Browsing Category

Consejos y experiencias

Consejos y experiencias

El parque saca lo peor de mi

Si, ese trocito de arena con 4 columpios. Es la realidad, pura y dura.

PARQUE 1

Hace dos años, comenzó mi incursión en los mismos (detalle aquí), aventura que duró un par de asaltos, hasta que el deshacerme de los niños montados en los aparatejos de ruedas de Medusi me resultaba casi imposible, sin tener que invocarle a él mismo para que defendiera sus propios juguetes. Hablamos de que Medusi tenía 2 años, y aunque andaba y cotorreaba perfectamente, yo no le dejaba solo ni sol ni a sombra y menos por esa jungla.

El año pasado dado mi estado preñil y las circunstancias (la guarde quedaba lejos de casa y no teníamos que cruzar ningún parque en el camino porque íbamos en coche), conseguí esquivar las tardes de parques, sustituyéndolas por paseos, manualidades y merendolas en sus sitios favoritos.Pero no podía quedar ahí la cosa… la maternidad tiene que complicarse, cuando crees que ya tienes todo controlado (si es que llegas a ese pensamiento en algún momento)

Enfrente de su colegio hay un espléndido parque, lleno de columpios, arena y todas esas cositas que apasionan a nuestros peques, y mi primera experiencia este año me pilló a traición, el destino lo tenía muy bien pensado. El primer viernes que tuvimos con su tarde soleada, su amiguito del cole le dijo que si se iba con él al parque… yo, pese a que mi interior me decía Nooooooo, asentí ya que además no tenía excusa: MedusitA estaba con Papamedusi y casualidades de la vida, ese día el almuerzo del recreo lo llevaba en la mochila, porque habían tenido una celebración en clase y habían comido otra cosa.No tenía escapatoria. Total, ya sabía como iba el tema, un muchito poquito de paciencia y listo.

Pero nada parecido con lo imaginado… los juegos de parque a los 4 años, no son para nada similares a los de los 2 años. Todo lo que recuerdo es: millones de niños, escalando, subiendo, bajando, como hormigas en un hormiguero, todos vestidos igual, con el chándal del colegio y yo volviéndome loca para localizar al mío.

Emparanoiada, hice moverse de banco a la mamá del amiguito de Medusi, porque era incapaz de verle, y al hacer el cambio perdimos el banco que íbamos a conquistar y nos tuvimos que quedar en otro a la sombra con un poquito de fresquete (si la mamá no me ha desapuntado como compañera de parque, poco le falta)

Seguía sin ver a Medusi por ningun lado… ¡ay madre que se me ha perdido el primer día! Pues no, Mamamedusi, parece que no conoces a tu propio hijo, ahí estaba en el túnel del columpio, agazapado y bien escondido como a él le gusta.

Vale, juego la baza de la merienda, le aviso que hay que merendar primero y luego puede seguir montando. El niño que de tonto no tiene un pelo, se sale del recinto sin rechistar dejándome boquiabierta, se merienda su sandwich diligentemente y me pide permiso para regresar a la jauría. ¿Como le digo yo ahora que no? Nos quedamos un ratito más, porque yo mucho no aguantaba que ya me estaba notando taquicardica perdida, a la pobre madre de su amiguito casi no la estaba prestando atención y ya estaba empezando a ser evidente mi personalidad de madre neurótica.

La gota que colma el vaso, es ver como dos niños mayores, se dedican a echar puñados de arena por la cabeza a los pequeños (entre ellos, el mío) Nota mental: Creer a Medusi cuando me dice que la arena del pelo se la echan sus compañeros del cole, o al menos, concederle el beneficio de la duda…

Ahí es cuando ya, desquiciada por la situación que se ha ido desarrollando y encima, ver como dos abusones están desquitandose con mi pequeño, le grito a Medusi: “¡no dejes que te echen arena!! si te echan arena por la cabeza, echasela tu a ellos”…  palabras de madre coraje, que según están saliendo de tu boca estás deseando que vuelvan a entrar (¿que ejemplo le estoy dando a mi pequeño?) Esto se me está yendo ya de las manos. En eso que los dos “delincuentes arena cabezas”, viendo el panorama deciden abandonar el recinto, no vaya a ser que a esa madre loca le de por levantarse.

Del momento “nos vamos ya a casa” ni os cuento, os podéis imaginar: tuve que personarme y subirme en el columpio de marras, entrar en él y sacar arrastras a Medusi que se negaba a abandonar.

