Consejos y experiencias

Adaptados (¡o camino de ello!)

post adaptacion 2

Imagen: Pinterest

Podríamos decir que ya hemos finalizado nuestro periodo de adaptación. Si, nuestro, porque la adaptación creo que es tanto para los papis como para los peques. Si bien es verdad, que los papis en principio deberíamos saber gestionar mejor los cambios (no quiero acordarme de esa lagrimilla que asomó por mi ojo el primer día), una vez te enfrentas al primer día te das cuenta de que tu peque ya no es tan peque, y comienza una etapa nueva y muy bonita para él, y para ti como padre.

Para todos los papis que estos días habéis comenzado también su adaptación, y ya que algunos me lo habéis pedido, os voy a contar como ha sido la nuestra.

Han sido un total de 4 días, los dos primeros, Medusi ha permanecido en el colegio 2 horas, el tercer día 3 horas y finalmente el cuarto, otras 3 horas más la hora de comedor. Por desgracia, no podemos conciliar como es debido en nuestros trabajos, y a partir del 4 día Medusi tuvo que hacer ya directamente la jornada completa hasta las 17 de la tarde.

CRONOLOGÍA DE LA ADAPTACIÓN:

PRIMER DÍA: FRENTE A LO DESCONOCIDO

VALORACION: Bastante bien

El primer día, Medusi estuvo dos horas, de 10 a 12 de la mañana. En la reunión del colegio, como os comentaba en este post, ya nos habían “preparado a los papis” sobre el momento separación y como tendríamos que afrontarlo.

Tengo que decir que Medusi se portó como un campeón, motivado por nosotros que en todo momento le transmitimos una idea positiva sobre a donde iba, se despidió de nosotros, hizo caso omiso de los llantos de otros niños que en la puerta se resistían a separarse de sus progenitores, y entró en su aula recibido por su profesora. Por el contrario, tengo que reconocer que, no se si también influido por el descontrol hormonal que tengo actualmente, fue ver a estos otros niños llorando y abrazandose a las piernas de sus padres, y hacerse un nudo en mi estómago y llenarse mis ojos de lágrimas.

Controlate, me decía a mi misma, no vayas a ser tú la que monte al final el espectáculo… papamedusi y yo nos miramos, tragamos saliva e hicimos de tripas corazón para dejar a Medusi con la mayor entereza posible y facilitarle la entrada a ese mundo que está por descubrir.

He de decir que el que Medusi entrara tranquilo y sin montar espectáculo, hizo que lo lleváramos mejor y yo consiguiera salir sin derramar una sola lágrima. Me ayudó mucho que papámedusi ese día se quedara conmigo hasta que le fuimos luego a recoger. A la salida, la profesora nos dijo que salvo un par de momentos de morriña, había estado muy bien, atendiendo en las lecturas, investigando a su alrededor pero receptivo y despierto. ¡BIEN!

SEGUNDO DÍA: YA NOS CONOCEMOS…

VALORACIÓN: No fue mal, pero tampoco tan rodado como el primer día, sobre todo el momento entrada.

Aquí la cosa ya cambio, porque el día anterior había sido muy divertido, si, conocer el colé de mayores, etc, pero ya lo conocía, así que esa mañana ya remoloneó a la hora de despertarse y sus primeras palabras fueron: “no quiero ir al colé de mayores!!!… estábamos apañados.

Sacando el repertorio de promesas de que le íbamos a recoger como el día anterior, que cuando saliera íbamos a dar un paseo, etc, conseguimos llevarle hasta la puerta donde entró ese día llorando a su clase.

Nuestro “consuelo” fue que la mayoría de los niños que iban entrando, lo hacían en las mismas condiciones, agarrandose a sus padres y negándose a entrar entre lágrimas… Cruzando los dedos para que ese par de horas estuviera lo mas tranquilo posible, me fui a hacer los recaditos que quedaban (en la reunión de padres ya habíamos salido con una buena lista de tareas/ cosas que comprar), y dos horas después, el salía sonriente de clase, su profesora me dijo que se le había pasado el berrinche enseguida y que estuvo muy bien durante las dos horas. Medusi me confesó el mismo que había llorado, pero solo un poquito.

TERCER DIA: MEDUSI EMPIEZA A ESTAR EN SU SALSA

VALORACIÓN: En general bien, una vez asumido que el momento entrada, no va a ser como lo fue el primer día

Nos encontramos ante una puerta llena de niños, que han desconectado el fin de semana, y se encuentran con que el cole de mayores no era una broma de dos días, sino que tienen que volver a ir.

Consigo que Medusi acceda a ponerse el baby del cole para que así pueda presumir del etiquetado de su nombre (estamos encantados con nuestras etiquetas de Etic-Etac), y a la llegada a la puerta de su clase, sigue habiendo nenes llorando. Alegando que tiene que ser fuerte como los superhéroes, y que Spiderman no llora, consigo que pase a la clase solamente con la mueca de un puchero.

