Browsing Category

Divagaciones maternales

Divagaciones maternales

Mentiras y chantajes…

Made with Repix (http://repix.it)

Chantaje, si, es lo que se estila ahora en casa, precisamente eso que piensas que no debe aprender tu hijo, esos actos de #malamadre que no  son dignos de seguir…

Pero, ¿qué mamá/ papá no ha sacado la golosina de turno o el chocolate para que su hijo baje de los columpios y regrese a casa sin rechistar? ¿Quién no le ha puesto un cebo apetitoso a su hijo para que haga el pipí/ popó en el orinal? ¿Ninguna habéis tirado de Peppa Pig & sus amigos de Clan para tener al peque quieto durante al menos el tiempo imprescindible para hacer eso en casa que necesitas hacer con urgencia, o poder terminar de vestirle sin tener que hacerle un placaje para que se esté quieto?

Mentiras: Lo que sucede con esto, es que los enanos no son tontos, son pequeños pero listos a rabiar, y ellos también usan sus armas para engañarnos, como por ejemplo:

Mamá tengo pis” cuando ya le has arropado y acomodado en la cama y retrasar un poco más el tiempo de irse a acostar, o mismamente esta mañana, con cara de corderito camino del matadero… “mamá quiero desayunar”… una ve esa carita, hambrienta y lucha contra la pereza y las legañas, y se levanta de la cama preparar el desayuno a su hijo, y cuando regresa con el desayuno listo, se encuentra al susodicho tumbado en el sofá y diciéndole que primero va a descansar un poquito… y luego ya desayunará O_o

En fin, después de esta divagación y preguntándome si en vuestras casas sucede lo mismo, me despido deseando que paséis buen fin de semana… con o sin chantajes 🙂

Divagaciones maternales

Felicitaciones a una bloguera muy especial

Esta semana, aunque sigo de retiro vacacional, podéis leerme en casa de mi amiga Marta de Cuando la manada duerme.

Esta semana esta celebrando sus dos años de blog, nos sugirió participar hablando de nuestra manada y me pareció una invitación que no podía rechazar.

Personalmente, tengo a Marta un cariño especial ya que además de haber coincidido y estado juntas dos veces este año, siempre recordaré que ella fue quién me dio la primera bienvenida en este maravilloso mundo de la blogosfera maternal, creo que es alguien que siempre esta dispuesta, te tiende una mano y te ayuda en lo que pueda y haga falta.

Por eso y por muchos mas años de blog… MUCHAS FELICIDADES LEONA!

Y ahora, a leer muchas historias sobre manadas en el siguiente enlace.

Divagaciones maternales

¡A vacacionear!

Hola a todos!

Pues si, ya le ha llegado la hora a la familia medusera de disfrutar de unas merecidas vacaciones!

Y si, puedo decir que son merecidas porque ha sido un año de mucho trabajo tanto para papamedusi como para mi, y aunque no nos quejamos si que reclamamos nuestro descanso.

Y un año de cambios para medusi, porque aunque hemos seguido nuestras rutinas no olvidemos que ahora están descubriendo cosas nuevas cada día, aprendiendo, y además también ha tenido su jornada de escuela todos los días, medusi lleva un par de semanas poniendose serio y diciendo que el “quiere irse de vacaciones”

Así que, aunque casi casi el blog ya lo tenía de medio vacaciones porque estas últimas semanas han sido maratonianas, salvo que se tercie algún post express, colgamos el cartel de “descansando por vacaciones” y volveremos ya casi en septiembre 🙂

Ahora nos queda la ardua tarea de hacer las maletas, que si ya era complicado cuando éramos dos, ahora que hay que hacer 3 incluidos todos los utensilios que necesite o creamos que pueda necesitar medusi la tarea se complica, pero como dice el refrán “sarna con gusto… ”

¡¡¡¡¡Que paséis todos muy felices vacaciones!!!!!