Conclusión:

  • Al parque NO se va los viernes, los viernes son el infierno de los parques
  • En caso de volver a ir, tengo que trabajar en mejorar mi imagen, no quiero que a Medusi le conozcan por el de “la madre loca del parque”
  • A ser posible ir con lexatin o similar tomado de casa

Medidas que he tomado tras la experiencia: Si, porque a pesar de que me volvió a pedir parque yo me negué en rotundo (ese día si tenía la excusa de la merienda), soy débil y todo sea por alegrarle la tarde a Medusi. Así que, hice acopio de todo lo necesario:

  • Dorsal fluorescente a ser posible para la identificación clara del sujeto, en mi caso, dorsal exactamente no fue, pero le planté la sudadera más chillona que encontré, amarilla fluorescente. Recibí felicitaciones por parte de alguna madre por mi idea y yo tuve claramente identificado a Medusi durante todo el rato que estuvimos.
  • Grandes dosis de paciencia y resignación (dos veces tuve que salir corriendo a por Medusi que se había dejado los morros y la cabeza en el tobogán)
  • Eso sí, lo de los “matones” del parque tengo que seguir trabajándolo, porque eso de que le hagan perrerías a mi pequeño delante de mis narices, no lo llevo nada bien y me sale como digo en el título… ¡lo peor de mi!

Doy gracias por los siguientes días de lluvia que vinieron y luego las vacaciones se Semana Santa, porque me he podido escaquear, y al menos, he podido seleccionar a que parque íbamos en el que me sintiera mas segura (es decir, uno sin ningún niño, como el de la foto)

Ahora que volvemos a las rutinas, ¡a ver que excusa me invento!

Consejos y experiencias

Recordando etapas: En búsqueda de colegio

4eb2760e5890e626b00f824c0b50cd3f

Imagen: Pinterest

Ayer medusi vino con una circular en la mochila en la que nos informaban de la jornada de puertas abiertas en su colegio, por si querían participar en las mismas (hacen talleres y actividades diversas para los alumnos y las visitas).

Parece mentira que ya haya pasado un año desde que comenzamos y finalizamos la búsqueda del cole. Ahora que ya ha pasado, puedo pensar en ello sin aquella angustia, pero hay que reconocer, que durante el tiempo en que empezamos a mirar, decidimos y finalmente nos vimos aceptados en el cole seleccionado, se estresa una demasiado (también va de la mano de formas de ser de cada uno, desde luego)

Por ello, he pensado que ahora muchas mamás como yo, estarán de los nervios buscando, valorando pros y contras, etc, y como no, buscando por internet artículos, post o cualquier cosa que les facilite la tarea. Lo mío no va a ser un decálogo de que hacer para asegurar acertar con éxito y no comerse la cabeza, pero puedo contar como fue nuestra experiencia y que pasos seguimos, por si sirve de ayuda.

Lo primero que hice fue estudiar qué colegios había en mi localidad, y cerrando el círculo, en mi zona y/o zonas que nos interesaran. A la par, busque en las redes sociales y en la blogosfera maternal, en busca de ideas claves, puntos importantes o alguna cosilla que se me escapara y que fuera importante considerar.

Una vez que supe las opciones que teníamos, elabore un excel y fuimos recopilando direcciones, teléfonos, mails, precios, ventajas/ inconvenientes y puntos a destacar en cada uno, y apuntando las fechas de jornadas abiertas para irnos organizando las visitas.

Lo siguiente es tener clarísimo lo que buscas: colegio público, privado, concertado, con jornada partida, ideología, servicio de guardería, idioma (bilingüe o no), extraescolares, comador, etc.

Y comenzamos a asistir a las jornadas de puertas abiertas. Cada colegio es un mundo, y organiza las jornadas de “puertas abiertas”  a su manera:

Tuvimos jornadas en plan americano, como cuando vemos en las pelis que van los jovencitos a seleccionar universidad, pues algo parecido pero en versión spanish, con talleres, visitas guiadas, etc. Tuvimos jornada somnolienta a en otro cole que básicamente consisitió en una presentación de power point, la verdad nada amena si además tienes que ir con el pequeño terremotillo y tenerle entretenido y comportándose en un salón de actos lleno de gente durante hora y media, menos mal que nos acompañó la abuelamedusi y tomó debida nota de todo (gracias mamá!). Y tuvimos la jornada de puertas abiertas en petit comité, para grupo reducido de padres, donde puedes ver todo con más tranquilidad y preguntar todas las dudas.

Para mi, decía mucho de un colegio los horarios en los que convocaban (día y hora de las jornadas abiertas), de cara a la famosa “conciliación”. Sinceramente, para mi un colegio que me citaba a las 17 de la tarde entre semana o un sábado por la mañana, me transmitía más simpatía que el que me citaba a las 10 de la mañana de un día laboral.

