Browsing Category

Consejos y experiencias

Consejos y experiencias

Today 31.1.13

Hola a todos!

Llevo desde que empezó el año negándome a hacer la típica lista de propósitos de año nuevo, si, esa típica lista que mentalmente tienes, pero que te da miedo plasmar en un “post” porque luego, va pasando el año y te vas dando cuenta de que no llegas a cumplir todo lo que te habías propuesto, y te entra la depre. No quería obligarme a ello… pero el otro día, vía twitter descubrí esta iniciativa de Scarlata que podéis ver aquí, y que no me preguntéis porque, me atrajo mucho participar en ella.

Así que, aquí me tenéis con unas ganas locas de meterme en la cama, pero quiero dejar a punto mi Today 31.1.13.

Aunque os he enlazado su post más arriba, este es un resumen de las instrucciones de participación:

Today 31.1.13

Y como esta entrada está programada, ahora serán las 13 horas, y estos son mis 13 propósitos:

1. Revelar las fotos que me quedan para terminar álbum familiar que empecé cuando nació Medusi

 

2. Tomarme las cosas con filosofía y no estresarme tanto

 

3. Leer muchos libros (en mi nuevo Kindle)

Source: amazon.com via Julia on Pinterest

 

4. Actualizar el blog mas a menudo

www.mamamedusi.com

 

5. Ponerme al día con el Inglés

Source: weheartit.com via Sarah on Pinterest

 

6. Disfrutar al máximo el tiempo que estoy con Medusi

 

7. Poder quedar mas a menudo con mi hermana, retomar nuestras famosas “citas de hermanas”

Source: google.com via Cynthia on Pinterest

 

8. Sacar tiempo para quedar mas a menudo con mis amigas del 1.0

 

9. Conocer y poder volver a encontrarme con bloggers del 2.0

 

10. Saborear los momentos con Papamedusi, esos momentos “nuestros” que podemos darnos de vez en cuando, no tienen precio.

 

11. Cocinar mas … vale, venga, dejémoslo en cocinar a secas 🙂

 

12. Completar mi álbum del chiribitil saltamontil
Cuadernillos Saltamontes (2)

 

13. Intentar que se me pegue algo de “trendy mother”, el DIY no es lo mío, pero al menos, quiero intentar hacer alguna cosilla…

 

El 11.12.13 le daremos un repasillo a esta lista, a ver si consigo cumplir todos estos propósitos.

Y si os ha gustado la idea, ¡animaos a participar!

Consejos y experiencias

Mi Madresférico invisible: una verdadera sorpresa

Una vez más, el equipo de Madresfera nos sorprendió con la maravillosa idea de hacer un amigo invisible. En este post nos explicaban cómo había surgido la iniciativa, de la mano de dos grandes blogueras como son Jaio y la desmadrosa, y las condiciones para participar.

Nada mas leer el post, tenía claro que quería participar, así que me apunté, y esperé impaciente a recibir el mail en el que me comunicaban quién era mi amigo invisible.

Es cierto que después de ir viendo como han sido los regalos, creo que me lo podía haber trabajado un poco más, pero la verdad que era la primera vez que participaba en un amigo invisible tan anónimo, y no nos engañemos, no soy una mamá muy trendy que digamos, aunque me encantaría serlo.

El caso es que, el martes recibí el aviso de correos de que me había llegado un paquete, y hasta el jueves no puede acercarme a la oficina, así que la intriga me duró un par de días más.

Por fin, el jueves pude pasar a recogerlo, y mi primera sorpresa cuando me lo entregaron, era el tamaño del paquete… me esperaba algo más pequeño, que ilusión!

En cuanto llegué a casa, con Medusi curiosón y revoloteando ante el pequetito, comencé a desenvolverlo, con un poco de pena, porque el embalaje inicial me encantó, totalmente personalizado, tenía celo tipo washi tape de “Alicia en el país de las maravillas”… para las que no conozcáis mi nombre real, deciros que soy tocaya de la protagonista de ese cuento, así que me pareció todo un detallazo que mi madresférica invisible lo hubiera utilizado.

la foto 5

 El corazón lo he añadido privacidad 

Una vez abierto, me encontré con una caja que me encantó, que ¿por qué? pues porque soy una fanática de las cajas, me gustan de todo tipo, tamaño, forma, color… y esta era preciosa. Que nervios, seguía profundizando en la caja, y lo primero que encontré visualmente fue un montón de caramelos y bombones…mmm… la cosa pintaba bien.