20130802-080904.jpg

Imagen: Pinterest

Divagaciones maternales

26 de julio: día de los abuelos

http://muymolon.files.wordpress.com/2012/06/caja03abuelos.jpg

Imagen: Pinterest

Hoy 26 de julio es el día de los abuelos. Actualmente, yo tengo la suerte de contar con mis dos abuelas, que son unas luchadoras y siguen sobreviviendo a estos tiempos modernos y a todo lo que la vida les ofrece, pero este post es de especial agradecimiento a los abuelos de medusi.

Medusi podría darles muchas gracias por lo bien que se portan con él, por proporcionarle todo lo que  necesita, ocuparse de él, darle todos caprichos y todos los mimos del mundo… pero hoy quiero ser yo la que les dé las gracias.

  • Por estar siempre ahí
  • Por cuidar de él cuando papamedusi y yo no podemos
  • Porque ellos nos facilitan mucho las cosas y nos apoyan: me animan en todos mis proyectos y aspiraciones laborales, aunque eso suponga tener que recoger a medusi por las tardes y cuidarle hasta que yo llegue
  • Porque siempre tienen la mano tendida para ayudarnos, sin explicaciones, desinteresadamente, en cualquier momento y en cualquier lugar
  • Porque hacen de enfermeros siempre que haga falta, tanto de su nieto como de sus hijos
  • Porque hacen de cocineros, consejeros, amigos, confidentes… antes de ser abuelos fueron padres, y saben perfectamente lo que tienen que hacer.

Ahora sé lo que se siente al ser madre, pero no me puedo imaginar lo que se siente al ser abuelo. Dicen que es una sensación fuera de lo normal, de lo conocido, muy especial y no tiene nada que ver con el sentimiento paternal.

Algún día espero ser abuela, mientras tanto disfrutare como espectadora de la alegría de sus caras cuando están con medusi, porque aunque aun no sepa lo que se siente, si siento lo que transmiten y cuando ellos ejercen de abuelos, se les ve… ¡FELICES!

 ¡Gracias abuelos!

Divagaciones maternales

Tiempo de calidad

Desde que nació medusi, mi preocupación ha sido atenderle lo mejor posible, y poder brindarle toda la atención que necesita, esto quiere decir que además de las necesidades básicas, me gusta que el tiempo que pasamos juntos, sea de calidad, sobre todo porque trabajando ese tiempo se reduce bastante.

Muchas veces me pasa que cuando estoy con él, lo único que quiero es que este disfrutando de ese momento, que esté haciendo algo que le haga feliz, e intento jugar con él y entretenerle todo lo posible.

Hay veces que llego cansada de trabajar, y me cuesta bastante coger su ritmo y no soy capaz de dedicarle el 100% de mis capacidades, y me siento un poco culpable si no le estoy prestando demasiada atención. Otros días, lo doy todo y termino exhausta el día, aunque con una gran satisfacción de haber pasado un buen rato juntos.

Seguramente, él no recordará cuando sea mayor muchos de estos ratos, o si, quien sabe, pero si es cierto que el pasar TIEMPO DE CALIDAD con mi hijo es una de mis grandes prioridades y preocupaciones.

Gracias a muchas de vosotras, que me dais ideas, construimos momentos divertidos, por ejemplo me encantan los post de trastadas de mamá porque se le ocurren mil ideas que hacer con su peque, o las tardes de paraguas de cuando la manada duerme donde nos cuenta un montón de juegos que pone en práctica con su cachorro, entre otros muchos blogs que sigo a diario.

Y yo, como primeriza me pregunto: ¿Cómo saber si realmente tu hijo esta disfrutando? ¿Qué es mejor, ofrecerle muchas alternativas, o dejar que sea él el que me guíe en lo que le gustaría hacer en cada momento?

Imagen: Pinterest

 

 

Divagaciones maternales

¡Mi primer cumpleblog!

Hace un año no hubiera pensado que en esta gran aventura podría celebrar un aniversario, pero aquí estamos, con la misma ilusión y un año ya de experiencia

Durante este año he “conocido” a gente encantadora, con la que he compartido, me han ayudado, nos hemos divertido y en definitiva, que han formado parte de mi desconexión de la rutina diaria y las obligaciones.

También he CONOCIDO con todas las letras, a bastantes mamás blogueras, gracias al Handay y al reciente #8J he tenido la oportunidad de poneros cara a muchas de vosotras, y una vez mas de vivir una experiencia que antes no había conocido, como son las desvirtualizaciones.