Lo siguiente, y creo que casi lo más complicado que esta en nuestra mano, una vez vistas in situ todas las opciones es tomar la decisión, sobre todo si dudas entre varios colegios, y decidir el orden de prioridad cuando se cumplimenta la solicitud.

A partir de ahí, estás vendido a la suerte, a los puntos, a que queden plazas… un sin vivir hasta que llega el día de la publicación de los admitidos y puedes o respirar, o seguir con el papeleo para ver qué colegio te adjudican definitivamente.

En nuestro caso, hubo suerte y salimos admitidos, y ya relajas un poco hasta que unos meses después te comunican la lista de libros que hay que comprar y sus precios y es cuando ya te entran los sudores fríos, pero esa… ya es otra historia.

Aquí tenéis el post que publiqué hace casi un año cuando yo era la desesperada buscando opiniones al respecto, y en los comentarios podéis leer muchos consejos de mamis amigas que me dejaron, y quizás os puedan ayudar si necesitáis algo de orientación, a mi desde luego me ayudaron mucho 🙂

Consejos y experiencias

Nuestro calendario de Adviento 2014

Hola a todos!

Hoy escribo para hablaros de como me he organizado para el calendario de Adviento de este año. Organizado… por decirlo de alguna manera, porque contra todo lo que tenía planeado mentalmente, se me ha echado el tiempo encima y he tenido que ir improvisando sobre la marcha y pidiendo consejos a ultima hora en nuestro querido patio de vecinas. Menos mal que estos dos soles de personas, me contestaron rápido dándome un montón de ideas. Gracias Peineta y Caótica, me fueron muy útiles. También hice lo propio en Facebook, e igualmente, me dieron un montón de consejos e ideas… es la magia del 2.0 maternal, que nunca te sientes sola ni desinformada 🙂

El caso es que, este año por mis circunstancias personales, ya en el ultimo mes de embarazo, la vida la hago alrededor de mi casa, es decir, tiendas de barrio y poco mas, por lo cual no he podido moverme mucho por la capital en esas tiendas molonas que hay para comprar regalitos chulos que ponerle a Medusi. Y ha llegado el día 1, y me he visto con un calendario de Adviento de supermercado del Rey Melchor, lleno de chocolates que aunque es una monada y los chocolates son pequeñitos, no era la idea que tenía en mente porque no se pueden sacar del paquete, y nuestro calendario de Adviento del año pasado ha quedado vacío.

¿Como he salvado el asunto? Pues el día 1, le escribí una nota a Medusi para que buscara al rey Melchor por casa, y jugando al frío – caliente le encontrara, y hacerlo un poco mas divertido. Pero eso todos los días, no era lo que me apetecía. Así que hoy en uno de mis paseos recomendados y tras la lluvia de ideas recopiladas, he asaltado los bazares y papelerías de la zona (que parece que hablo de cientos, y me refiero a 3 establecimientos en total) y creo que me he surtido bien de regalos e ideas, así que a falta de terminar de prepararlo, ya estoy mas contenta de como pinta la cosa.

El planning va a ser el siguiente:

Vamos a seguir con la mini-chocolatina después de desayunar y antes de ir al cole, donde buscaremos al rey Melchor por diferentes partes de la casa, y reservaremos el momento sorpresa para la llegada del colegio por la tarde, porque si lo hacemos al revés, lo mas probable es que no quiera irse al cole, sino quedarse jugando con el regalito que toque ese día. A la vuelta del cole, le pediré que busque un paquete que contenga el número del día que es, los números que he utilizado, los podéis encontrar en este post, son una chulada! y así también vamos practicando la identificación de los números de dos dígitos.

¿Cuales son las sorpresas que he comprado? Pues para los que este año, o el que viene, estén rezagados como yo y se agobien y queden sin ideas, os hago una lista:

– Album de cromos de Disney (pasamos un rato largo identificando los números y localizándolos en el album, muy divertido)

– Para hacer manualidades: palitos de madera de colores, pegatinas con purpurina (¿que tendrá la purpurina que les encanta a los niños?), pinzas de madera pequeñitas para hacer un tendedero de dibujos y/o fotos y colgarlos, y bolitas de corcho para decorarlas

– Globos fluorescentes, he pensado que podemos inflar algunos, e ir pinchándolos haciendo una cuenta atrás para la llegada de Papá Noel (a medusi le encanta pinchar los globos)

– Un cuento para leer por las noches

– Alguna chuchería especial que le gusta a Medusi

– Unos juguetes de goma para la bañera (para renovar los que ya tiene)

– He rescatado alguno de los regalos del año pasado que sobraron (el año pasado me emocioné comprando cosas)

El resto de días, rellenaré con actividades, salir al cine, a merendar a su sitio favorito, etc.

