Daily Archives

29/01/2015

Divagaciones maternales

Cositas de madre que te hacen feliz

El otro día, me dio por pensar que cuando eres madre, es curiosa la facilidad tienen tus hijos para… sacarte de quicio, si, eso también, pero sobre todo, la capacidad que tienen con tan solo pequeños sucesos, de que te vayas a dormir con una sonrisa y tranquilidad de oreja a oreja.

Y no estoy hablando de grandes logros, que también, sino de pequeños casualmente casi todos, de alto contenido escatológico.

Algunos de ellos son:

CACOTA1. Que tu bebé haga popó. Cuando lleva varias horas o días molesto, da igual lo apoteósica que sea la cagada, da igual si prácticamente le tienes que bañar entero a las 12 de la noche… pero te hace acostarte con una sonrisa de oreja a oreja

MOCO2. Desatascar la nariz a tu bebé. Ese momento en que le enchufas el suero en monodosis por un lado, y sale el moco a propulsión por el otro, que posteriormente te encuentras adosado a la ropa que le acabas de poner, pero no importa… te dan ganas de hacerle la ola.

PEDO

3. Ese gas que suelta tu bebé, estilo me he comido un cocido y de segundo una fabada, y le aplaudes como si no hubiera mañana, mientras te las ingenias para hacerle entender al hermano mayor que aunque parezca que en esos momentos tu madre es la mas feliz del mundo por lo sucedido, eructar y tirarse pedetes en público esta mal para un niño de su edad…

ATRACON

4. Que tu hijo después de haber pasado una semana llenito de virus y se haya quedado casi en el chasis, comience a engullir comida como un poseso y sin mesura. Te saltas la dieta equilibrada y los protocolos, y si tu hijo quiere merendar a las 18 y cenar a las 19 pues que así sea, todo por verle con la panza bien llena.

SALON ORDENADO

5. Que recojas el salón y al menos durante 1 hora (estando tu hijo en casa, si no no vale), no te vayas tropezando con juguetes varios que no sabes en que momento han vuelto a la circulación (esto si que aun no lo he conseguido, algún día quizá…)

mom2

6. Publicar ese post que tenías olvidado en borradores, sin tener que revisarlo 20 veces una vez le has dado a publicar. Raro, porque recuerdas el momento en que empezaste a escribir, pero luego entre que le sacabas los gases al bebé, le quitabas la cacota y le aspirabas la nariz que parecía que hacía ruiditos al respirar, le preparabas la merienda- cena al mayor, y entre ida y venida, tropezabas con los 3 aviones que no sabes como, están en medio del pasillo..  esto, ¿que es lo que os estaba contando en este punto? Me he vuelto a perder, voy a volver a mirar en borradores a ver si me encuentro…

Y para vosotros, ¿cuales son esas #Cositasdemadrequetehacenfeliz que os hace iros a la cama con una sonrisa de oreja a oreja, y a la vez penséis: ¡manda narices que mi cordura mental dependa de esto…!

* Todas las imágenes de este post, se han obtenido de Pinterest