Quién me iba a decir a mí, que soy bastante tímida de inicio, que iba a quedar con casi 30 mamás a las que no conocía más que del mundo virtual, a compartir un desayuno… A más de uno le he sorprendido… ¿verdad Papamedusi? Incluso he de decir que me he sorprendido a mí misma.

En definitiva, muchas gracias a todos mamás/papás blogueros que habéis hecho que merezca la pena invertir unos minutos de este tiempo tan valioso que tenemos para escribir un post o un tuit.

Si tuviera que definir el entorno 2.0 mamá-blogueril, diría que en general sobre todo impera el buenrollismo y la buena disposición que hay ante cualquier duda o problema que planteemos: siempre encuentras una respuesta a ese post o a ese tuit de “socorro”.

Tengo que reconocer que el ritmo con el que me gustaría atender el blog no es el que quisiera, me gustaría darle mucha más vidilla, poder publicar mas entradas pero mi filosofía al respecto es escribir sin agobios y para disfrutar, así que tampoco me puedo quejar del resultado.

No obstante, os adelanto que voy a celebrar el cumpleblog como merece, pero lo haré en septiembre que ya estamos todos de vuelta de las vacaciones y así me dará tiempo a preparar alguna que otra sorpresilla.

Así que mientras, espero seguir compartiendo con vosotros muchas más aventuras, tanto por aquí como por las redes sociales.

¡Qué paséis un gran verano! Y…

Source: Uploaded by user via Ana on Pinterest

Divagaciones maternales

La operación pañal de Medusi

El otro día medusi os contó su particular versión de la operación pañal aquí. Hoy os cuento la versión mía, para que tengáis ambas perspectivas y para los que estáis dudosos en empezar con ella.

Suelo documentarme bastante antes de cada etapa que nos va a tocar, y respecto a la operación pañal tenía una opinión clara: no iba a presionar a medusi, es decir, medusi es de febrero lo que significa que no tengo prisa por quitárselo ya que aún nos queda un año más de escuela, por lo cual, me lo iba a tomar con relativa calma y sin agobios.

Dos amigas mías ya habían pasado por la experiencia con bastante éxito, y eso hizo que por un instante me animara y pensara: “oye, pues a lo mejor es el momento”. Pero tengo que decir que salvo un par de sentadas en el orinal que sacamos a escena después de reyes (cuando contaba con 23 meses y empezaron a sentarle en la escuela), no había materializado ninguna vez el proceso.

Sinceramente, creo que si no fuera porque su profesora de la escuela me lo planteó, quizá ni me habría animado tan pronto, pero en el mes de mayo nos llegó una nota en la agenda donde nos proponían empezar en junio, y así de primeras tengo que decir que dudé, es mas mi respuesta fue: “Si para cuando llegue junio está preparado, no nos importa empezar”. La verdad, no me quería mojar porque no estaba realmente segura.

Para mí, el paso de quitar el pañal supuso una especie de “shock”, sobre todo el fin de semana de antes de empezar que fuimos a comprarle sus primeros calzoncillos. Aquí os contaba mis impresiones acerca de cómo crecen sin casi darnos cuenta, y el encontrarme en casa con sus primeras mudas, me llenó de nostalgia porque implicaba que tu bebé ya no lo es tanto,  y me puse un poco melancólica.

Llegó el mes de junio, y nos encontramos con una gastroenteritis de las de tener que llevarle a urgencias a que le pusieran suero, por lo que decidí hablar con su profesora, así también podía preguntarla directamente si ella le veía preparado y acordamos posponerlo un par de semanas hasta que medusi estuviera totalmente recuperado. Además, durante esos días poco habíamos podido practicar.

Aun no ha hecho un mes, comenzamos el lunes 10 de junio y tengo que decir, que contra todo lo que yo pensaba, el balance es muy positivo.