Y para el año que viene, me apunto hacer uno totalmente artesanal, que este año he visto verdaderas preciosidades que no parecían complicadas (mi vena artística no me caracteriza, pero quizás pueda conseguir algo decente!!)

Adviento 1 Adviento 2

¡Ya estamos en la cuenta atrás… Navidad, allá vamos!

Consejos y experiencias

Adaptados (¡o camino de ello!)

post adaptacion 2

Imagen: Pinterest

Podríamos decir que ya hemos finalizado nuestro periodo de adaptación. Si, nuestro, porque la adaptación creo que es tanto para los papis como para los peques. Si bien es verdad, que los papis en principio deberíamos saber gestionar mejor los cambios (no quiero acordarme de esa lagrimilla que asomó por mi ojo el primer día), una vez te enfrentas al primer día te das cuenta de que tu peque ya no es tan peque, y comienza una etapa nueva y muy bonita para él, y para ti como padre.

Para todos los papis que estos días habéis comenzado también su adaptación, y ya que algunos me lo habéis pedido, os voy a contar como ha sido la nuestra.

Han sido un total de 4 días, los dos primeros, Medusi ha permanecido en el colegio 2 horas, el tercer día 3 horas y finalmente el cuarto, otras 3 horas más la hora de comedor. Por desgracia, no podemos conciliar como es debido en nuestros trabajos, y a partir del 4 día Medusi tuvo que hacer ya directamente la jornada completa hasta las 17 de la tarde.

CRONOLOGÍA DE LA ADAPTACIÓN:

PRIMER DÍA: FRENTE A LO DESCONOCIDO

VALORACION: Bastante bien

El primer día, Medusi estuvo dos horas, de 10 a 12 de la mañana. En la reunión del colegio, como os comentaba en este post, ya nos habían “preparado a los papis” sobre el momento separación y como tendríamos que afrontarlo.

Tengo que decir que Medusi se portó como un campeón, motivado por nosotros que en todo momento le transmitimos una idea positiva sobre a donde iba, se despidió de nosotros, hizo caso omiso de los llantos de otros niños que en la puerta se resistían a separarse de sus progenitores, y entró en su aula recibido por su profesora. Por el contrario, tengo que reconocer que, no se si también influido por el descontrol hormonal que tengo actualmente, fue ver a estos otros niños llorando y abrazandose a las piernas de sus padres, y hacerse un nudo en mi estómago y llenarse mis ojos de lágrimas.

Controlate, me decía a mi misma, no vayas a ser tú la que monte al final el espectáculo… papamedusi y yo nos miramos, tragamos saliva e hicimos de tripas corazón para dejar a Medusi con la mayor entereza posible y facilitarle la entrada a ese mundo que está por descubrir.

He de decir que el que Medusi entrara tranquilo y sin montar espectáculo, hizo que lo lleváramos mejor y yo consiguiera salir sin derramar una sola lágrima. Me ayudó mucho que papámedusi ese día se quedara conmigo hasta que le fuimos luego a recoger. A la salida, la profesora nos dijo que salvo un par de momentos de morriña, había estado muy bien, atendiendo en las lecturas, investigando a su alrededor pero receptivo y despierto. ¡BIEN!

SEGUNDO DÍA: YA NOS CONOCEMOS…

VALORACIÓN: No fue mal, pero tampoco tan rodado como el primer día, sobre todo el momento entrada.

Aquí la cosa ya cambio, porque el día anterior había sido muy divertido, si, conocer el colé de mayores, etc, pero ya lo conocía, así que esa mañana ya remoloneó a la hora de despertarse y sus primeras palabras fueron: “no quiero ir al colé de mayores!!!… estábamos apañados.

Sacando el repertorio de promesas de que le íbamos a recoger como el día anterior, que cuando saliera íbamos a dar un paseo, etc, conseguimos llevarle hasta la puerta donde entró ese día llorando a su clase.

Nuestro “consuelo” fue que la mayoría de los niños que iban entrando, lo hacían en las mismas condiciones, agarrandose a sus padres y negándose a entrar entre lágrimas… Cruzando los dedos para que ese par de horas estuviera lo mas tranquilo posible, me fui a hacer los recaditos que quedaban (en la reunión de padres ya habíamos salido con una buena lista de tareas/ cosas que comprar), y dos horas después, el salía sonriente de clase, su profesora me dijo que se le había pasado el berrinche enseguida y que estuvo muy bien durante las dos horas. Medusi me confesó el mismo que había llorado, pero solo un poquito.