la foto (3)

Seguidamente, había dos paquetitos:

  • El primero, contenía un broche elaborado que es una flor pensamiento, precioso
  • El segundo paquetito, contenía una crema reparadora para manos, me viene fenomenal porque también soy bastante fan y dependiente de las cremas, sobre todo en invierno que se resecan mucho las manos.

la foto 3la foto 4

Resumiendo, me encontré con unos preciosos regalos, muy bien preparados, envueltos y con una preciosa carta donde me desvelaba su identidad mi madresférica invisible, cuál fue mi emoción al comprobar que era: ser madre

Muchas gracias Pilar, acertaste con todos mis gustos y estoy encantada con mis regalitos, fue toda una sorpresa!!

Espero que todas las que hayáis participado en el madresférico invisible, hayáis quedado tan contenta como he quedado yo con el mío.

Millones de gracias a Madresfera y a Ser madre 🙂

Consejos y experiencias

Cuadernillos del Chiribitil Saltamontil

Hace tiempo que quería escribir esta entrada, por fin encuentro un hueco para ello.

Quería hablaros de los cuadernillos del Chiribitil Saltamontil, y os cuento la historia:

A raíz de un sorteo que mami saltamontes hizo en su blog, descubrí unos maravillosos cuadernillos que hace ella misma a mano… desde ese momento, quedé fascinada ya que a mí me gustan mucho las fotos, hacer collages, guardar recuerdos… y se me ocurrió que con uno de sus cuadernillos podría tener todo en uno, incluso con anotaciones a mano.

Me puse en contacto con mamá saltamontes que enseguida, me respondió y me ofreció varias alternativas, y supo dar con lo que estaba buscando.

El resultado de mi pedido, fue este y estoy encantada con mi cuadernillo… tanto que ahora no me decido por como completarlo… ¡hay tantas posibilidades!

Cuadernillos Saltamontes Cuadernillos Saltamontes (2)

Si os gustan tanto como a mí, podéis pasar por su casa ya que precisamente ahora esta de sorteo de navidad, así que… ¡no os lo penséis dos veces!

Un abrazo 🙂

 

Consejos y experiencias

Vinilos & Novatadas

Papámedusi y yo somos muy fans de los vinilos. Cuando estábamos pensando en la habitación de Medusi, teníamos muy claro que en ella íbamos a poner algunos.

Reconozco que tengo debilidad por los arbolitos, me encantan como quedan a lo largo de la pared, me parecen una preciosidad, aunque finalmente nos decantamos por otros modelos, concretamente, en la habitación de Medusi pusimos 3 vinilos diferentes. 

Los compramos vía Etsy, y voy a colgar las fotos entre esta selección de vinilos que he encontrado por las webs… ¡a ver si adivináis cuales son los nuestros!

Pista: Además en uno de ellos, descubriréis el nombre de Medusi  (no lo he puesto muy difícil…)

Novatada: La pista anterior no es del todo cierta, pues en este post del domingo en lugar de nombrar a Medusi, se me “escapó” el nombre real y así, sin quererlo, me enteré de mi propia novatada gracias a un comentario de Pilar de todomundopeques… así que, para los que no visteis mi post del domingo, aun mantenéis la incógnita hasta ahora…

                                                                                      Source: etsy.com via Marta on Pinterest

                                                                   Source: mariadiamantes.com via Soyayita_Design on Pinterest

                                                                                Source: google.com.uy via Sara on Pinterest

                                                                            Source: decopeques.com via DecoPeques on Pinterest

                                                                              Source: muralesyvinilos.com via Amparo on Pinterest

                                                                    

¿Habéis descubierto cuales son los nuestros 🙂 ?

Consejos y experiencias

FlashPost: ¡Quiero jugar!

Volviendo a casa, voy pensando cómo aprovechar el tiempo este fin de semana de tres días que tenemos los madrileños, ya que pinta lluvioso.

Además, tengo que reconocer que somos bastante caseros, y ya que entre semana no paramos mucho por casa, el fin de semana nos gusta poder reconciliarnos un poquito con ella.
Esto era sencillo cuando éramos dos, pero ahora que Medusi está en nuestras vidas, tenemos que tener en cuenta que este pequeño pasajero quiere marcha, y eso significa que las tardes de sofá y mantita, salvo siestas de Medusi, se nos han terminado.

