Divagaciones maternales

¿Manías o edades?

Buenos días a todos!

Después de un tiempo de descanso, vuelvo con mis divagaciones maternales.

Llevamos meses observando que Medusi no tolera muy bien los “cambios”, y con esto no me refiero a grandes cambios en su vida cotidiana sino a pequeñeces.
Me atrevería a decir que se adapta mejor a cambios mas significativos que a estos pequeños cambios.

Por ejemplo, nos ha costó una semana que se pusiera unas zapatillas nuevas de andar por casa, quería las que tenía rotas. Otra semana ponerle el saco de dormir nuevo, sin montarnos un drama por ello. El otro día le ofrecí bañarse en el baño de papamedusi y mío, y aunque a priori dijo que si, cuando llegó el momento se negó reclamando su bañera, días después lo volví a intentar y nada, no hubo manera.

Quién me conozca pensará que no le suena a nuevo y que no se de que me sorprendo, ya que seguramente haya sacado un poco mi forma de ser. Yo no soy una persona que se caracterice por tolerar bien los cambios, me cuesta lo reconozco, necesito mi tiempo y soy una persona bastante maniática y tengo mucho apego por las cosas.
Pero como a todo padre, me gustaría evitar a toda costa que mi hijo sacara mis defectos o mis debilidades.

Me pregunto si el rechazo a las cosas nuevas es algo de la edad (estos 3 años pre-adolescentes lo mismo tienen que ver…) o es algo heredado, sobre lo que deberíamos empezar a trabajar para evitar que se asiente en su carácter.

Si es cierto que una vez toma confianza con los cambios y situaciones, no hay problema es mas, luego con los cambios al fin del mundo, pero las novedades no las recibe bien.

Como ya nos hemos dado cuenta de ello, estas situaciones las intentamos manejar con mas paciencia, no forzándole y esperando, ya que al paso de cierto tiempo hemos comprobado que termina tolerando e incluso solicitandonos las situaciones o cosas nuevas.

Supongo que al final en eso consiste parte de la paternidad, en entender las situaciones e irlas adaptando a tu día a día lo mejor que se pueda, en definitiva ir conociendo a tu descendencia para poder tomar decisiones y actuar en consecuencia.

¿Os habéis sentido en esta situación alguna vez? ¿Ya desde tan pequeños pueden reflejar tan claramente el carácter de sus padres?

En fin, mas divagaciones maternales…

20140610-074623-27983476.jpg

Imagen: Pinterest

Previous Post Next Post

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Marta 10/06/2014 at 08:11

    Hay niños que los cambios no les gusta, y otros que enseguida cambian la idea o la actividad, depende, creo yo, de un poco de lo que ve o percibe en los padres, y de la propia inquietud del niño.
    Si nosotros como padres, le hacemos ver que los cambios están bien, le explicamos, por ejemplo, con la ducha, que es de mayor, que así es más fácil, o algo así, o jugamos enjabonando a decir las distintas partes del cuerp, hacemos que el niño quiera volver a utilizar la ducha en vez de la bañera.
    Y paciencia, porque al fin, los cambios tienen que ser “pensados” por el niño, para que pueda asimilarlos bien.

    • Reply mamamedusi 11/06/2014 at 19:34

      Jeje es cierto Marta, sobre todo mucha paciencia para poder explicarle todo sin desesperar 🙂
      Muchas gracias por tus consejos!

  • Reply Planeando ser padres 10/06/2014 at 10:47

    En la bichilla aún no hemos detectado nada de esto, pero con mi sobrina, que ya mismo hará 3 años, mi hermano dice que tiene cosas y manías como las de él (tenerlo todo ordenado y alineado, no tener nunca las manos sucias, nunca coger más de una cosa para llevarse a la boca, aunque sean pequeñas y le quepan perfectamente…)

    • Reply mamamedusi 11/06/2014 at 19:35

      Es cierto que ya desde muy pequeños ves muchas cosas que son reflejos de los padres! Hace ilusión cuando son cosas buenas, pero cuando son “debilidades” te hacen preocupar

  • Reply mum_in_troubles 10/06/2014 at 11:05

    Creo que es un poco de todo, pero más bien sea por como tu dices la edad pre-adolescente que nos ponen a prueba todos los días cuando empiezan a ser independientes, la mía con 21 meses también está empezando lo de la ducha nos lo hizo ayer mismo, después de bañarla unos día en la bañera al intentar meterla en la ducha aunque fuera conmigo no quería. Tiene mucho carácter puede ser que lo haya heredado de nosotros pero tanto tanto no tenemos.
    Una amiga que trabaja con niños de estas edades me comentó que es su forma de saber hasta donde pueden llegar.
    Esperemos que se relajen un poco porque sino la adolescecia va a ser muy dura.
    Besos .

    • Reply mamamedusi 11/06/2014 at 19:36

      Si, a los tres años dicen que es un tira y afloja, ellos intentan ver donde está el límite… y hay veces que depende de lo cansada que estés tu el límite esta mas o menos cerca! jeje
      Medusi también tiene muchísimo caracter, desde bien bebé
      Un abrazo!

  • Reply pilar TA 10/06/2014 at 22:28

    Yo también he observado que Lola no quiere cambios, pero es que creo que las rutinas, las cosas, siempre hacer lo mismo, le da bastante seguridad y si hay cambios se agobia. Es normal. ¿no te pasa con medusi, que quiere que le cuentes el mismo cuento 80 veces? pues eso, porque le da seguridad. Es curioso. Creo que el secreto es lo que dice Marta, explicarles que los cambios son buenos. Hacer de esos cambios, un juego. Me ha gustado este post, sencillo, pero creo que nos pasa a todos o casi todos.

    • Reply mamamedusi 11/06/2014 at 19:38

      Muchas gracias Pilar! Y si, es cierto, las cosas que conocen les dan bastante seguridad, a medusi cuando le da por algo (lectura, pelos, juegos…) nos pasamos varios días en bucle! jeje
      Como digo en el post, mas o menos le tenemos cogido el truquillo, pero no deja de sorprendernos cuando se muestra tan maniático con algunas cosas 🙂
      Un besote!

    Leave a Reply