TERCER DIA: MEDUSI EMPIEZA A ESTAR EN SU SALSA

VALORACIÓN: En general bien, una vez asumido que el momento entrada, no va a ser como lo fue el primer día

Nos encontramos ante una puerta llena de niños, que han desconectado el fin de semana, y se encuentran con que el cole de mayores no era una broma de dos días, sino que tienen que volver a ir.

Consigo que Medusi acceda a ponerse el baby del cole para que así pueda presumir del etiquetado de su nombre (estamos encantados con nuestras etiquetas de Etic-Etac), y a la llegada a la puerta de su clase, sigue habiendo nenes llorando. Alegando que tiene que ser fuerte como los superhéroes, y que Spiderman no llora, consigo que pase a la clase solamente con la mueca de un puchero.

A la salida, la profesora me dice que ha estado regular, porque le cuesta estarse sentado cuando hay que estar atendiendo, y tiene mucho carácter… es decir, traducido a nuestro ámbito diario: Medusi ya está en su salsa y totalmente integrado… me dan ganas de decirle a la profe, que si da con el truco de mantenerlo quieto y atento me lo diga.

CUARTO DÍA: MÁS CAMBIOS, VOLVEMOS AL DRAMA…

VALORACIÓN: Cada día un poquito mejor, e incorporando nuevas rutinas, aunque esto último vuelve a costar un poco.

El cuarto día, la cosa cambio, y Medusi no se caracteriza por llevar muy bien los cambios de primeras. ¿Qué cambio? Que en lugar de dejarle en la puerta de su clase, ahora les teníamos que ir dejado a la entrada del recinto de la zona de infantil, para que fueran haciendo una fila india antes de entrar a su clase.

Esto supuso que ya no le recibía su profesora, sino una auxiliar y entre que los padres también andábamos un poco sin saber que hacer, y algunos de los peques ya enfilados estaban llorando a moco tendido, la situación se tensó un poco. Así que armándome de valor e ignorando los pucheros de Medusi, me despedí de él, le dejé en la fila y me marche. Cuando ya alejada miré hacia atrás, vi que ya le estaba consolando una profesora, sensación de tranquilidad y amargura al mismo tiempo.

 

Todos y cada uno de los días de la adaptación, Medusi ha salido sonriendo y receptivo, que es lo que necesitamos ver y saber para quedarnos tranquilos y pensar que poco a poco y a medida que vayan pasando las semanas, irá incorporando estas nuevas rutinas.

La entrada para el resto de días ha seguido siendo complicada, en el sentido de que papámedusi le deja compungido o lagrimoso, pero parece que en la escala del 1 al 10, cada vez vamos bajando un poquito mas el nivel del llanto.

Ahora la que está adaptándose soy yo, que no llevo nada bien tener que dejarle al servicio de comedor y guardería, pero lamentablemente, los horarios que tenemos no nos permiten conciliar en este aspecto, y reconozco que me ha costado mucho los primeros días (yo sí que lloré mucho)

Ya hemos tenido la primera reunión de padres, y la profesora nos ha confirmado que una vez entran los niños en clase, el llanto cesa, y comienzan a poner en práctica sus nuevas rutinas. Medusi cada día me va contado a cerca de ellas y me gusta que coincida con todo lo que nos ha ido explicando la profesora en dicha reunión.

El comienzo de nuestros peques en el cole es un cambio muy grande para nuestros peques y para nosotros mismos, pero creo que poniendo en práctica las recomendaciones que te dan en el colegio:

mucha positividad, no alargar el momento despedida, no preguntarles cuando les recogemos si han llorado y no darle mucha importancia si lo han hecho, y dándoles mucho apoyo y cariño

podemos llevarlo todos de una manera razonable.

¿Cómo ha sido vuestra nueva andadura escolar?

 

Consejos y experiencias

Seguimos buscando cole

Hola a todos!

Como ya os adelantaba en este post, nos hallamos inmersos en la operación búsqueda de cole para Medusi.

la foto 1Imagen: Pinterest

La verdad es que por años anteriores y experiencias de otras mamás, me asustaba bastante.

¿Como es la realidad?

Pues a ver, no nos vamos a engañar, es algo que inquieta, preocupa, te quita horas de sueño… y ¿por qué? Pués porque estamos hablando de algo serio, de la educación de tus hijos y es una decisión que no se debería tomar a la ligera.

¿Que es lo que hice yo?