Normalmente, para los días caseros y puesto que con los aparatejos y cachivaches que tenemos no logramos que se entretenga un rato largo, vamos alternando con otras actividades, como pintar o leer. Pero igualmente a estas edades, creo que es bastante difícil tenerle entretenido con lo mismo durante un buen rato.

Se me había ocurrido preguntaros a vosotros, papis y mamis del 2.0 cuales son vuestros truquillos para mantener entretenidos a los peques en estos días caseros, que actividades os funcionan con ellos y cuáles son sus preferidas.

Una de mis opciones es que como le gusta pintar, podía comprar unas temperas y pinceles y hacerlo sobre un mural o una cartulina, pero no sé si para un peque de 20 meses es adecuado, ni qué tipo de pintura comprar, por si es tóxica ni donde adquirirla.

Me apetece hacer cosas creativas con él: sorprendente porque nunca he tenido vocación artística, yo soy más analítica pero ahora, será el instinto maternal, me apetece hacer manualidades y actividades creativas con él.

¿A vosotros también se os activó la vena creativa?

Se aceptan sugerencias y recomendaciones, siempre digo que la experiencia de los padres es mejor que lo que te pueden recomendar en un libro.

¡Buena tarde a todos!

20121108-173311.jpg

Consejos y experiencias

Evolución mochilera

Mochila, mochila… jeje, no, no voy a seguir con la cancioncilla de nuestra amiga Dora la Exploradora, que luego no hay quien se la quite de la cabeza, aunque en esta historia si voy a hablar de nuestra mochila.

Me doy cuenta de que he evolucionado, al menos, en lo que respecta a una parte de madre neurótica… o no, quién sabe… El caso es que he conseguido que la bolsa del peque no pese más de 7 kilos!!

Sí, me ha costado unos 18 meses, pero ahora os voy a confesar una cosa… hay días que incluso salgo sin nada, solo un mísero biberón y una bolsita de toallitas… que aventurera!!

La verdad es que yo soy una chica muy organizada y previsora, y eso de salir con el peque y necesitar algo y no tenerlo… me pone muy nerviosa, así que en la “bolsita” por llamarla de alguna manera, porque ya era casi una maleta de viaje, cada vez que salíamos no podía faltar lo indispensable (pañales, cambiador, toallitas, ropa de cambio), y lo del “por si acaso” (gasas, cortauñas, cremitas varias, cepillo de pelo…) si, podría extenderme a unas miles de cosas que llevo para el “por si acaso” y que apenas hemos tenido que usar, pero ahí estaban oye.

¿Es cosa de mamá primeriza, de mujer neurótica, de ambas cosas a la vez? Quién sabe, pero bueno, lo importante es que he dado un paso más, básicamente un poco obligada porque con el Bugaboo, no teníamos problema pero ahora con la silla de paseo que es más ligera, la bolsa pesaba más que el carro mismo, y cada vez que sacaba al peque se me iba la silla para atrás cual catapulta (menos mal que Medusi estando dentro contrarrestaba el peso).

El caso es que, hemos conseguido reducir considerablemente el peso y volumen de la bolsa, al menos para las salidas rápidas, y eso ya es un logro.

Nosotros compramos esta bolsa, que es más grande incluso que las normales, y la verdad que estamos muy contentos con ella:

Imagen vía bababebe http://www.bababebe.com/products/skiphop-bolso-duo-blossom-flor

Mamis, papis, ¿qué consideráis imprescindible llevar, además de toallitas, pañales y cambiador, en vuestra bolsa de paseo?

A ver si me estoy olvidando de algo!!

Consejos y experiencias

Matronatación

                                                                Source: vinagrete.tumblr.com via Gabriella on Pinterest

 

Hoy os quiero contar como fue nuestro primer día de matronatación. El sábado fuimos a nuestra primera clase, y tengo que reconocer que la clase no estuvo mal, pero salí del gimnasio algo magullado…

La noche anterior, yo había estado un poco pachucho, asusté a mis papis porque era la primera vez que me veían vomitar de esa manera. Llevo tres semanas en la guarde, y me estoy inmunizando, pero todo lleva su proceso. El caso es que no estaba yo seguro de que fuéramos a ir al día siguiente a clase, con la ilusión que me hacía estrenar ese gorrito que Papamedusi me había comprado.