A la salida, la profesora me dice que ha estado regular, porque le cuesta estarse sentado cuando hay que estar atendiendo, y tiene mucho carácter… es decir, traducido a nuestro ámbito diario: Medusi ya está en su salsa y totalmente integrado… me dan ganas de decirle a la profe, que si da con el truco de mantenerlo quieto y atento me lo diga.

CUARTO DÍA: MÁS CAMBIOS, VOLVEMOS AL DRAMA…

VALORACIÓN: Cada día un poquito mejor, e incorporando nuevas rutinas, aunque esto último vuelve a costar un poco.

El cuarto día, la cosa cambio, y Medusi no se caracteriza por llevar muy bien los cambios de primeras. ¿Qué cambio? Que en lugar de dejarle en la puerta de su clase, ahora les teníamos que ir dejado a la entrada del recinto de la zona de infantil, para que fueran haciendo una fila india antes de entrar a su clase.

Esto supuso que ya no le recibía su profesora, sino una auxiliar y entre que los padres también andábamos un poco sin saber que hacer, y algunos de los peques ya enfilados estaban llorando a moco tendido, la situación se tensó un poco. Así que armándome de valor e ignorando los pucheros de Medusi, me despedí de él, le dejé en la fila y me marche. Cuando ya alejada miré hacia atrás, vi que ya le estaba consolando una profesora, sensación de tranquilidad y amargura al mismo tiempo.

 

Todos y cada uno de los días de la adaptación, Medusi ha salido sonriendo y receptivo, que es lo que necesitamos ver y saber para quedarnos tranquilos y pensar que poco a poco y a medida que vayan pasando las semanas, irá incorporando estas nuevas rutinas.

La entrada para el resto de días ha seguido siendo complicada, en el sentido de que papámedusi le deja compungido o lagrimoso, pero parece que en la escala del 1 al 10, cada vez vamos bajando un poquito mas el nivel del llanto.

Ahora la que está adaptándose soy yo, que no llevo nada bien tener que dejarle al servicio de comedor y guardería, pero lamentablemente, los horarios que tenemos no nos permiten conciliar en este aspecto, y reconozco que me ha costado mucho los primeros días (yo sí que lloré mucho)

Ya hemos tenido la primera reunión de padres, y la profesora nos ha confirmado que una vez entran los niños en clase, el llanto cesa, y comienzan a poner en práctica sus nuevas rutinas. Medusi cada día me va contado a cerca de ellas y me gusta que coincida con todo lo que nos ha ido explicando la profesora en dicha reunión.

El comienzo de nuestros peques en el cole es un cambio muy grande para nuestros peques y para nosotros mismos, pero creo que poniendo en práctica las recomendaciones que te dan en el colegio:

mucha positividad, no alargar el momento despedida, no preguntarles cuando les recogemos si han llorado y no darle mucha importancia si lo han hecho, y dándoles mucho apoyo y cariño

podemos llevarlo todos de una manera razonable.

¿Cómo ha sido vuestra nueva andadura escolar?

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Y entonces llegó el caos 21/09/2014 at 21:00

    Ya verás que en un par de semanas está totalmente adaptado y pasándolo bomba!!
    Muy buenas las recomendaciones finales
    Un besillo guapa

    • Reply mamamedusi 22/09/2014 at 18:11

      Muchas gracias guapa! Si, es cuestión de paciencia 🙂

  • Reply Marta 22/09/2014 at 08:27

    Poco a poco, no deja de ser un sitio que no han visto antes. Y tienen que ir adaptándose. Pero muy bien por Medusi!

    • Reply mamamedusi 22/09/2014 at 18:10

      Si! Tenemos que tener paciencia, es cierto que todo ahora es una novedad para el. Un besote!

  • Reply Gafamamá 24/09/2014 at 09:48

    ¡Lo estáis haciendo muy bien! Los comienzos y los cambios son difíciles, pero enseguida Medusi va a estar más que adaptado y vosotros la mar de contentos.

  • Reply Michele Silva 15/10/2014 at 17:04

    Vaya, te leo y me entra un apretoncito en el estómago; el mismo que tube cuando mis peques pasaron por primera vez por esto. Que bueno que juntos ya casi domináis el tema jeje. Yo sí que alargaba el momento de la despedida, y no me di cuenta hasta que la profe amablmente me dió el toque (que verguencilla jaja).

    Un saludo y ojalá que todo siga yendo sobre ruedas ;).

    • Reply mamamedusi 20/10/2014 at 17:42

      Jeje si, parece que ya vamos encaminados! Gracias guapa

    • Reply mamamedusi 25/10/2014 at 08:48

      Muchas gracias! parece que ya estamos adaptados completamente 🙂

    Leave a Reply