  • Primero, hacerme una lista de los colegios de mi zona/ distrito, para conocer las opciones y poder valorarlas. Hice un excel en drive, compartido con papamedusi para ir poniendo todos los criterios que nos resultaban necesarios y poder tomar una decisión
  • Visitar cada una de las páginas web de los centros, llamar por teléfono y agendarme las jornadas de puertas abiertas de los que me interesaban.
  • Buscar referencias de papis/ mamis que tuvieran a sus hijos en los coles a investigar.

Hasta ahora hemos visto un total de 3 colegios, cada uno con una manera totalmente diferente de enfocar la jornada de puertas abiertas.

En el primero, no existía jornada como tal, simplemente un día te pasas por el centro a la salida del horario escolar y te lo enseñan. Lo bueno, es que fuimos 3 parejas y pudimos preguntar todo lo que se nos iba ocurriendo sin aglomeraciones.

En el segundo, la jornada de puertas abiertas fue muy a lo americano: la organizaron un sábado, junto con una especie de fiesta para los alumnos, taller de pintura de caras, castillo hinchable, photocall, etc. La verdad, muy llamativo y todo hay que decirlo, nos gusto bastante aunque en este caso estaba muy masificado y era complicado hacer preguntas concretas.

El tercer colegio que visitamos es el que menos me gustó en cuanto a la organización, ya que salir de trabajar y entrar en una reunión donde te proyectan una presentación de power point para hablarte del colegio… no apetece mucho, pero es cierto que nos dieron toda la información necesaria ese mismo día.

¿Cual es el dilema? Pues que cada colegio tiene algo que me encanta, y algo de lo que carece y necesitamos. El que tiene mejor horario, no es bilingüe, y el que lo es no tiene tan buenas instalaciones o se queda corto en el horario. Me gustaría poder hacer un cocktail con lo que me gusta de cada uno, y ya que nos ponemos, que ese cocktail estuviera al lado de casa y ya sería el mundo ideal. Pero no lo es, y toca comerse el tarro y decidir lo que creemos mejor.

¿Que me recomendó la directora de la guardería? Que no nos agobiáramos mucho con la elección porque  estamos hablando de 3 años, no es lo mismo que si fuera primaria, cualquiera de los tres colegios que estamos mirando cumplen con buenos requisitos y en caso de no gustarnos, siempre se podría cambiar.

A mi lo que mas me inquieta es que no es solamente decidirse por un colegio, sino que luego te lo tienen que dar y es lo que mas me preocupa, que después de tomar la elección, priorizar y decidir, finalmente no te lo den y tengas que quedarte con la 2, 3 o hasta la 4 o 5 opción (he oído que sucede) y hay un máximo de 8 opciones. Si ya me cuesta decidir sobre uno, imaginad tener que poner 8.

Aún me queda por visitar un colegio mas, mi colegio de la infancia, aunque no es una de nuestras primeras opciones por horario y ubicación.

En fin, que ya tengo ganas de que llegue el día 23 de abril que es cuando se abre el plazo en la Comunidad de Madrid, marcar nuestras opciones, cruzar los dedos y que llegue el 4 de junio cuanto antes, que es cuando publican las listas definitivas.

¿Cual fue vuestra experiencia? ¿Lo tuvisteis claro desde el principio? ¿Tuvisteis suerte finalmente?

Tengo que reconocer que no he leído muchos post sobre el tema por falta de tiempo, pero hay uno que sí leí, me gustó y me resulto superútil, como la mayoría de los post que publican estas chicas tan majas. Es este del blog Entremadres, y quiero compartirlo con vosotros por si estáis tan desesperadas encantadas como yo con este proceso de búsqueda.

Un abrazo y… ¡todos los dedos de pies y manos cruzados!

 

Consejos y experiencias

Otra etapa más: en busca de colegio

¡Buenas tardes!

Medusi ya tiene 3 añitos, y llegamos a uno de los momentos estresantes de la maternidad… ¡toca buscar colegios!

De momento ya tenemos 4 citas entre marzo y abril para acudir a las famosas “jornadas de puertas abiertas”, y aquí andamos papamedusi y yo cuadrando calendarios para poder asistir.

De momento lo que veo observando es que algunos colegios son conciliadores, en el sentido de que dichas jornadas las están programando en sábado por la mañana, para que los padres podamos acudir (punto positivo) en cambio hay otros que las programan en horario escolar o poco conciliador (punto negativo)

Y así ando, asignando puntuaciones a los coles que tengo relacionados en mi tabla excel con los pros, contras, referencias, etc.

Se agradecen todos los comentarios/ consejos/ recomendaciones que me podáis dar mamás y papás que ya hayáis pasado por eso, algunas mamás ya me han orientado sobre que debería preguntar (gracias chicas), y me he dado cuenta de que esto es un mundo y hay muchas cosas interesantes a tener en cuenta.