Eso sí, los 3 primeros días, se lo hacía toooooodo encima, cada diez minutos  le teníamos que cambiar, y lo que más me preocupaba durante esos días es que no le molestaba, y se negaba a que le cambiara de ropa. Esos días pensé en dar marcha atrás y volver al pañal, pero con mucha paciencia infundida por Papámedusi (porque yo no me caracterizo por paciente), seguimos durante esa semana y para sorpresa nuestra, el viernes ya tenía bastante controlado el tema del pipí.

El “popó” hemos tardado sobre unos 10 días más en controlarlo, pero ya para esa etapa estaba un poco más animada porque había visto que el pis iba marchando, y por experiencias y según me confirmo su profesora, la caca tardan más en controlarla, así que estábamos dentro de la normalidad.

¿Os cuento el truco? Pues muy sencillito, después de haber probado de todo: bailes, fiesta, etc. finalmente recurriendo al soborno lo hemos conseguido. Si, suena fuerte pero es la pura realidad. Varias amigas blogueras, me contaron que ellas lo habían conseguido a base de Lacasitos. Y efectivamente, motivándole con el  “premio” si hacía la caca, conseguimos las primeras, y después de unas cuantas, ya no nos pide el premio cuando lo hace 🙂

A día de hoy, estoy bastante satisfecha en cómo se ha desarrollado la O.P. Una vez más, me han demostrado en su escuela que son profesionales y supieron detectar cuando estaba preparado, y todo hay que decirlo y creo que es lo más importante: nuestros hijos siempre nos sorprenden, para mejor.

Las profesoras me comentaron que muchas veces hasta que no se lo quitas ellos no reaccionan, es decir, esperamos a que nuestros hijos muestren interés, nos pidan el orinal, hacer pipí en él, pero a lo mejor hay niños que hasta que no se le quitas el pañal y comienzan a vivir liberados, no lo piden.

Así que una vez superado el primer mes de O.P, estos son los consejos que os puedo dejar a las que os lo estáis pensando o estáis ya en ello:

 

–       Mucha mucha muuuuuuchha paciencia: los primeros días se lo pueden hacer todo encima, no pasa nada, que no cunda el pánico. Ahora lo sé, entra dentro de la normalidad

–          Tener un buen arsenal de mudas. Entre las que tuve que dejar en la escuela, y en casa de los respectivos abuelos, los primeros días me quedé un poco pillada de recambios, y tuve que ir a comprarle más.

–          Si el tiempo lo permite, como ahora en verano, dejarles desde el primer momento en calzoncillo o braguitas. Los primeros días le ponía también pantalones, y cada vez que se le escapaba había que cambiarle prácticamente  entero, porque salvo la camiseta, los calcetines y las zapatillas también salían perjudicadas.

–          Recurrir al soborno, en este caso, no es malo, está permitido 😛

¿Y vosotros, cómo vivisteis la operación pañal?

 

 

Divagaciones maternales

Mini-hombre

El otro día me quedé en shock cuando fui a comprarle ropa a Medusi, sí, cuando os lo cuente a lo mejor os parecerá una tontería, pero es que… ya hemos pasado la barrera de los 24 meses, lo que quiere decir, que en algunas tiendas ya no encuentro ropa en la sección bebes, si no que ¡nos mandan a la sección niños!

¡Niños! pero por favor, si para mi medusi aun es un bebé… pues no, ya tenemos que ir a la zona de calzoncillos, camisetas de interior, se acabaron los bodies, con lo que me gusta a mí que vaya con la tripita cubierta, pues no, parece ser que ya por edad, no toca. Ahora es un mini-´hombrecito, y los mini-hombrecitos ya no llevan bodies, en todo caso camisetas de interior, que ya son mayorcitos ellos para meterse la camiseta por debajo del pantalón si se les sale. Y se acabaron también las camisetas de dibujos tipo Elmo o Mickey Mouse… a partir de los 24 ya pasamos a otra dimensión, donde no hay cabida para esos entrañables personajes, eso se lo dejan a los bebés.

Después de esa primera experiencia en la que salí de la tienda casi con la lagrimilla de pensar que ya no tenía un bebé, he dejado pasar un tiempo prudencial y ya me he sentido con fuerzas para enfrentarme a la nueva sección de ropa para Medusi.

