etc.

Desde ese momento, el saco que convirtió en un imprescindible para nosotros, dándonos toda la tranquilidad que necesitábamos sabiendo que dormía calentito y no había problema en que se destapara.

El de la imagen es exactamente igual a uno de los que teníamos. Como referencias a futuras mamás (tengo muchas en mi entorno personal este año!) deciros que estos sacos los podéis encontrar en muchas tiendas, desde grandes almacenes como El Corte Inglés a tiendas de moda tipo H&M, Primark y a precios variados.

Además, los hay de diferentes niveles térmicos, nosotros teníamos uno para la primavera- otoño, que no era muy abrigado, y otros para el invierno más duro.

saco de dormir II

Imagen: Pinterest

Pero nada es eterno… y llegó la hora de pasarle a la “cama de mayores” y quitarle el pañal, y en ese momento, nos volvimos a encontrar con un nuevo inconveniente: si le acostábamos sin el saco, igualmente seguía destapándose y durmiendo fuera de la cama, sobre la colcha, y si le acostábamos con el saco y se levantaba de la cama o quería hacer pipí, podría tropezar y caerse, y no tenía facilidad para quitárselo, por lo cual la opción de nuestro saco querido no era viable…

Un día en twitter, vi una publicación en la que hablaban de estos sacos. Me llamó la atención y pensé que era justo lo que necesitábamos, ya que llevábamos más de un mes acostando a medusi con dos pijamas uno encima de otro para que no se enfriara.  Enseguida que me interesé por ellos, se pusieron en contacto conmigo para comentarme sobre sus modelos y las opciones que tenía, y me decidí a comprar uno para probar, junto unos patucos para los pies para evitar los calcetines. Lo encargue y en un par de días ya lo teníamos en casa.

La principal ventaja que veo que tienen estos sacos, además de que están muy bien rematados, son originales y calentitos, es que el peque puede andar porque tienen piernas. Y además me encanta que sea una empresa familiar y se nota que le ponen mucho cariño en los productos que venden.

En resumen, tanto para los primeros como para los segundos:

  • Edad: Desde nacimiento hasta que os encontréis con el inconveniente de que ya andan, para el caso de los primeros sacos, y para los sacos con piernas hasta los 5 años o 110 cm.
  • Desembolso: He encontrado sacos en un rango de precios muy amplio: los hay baratos desde 18 € y mas caros hasta 90 € aproximadamente, ya dependerá de si los queréis mejor acabados, una marca concreta, etc.
  • Recomendado: En mi caso 100%, para mi ha sido una solución a nuestras necesidades de que durmiera calentito, tanto en los primeros meses como ahora que ya va camino de los 3 años.

Y vosotros, ¿qué experiencia tenéis con los sacos de dormir? ¿Los habéis usado o no han sido necesarios?

Hasta la próxima!