El sábado que viene tenemos la primera visita, aunque creo que los momentos de mas tensión los viviremos esperando a que nos adjudiquen el cole deseado. Espero que no terminemos con esta cara de agobio…

20140307-173306.jpg

Imagen: Pinterest

Consejos y experiencias

Dudas de primerizos: ¿Cómo lavar la ropita del bebé?

Como algun@s ya sabéis y si no, lo hago oficial ahora, tía y tío medusi, han decidido dar un primito a medusi o como medusi le ha bautizado un “primoto”.

Me encanta vivir la experiencia del embarazo de mi hermana, mi compañera de juegos, mi amiga del alma y dentro de unos meses mamá. Ahora que ya esta en la mitad del embarazo y saben el sexo del bebé, es cuando comienzan a preparar lo necesario para la llegada. Estan en ese punto en que han pasado los primeros temores, y puedes disfrutar plenamente del estado en que te encuentras, el maravilloso segundo trimestre (si tienes suerte de tener un buen embarazo por supuesto) y toca informarse y decidir sobre un montón de cosas que vives por primera vez.

Comienzan las dudas y consultas, y cada vez que recibo un mail suyo preguntándome algo, me hace mucha ilusión poderle dar mi opinión y contarle mi experiencia, pero había pensado que puedo ayudarla mucho mas si publico de vez en cuando alguna entrada con alguna de sus dudas y me dais vuestra opinión, porque creo que (ya lo he comentado en alguno de mis primeros post) esta muy bien informarse vía webs, revistas, libros, etc, pero para mí la opinión de la experiencia de una madre/padre tiene un gran valor.

Una de las cuestiones que me ha planteado recientemente, es en relación con el tema del lavado  de la ropita de bebé:

¿Como tengo que lavarla, hay que tener alguna precaución en cuanto al jabón y el suavizante?

Lavar ropita bebé

Imagen: Pinterest

En mi caso, que soy muy algo neurótica con el tema de la limpieza y tras leer que lo recomendable era utilizar un jabón neutro y suave para la ropa del bebé, hice acopio del jabón que mas tierno y limpio me parecía y fue el que utilicé durante bastantes meses, hasta que fui perdiendo el miedo a que mi bebé se infectara con cualquier microbio y pasé de la fase de chupete en el suelo -> a hervirlo urgentemente a -> lo soplo un poco y ya está (si, me costó algún tiempo pero lo superé).

Hasta entonces tuve bastante cuidado a la hora de lavar la ropa, haciéndolo por separado de la nuestra y sin utilizar suavizante. En nuestro caso no nos vino mal porque luego nos dimos cuenta que medusi tiene piel atópica, así que el uso de jabones suaves era lo que mas nos convenía.

Otra cosa que leí durante mi embarazo era que también convenía planchar la ropa ya que la alta temperatura haría que la ropa se “esterilizara” mas, pero ya dudo del  rigor científico de ese consejo…

¿Cual es vuestra experiencia con el lavado de la ropa del bebé? ¿Que leyendas y verdades existen? Gracias a todos!

Consejos y experiencias

Nuestro primer calendario de Adviento

El año pasado aluciné con las preciosidades de calendario que encontré bien vía Pinterest o en los blogs de tantas mamis tan apañadas como hay en la blogosfera. Me picó el gusanillo de hacerlo, pero ya no estaba a tiempo, y me propuse que este año haría nuestro primer calendario de Adviento.

Muchas de vosotras me enviasteis geniales ideas, recuerdo además que Teresa se acordó de mi cuando hizo su post con unas ideas geniales.

Estas últimas semanas, han sido agotadoras de trabajo y se han comido casi todo el tiempo familiar y de ocio que tenía, así que finalmente un día de compras, vi que vendían uno muy chulo y me lo llevé. La verdad es que aunque no me siento muy orgullosa de no haberlo podido hacer yo misma, al menos si puedo decir que hemos empezado el día 1 con el calendario de adviento preparado y con todas las sorpresas pensadas.

Entre las cosas que he preparado para cada uno de los 24 días se encuentran: pegatinas, lacasitos, chuches, taladros con formas, adornitos para el árbol de navidad y actividades que le gustan a medusi, como jugar con plastilina y pintar con temperas. Uno de los días lo tenemos dedicado a poner el árbol de navidad, y otro a escuchar villancicos populares, y dos de ellos lo dedicaremos a hacer lo que quiera medusi (¡que peligro, a ver que nos pide!)