El sábado por la mañana amanecí más animado, y mi mami decidió que íbamos a ir a nuestra primera clase juntos. Después de desayunar y ver que todo quedaba dentro de mi cuerpo, me puso ese pañal bañador que recuerdo que me ponía los días que estuvimos en la playa, me volvió a vestir y salimos rumbo a la piscina.

Tengo que decir que reaccione en plan “lapa” cuando llegamos allí: ese vestuario en el que nunca había estado me imponía respeto, y me aferré a mi madre que se las vio y se las deseó para desvestirme, ponerme mi gorrito y lo peor de todo, ponerse ella el suyo sin que yo me soltara de su cuerpo… se lo puse un poco difícil para que nos vamos a engañar, pero en mi defensa tengo que decir que había pasado una noche chunga y tenía bastante un poco de mamitis.

Acto seguido, nos dirigimos por un camino un poco enrevesado hacia la piscina (entre eso y que mi madre es lo peor para orientarse) yo no sé a dónde me llevaba, pero fuimos a parar a un sitio muy amplio, con olor a humedad y con mucha gente que iba ataviada igual que nosotros (bañador y gorrito) y estaba chapoteando en un recipiente enorme de agua.

Cuando llegamos, un chico nos preguntó nuestro nombre, yo no quise ni mirarle, y le empezó a explicar a mi madre en que iba a consistir la clase de ese día. Parece ser que allí les van a enseñar como tienen que actuar para que a nosotros los peques, se nos quite el miedo al agua y disfrutemos de ella.

Empecé la clase algo receloso, y también abrazado a mi madre como si no hubiera mañana. Poco a poco, me iban dando juguetitos y yo iba soltando un bracito, y luego otro para intentar atraparlos, porque los joios se escapaban por el agua, pero al cabo de dos vueltas entendí lo que estaba pasando… ese chico y mi madre intentaban que yo estuviera ahí entretenido para poco a poco ir soltándome y sosteniéndome con un “churro” de gomaespuma que no me hacía gracia, menos mal que reaccioné a tiempo y volví a colgarme de su cuello, para ya no soltarme hasta el final de la clase.

Cuando terminamos, el chico al que llamaban monitor, le dijo a mi madre que era normal, que el primer día los peques no querían ni mirarle y que ese día era una toma de contacto… que se lo cree él, a mi no me engañan, ese quiere que yo me las vea a solas con el recipiente de agua, pues va listo!! Yo estaba un poco mosca de tanto desvestirme, meterme en el agua y cuando ya parecía que le cogía el tranquillo, me vuelven a sacar, así que no se lo puse muy fácil a mi madre para cambiarme de ropa, y ella tampoco había contado con que ella misma se tenía que cambiar con la presencia de un terremoto como yo.

La situación fue la siguiente: entramos a una cabina a desvestirnos, mi madre me secó y me puso sequito, y cuando ella empezó a cambiarse yo empecé a impacientarme y a revoltosear, consecuencia: a la que mi madre levantó la rodilla para cambiarse el bañador, yo eché la cabeza hacia delante y me llevé un rodillazo en el pómulo, hala, lo que me faltaba ese día para que ya me volvieran tarumba!!

Todo ello desencadenó una escena de llanto, mi madre con sudores por todo el cuerpo y acordándose de todos los que no le avisaron de lo “divertido” que es cambiarse en el vestuario cuando vas con tu bebé… “que bien lo vais a pasar en matronatación”, “ya verás como el peque aprende a nadar y se le quita el miedo al agua…”, pero de cómo se lo tenía que montar cuando tuviera que cambiarse de ropa con él en el vestuario, ni mú.

Así que un pocos estresados, conseguimos salir del gimnasio secos, y yo con una mejilla colorada aunque finalmente, contentos, porque a pesar de todo, es una experiencia pasar un ratito con tu mamá y realizar esa actividad juntos.

Y guardarme un secreto… ya tengo ganas de que llegue la próxima clase, además quizá en esta ocasión me acompañe Papamedusi, aunque espero no volverme a llevar otro rodillazo, así que tendré que comportarme en los vestuarios…

PD: Mi mamá me pide que os pregunte a las mamás/ papás lectores, trucos para sobrellevar esos momentos de vestuario cuando te las ves a solas con tu retoño, mojado y terremoteando!!

Pasad buena semana todos!