Divagaciones maternales

Cositas de madre que te hacen feliz

El otro día, me dio por pensar que cuando eres madre, es curiosa la facilidad tienen tus hijos para… sacarte de quicio, si, eso también, pero sobre todo, la capacidad que tienen con tan solo pequeños sucesos, de que te vayas a dormir con una sonrisa y tranquilidad de oreja a oreja.

Y no estoy hablando de grandes logros, que también, sino de pequeños casualmente casi todos, de alto contenido escatológico.

Algunos de ellos son:

CACOTA1. Que tu bebé haga popó. Cuando lleva varias horas o días molesto, da igual lo apoteósica que sea la cagada, da igual si prácticamente le tienes que bañar entero a las 12 de la noche… pero te hace acostarte con una sonrisa de oreja a oreja

MOCO2. Desatascar la nariz a tu bebé. Ese momento en que le enchufas el suero en monodosis por un lado, y sale el moco a propulsión por el otro, que posteriormente te encuentras adosado a la ropa que le acabas de poner, pero no importa… te dan ganas de hacerle la ola.

PEDO

3. Ese gas que suelta tu bebé, estilo me he comido un cocido y de segundo una fabada, y le aplaudes como si no hubiera mañana, mientras te las ingenias para hacerle entender al hermano mayor que aunque parezca que en esos momentos tu madre es la mas feliz del mundo por lo sucedido, eructar y tirarse pedetes en público esta mal para un niño de su edad…

ATRACON

4. Que tu hijo después de haber pasado una semana llenito de virus y se haya quedado casi en el chasis, comience a engullir comida como un poseso y sin mesura. Te saltas la dieta equilibrada y los protocolos, y si tu hijo quiere merendar a las 18 y cenar a las 19 pues que así sea, todo por verle con la panza bien llena.

SALON ORDENADO

5. Que recojas el salón y al menos durante 1 hora (estando tu hijo en casa, si no no vale), no te vayas tropezando con juguetes varios que no sabes en que momento han vuelto a la circulación (esto si que aun no lo he conseguido, algún día quizá…)

mom2

6. Publicar ese post que tenías olvidado en borradores, sin tener que revisarlo 20 veces una vez le has dado a publicar. Raro, porque recuerdas el momento en que empezaste a escribir, pero luego entre que le sacabas los gases al bebé, le quitabas la cacota y le aspirabas la nariz que parecía que hacía ruiditos al respirar, le preparabas la merienda- cena al mayor, y entre ida y venida, tropezabas con los 3 aviones que no sabes como, están en medio del pasillo..  esto, ¿que es lo que os estaba contando en este punto? Me he vuelto a perder, voy a volver a mirar en borradores a ver si me encuentro…

Y para vosotros, ¿cuales son esas #Cositasdemadrequetehacenfeliz que os hace iros a la cama con una sonrisa de oreja a oreja, y a la vez penséis: ¡manda narices que mi cordura mental dependa de esto…!

* Todas las imágenes de este post, se han obtenido de Pinterest

Previous Post Next Post

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply johanna arco 29/01/2015 at 17:44

    A mi me hizo feliz una cosa que me dijo el otro día mi hija:
    “Mamá me gusta que me esperes en la parada del bus”
    Ohhhh,como algo tan normal la puede hacer ilusiòn?

    • Reply mamamedusi 29/01/2015 at 17:55

      jeje porque creo que pensamos en que para ellos tenemos que hacer algo grande, y no nos damos cuenta que cositas que parecen insignificantes para ellos es lo mas!

  • Reply Lapsicomami 29/01/2015 at 18:33

    A mí hay muchas cosas que me tienen entregadita, pero hay dos que es que ya me “arroban los sentíos”: primero, que venga, con su año y poco que tiene, con un cuento en la mano, lo abra y me indique que quiere que se lo lea y dé palmas según empiezo. Esto hace que yo muera de amor y orgullo instantáneamente. Segundo, y esto sí es escatológico: cuando por las noches voy a echarle un ojo a la cuna, y al colocarle bien/arroparle/darle un beso, se mueva y se tire esa clase de peos que se tira. ¿Cómo un culo tan pequeño puede emitir semejante estruendo? Me meo de risa, y me voy a la cama más contenta que ná. ¿Quién me iba a decir que un peo daba la felicidad? XD

  • Reply Giovanna 29/01/2015 at 18:54

    Que de buenas a primeras, mi nena de 1.5 añitos llegue por detrás y me abrace….eso me derrite (ahora que lo escribo hasta me saca una sonrisota). Me gustó el punto 4. es totalmente cierto 😉

  • Reply Marta 30/01/2015 at 08:58

    Jajajaja, me ha encantado, y es que es cierto, parece que las cosas más “normales”, de todos los días, son las que más alegría nos dan.

  • Reply AnimalitosTuyYo 30/01/2015 at 10:46

    Son curiosas las cositas que nos hacen felices a las mamis, jajaja. En mi caso, me hace feliz poder ver su sonrisa enseñando sus 6 dientecitos y cuando balbucea cositas o grita de alegría. También me hace feliz ver cuando camina entre rápido y torpecillo aún. besitos!

  • Reply Planeando ser padres 30/01/2015 at 11:37

    Yo reconozco que de recién nacida, hacía cantidad de fotos a los pañales cagados de mi bichilla, porque como primeriza, me parecía impresionante que tremenda plasta pudiera salir de un mini cuerpo.

  • Reply Irene MoRe 30/01/2015 at 11:46

    Buffff, qué envidia me das, te has adaptado a la bimaternidad estupendamente. Yo, después de un mes, sigo sin encontrar las rutinas.
    A mí, ahora mismo, lo que me hace ir a dormir con una sonrisa en la cara, a pesar dle cansancio y las rabietas del mayor es, precisamente, las “salidas” que éste tiene. Por ejemplo, el otro día el abuelo estaba durmiendo la siesta y Peque le despertó, pero abrió sólo un ojo, y Peque le gritó ¡¡pero despiértate también con el otro ojo!!

  • Reply Lai 31/01/2015 at 18:42

    A mi me hizo muy requetefeliz que la prince me dijese el otro día: “mami, es que nos haces reír tanto!!”
    Se me quedó una cara boba… Besos guapa!!

  • Leave a Reply