Quiero daros las gracias a todas las que vía Facebook, Twitter y enlaces a post me habéis dado ideas, tanto para la elaboración del calendario, como de los regalitos y actividades para cada día de la cuenta atrás, ya que una vez tenía el calendario, mi siguiente pregunta fue… ¿y ahora que me invento para cada uno de los 24 días? ¿Se puede repetir?

Finalmente, hoy ya hemos abierto el primer regalo, aunque medusi insistía en que quería coger la nota del nº 15, y he tenido que explicarle que tenemos que ir en orden, pero de cualquier modo, este año ya nos estrenamos con el calendario.

Os dejo con algunas imágenes y… ¡Comenzamos la cuenta atrás para la Navidad!

 

ya

Nuestro calendario

la foto 3

Algunas de las sorpresas

la foto 2

Miedito… ¿que nos dirá que le apetece?

la foto 1

Regalo del día 1: taladro de estrellita

 

 

Consejos y experiencias

Taller de familias

taller de familias Imagen: Pinterest

¡Hola a todos! Hoy me voy a aprovechar un poco de vosotros, disculpadme de antemano, pero creo que aquí es donde voy a encontrar los mejores consejos e ideas.

Os cuento: tenemos la posibilidad de acudir en la escuela de medusi, a unas jornadas que llaman “Taller de familias” y consiste en que él/la/los papas, acuden a pasar un día en la clase de sus hijos y realizan alguna actividad con ellos.

La verdad es que la idea la primera vez que lo propusieron me atrajo, y el otro día ya estuvieron los primeros padres y vimos por fotos, y por lo que nos contó medusi lo bien que lo habían pasado pintando una calabaza para Halloween, y me ha vuelto a picar el gusanillo.

Me apetece un montón pero no tengo ni la más remota idea de que puedo hacer con ellos… Se trata de niños de 2 años, y tengo que reconocer que me imponen… Además, hoy medusi, sin haberle yo comentado nada, cuando volvíamos a casa me dice:

– “Mamá, ¿vas a venir a mi clase? Como los papas de Pepito que vinieron el otro día…” Así que creo que a medusi le haría mucha ilusión que fuéramos.

¿Habéis participado en algún “taller de padres”? ¿Me dais algún consejillo o idea que sea fácil de realizar con ellos? Digamos que no me caracterizo por mis habilidades artísticas…

¡Muchas gracias a todos!

 

Consejos y experiencias

Que me llevo del #8J

Hola a todos! Se han escrito infinidad de post relacionados con el #8J, concretamente 88 hasta el momento de editar este post,  que podéis leer aquí.

Yo he leído ya bastantes de ellos, y puedo decir que todos son estupendos, enfocados desde diferentes puntos de vista. En mi caso, y como ya llevamos mas de una semana publicando, no quería hacer un post muy largo, así que he decidió dejaros con las 15 cosas que me llevo de este día:

  1. Un chupete super molón gracias a Infaneto y Tutete y al superdesayuno antivergüenza que hicimos antes del #8J, mil gracias a las organizadoras, estuvo genial 🙂
  2. Una bandeja de entrada llena de invitaciones a Google +
  3. Un montón de chapas chulis
  4. Un kit de productos de limpieza (no sé si era una indirecta…) entre otras cosas
  5. Un montón de abrazos de super mamás
  6. Una experiencia distinta a cualquiera que haya vivido
  7. Un montón de recomendaciones (algunas disparatadas) para posicionar mi blog 
  8. Unas buenas pautas para tener seguridad de la red
  9. Unas ideas bonitísimas para hacer mi blog más visible
  10. La convicción de que las mamás mandamos mucho, pero hacemos poco caso cuando nos ordenan (la de veces que nos instaron a sentarnos en nuestras sillas, y nosotras ni caso…)
  11. Un buenrollismo tremendo durante todo el día (a excepción del momento del tío de la entrada…)
  12. Haber estado rodeada de mujeres estupendas, luchadoras, alegres, con muchas ganas de disfrutar y de pasarlo bien
  13. El buen trabajo de los chicos de madresfera , estupendo y pueden estar orgullosos de lo felices que nos hicieron a 300 mamás/ papás ese día
  14. Momento “quedo en la puerta de entrada con dos mamis durante uno de los talleres, porque no había manera de encontrarnos en la sala”
  15. Recibir mensajes de twitter preguntando donde estaba porque querían conocerme #ilusióntremenda

Bueno, y personalmente… aparecer en la fotaza del suplemento de El Mundo del Jueves 13, acompañado de  mamá runner, mamá cachorro y las camisetas de mami, ahí, dándole a la tecla… ¡Un honor!