En ella he encontrado nuestras nuevas adquisiciones ya de cara a la O.P (si, la querida operación pañal) que vamos a iniciar en breve, y ya sí me he dejado cautivar por esos mini-cazoncillos, hay de todo: tipo boxer, slips… y hemos hecho acopio de sus primeras camisetas de interior, a riesgo de que Medusi a partir de ahora vaya con los riñones al jerez, me temo que ha llegado la hora de decir bye bye a mis amados bodies.

mini hombre

Y es que, se nos hacen mayores muy rápido y casi no nos damos cuenta.

Y para vosotros, ¿cuándo fue el momento en que os disteis cuenta de que ya no teníais un bebé?

Un abrazo!

 

Divagaciones maternales

#8J… ¡que no queda nada!

El próximo sábado, Madresfera y YO DONA se las han apañado (muy bien por cierto) para reunirnos a 300 blogueras. Dicha cita tendrá lugar en Matadero (Madrid) y será el I Encuentro de Madres Blogueras, podéis ver más detalles aquí

Me parece una idea genial, me encantan las ponencias que han anunciado creo que van a ser muy interesantes y podemos aprender mucho, y además creo que una de las cosas que más nos hace ilusión a tod@s, es poner cara o reencontrarnos con ese amig@ virtual con el que coincidimos a diario, compartimos risas, penas, agobios  y sorpresas del día a día y sobre todo de nuestra gran aventura maternal que es lo que nos ha unido.

Además, el emplazamiento me parece estupendo, hace unas semanas estuve allí por primera vez, y me encantó como está preparado para este tipo de acontecimientos.

Así que espero que tengamos muchos de estos…

Source: Uploaded by user via Cynthia on Pinterest

y un mogollón de estas…

 

y aunque a día de hoy muchas no sepamos si ponernos traje, vestido, sandalias, botas, ir de blanco o multicolor, sobre todo que pasemos un gran día 🙂

Ah! por cierto, que no solo se trata de pasar un buen día…¡también tienen algo preparado para la noche! Aquí dejo el cartel, preciosísimo por cierto, diseñado por la gran madre novata (si hacéis click sobre él, tendréis mas info).

Madresfera #fiesta8j

Como dice madresfera en su página de inicio… ¡quedan 6 días!

Divagaciones maternales

El parque, ese gran desconocido

                                                   Source: 2.bp.blogspot.com via martha idalia on Pinterest

¿Recordáis esta escena de la película Los pájaros de Alfred Hitchcock? Pues donde veis una rubia, imaginadme a mi (si difícil), donde veis dos niñas imaginad un cubo y una pala, y donde veis esos pajarracos negros imaginaos cantidad de niños de no más de 2,5 años en el momento en que hoy he llegado al parque y he sacado el cubo y la pala!!

Si ya lo dijeron la señora desmadres y la niña sin nombre en sus respectivos post, lo del parque es para hacer una guía de lo que se debe y no se debe hacer y cómo sobrevivir, y aun así que ya iba avisada… ¡me he sorprendido!!

Señores y señoras, por favor, vigilen a sus retoños, que hay que darles libertad pero una cosa es eso, y otra que yo me tenga que poner a entretener a 5 niños y distribuir cubos y palas para que no le quiten al mío las suyas.

Y por favor, enseñen a sus hijos a no montar en vehículos ajenos, porque hacen que me vuelva mala madre. Si, ¡malísima! Estoy tratando de que Medusi comparta, de que no se enfade cuando alguien toca sus juguetes… pero después de que dos niños usurparan su pequeña moto-triciclo, y se instalaran en ella sin intención de abandonarla, he tenido que recurrir a: “medusi, mira que están subiéndose en tu moto”, para que él fuera allí y con la excusa de que quería montar, poder alentar a los pequeños usurpadores a que abandonaran el aparato… he de decir, que el trabajo de sacar a los niños del vehículo también lo he tenido que hacer yo, porque en subir no tenían problema, pero luego no podían bajar. Y yo me vuelvo a preguntar… ¿dónde estaban los correspondientes padres?

Ay ay ay, y esto solo acaba de empezar.

¿Cuántas aventuras nos depararán estos momentos de parque?