Browsing Category

El rincón de Medusi

El rincón de Medusi

Taller de familias II: Medusi os cuenta nuestra experiencia

Hoy ha sido un día inolvidable, al menos creo que para mis padres… yo no sé si cuando sea mayor me acordaré, aunque seguro que ellos me contaran esta experiencia con mucho cariño.

Como os contaba mi mamá en este post, en mi escuela al inicio de curso, nos hablaron de los talleres de familias. A mis padres, les hacía mucha ilusión, y solo hizo falta ver como lo pasamos cuando fueron los primeros padres para que los míos se decidieran a apuntarse los siguientes.

Gracias a todos vosotros, mi madre recopiló un montón de ideas para poner en práctica en el taller, pero también quisieron contar con la opinión de mi profesora, para ver de qué manera podían participar en la dinámica de la clase y del programa que estaban llevando. Ella les sugirió que como estábamos trabajando el color rojo, podíamos hacer un portalápices, y les envío un modelo. A mis padres, les pareció una idea genial, y fácil de hacer y se pusieron manos a la obra.

Este fin de semana han estado trabajando mucho en ello, me consta que estuvieron preparando todo para que hoy lunes, pudiéramos trabajar los 23 niños que estábamos en clase con los materiales que nos tenían preparados…¡han recortado mucho estos días!

Hoy cuando hemos amanecido, me decían que iban a venir conmigo a clase, pero me han dejado allí a primera hora y se han marchado, y después de hacer la asamblea, de repente… ¡han aparecido allí con nosotros! Yo me he quedado un poco cortado, no me los esperaba, y me sentía un poco raro teniéndoles allí, junto a mis amigos en mi escuela. Pero enseguida, me he dado cuenta de que tener a mis padres molaba, y no he hecho más que darles abrazos y besos y decirles que les quería… ellos creo que morían de amor.

Se nos ha pasado muy rápido, después de cantarles la canción de nuestra mascota de clase y emocionarles (al menos, a mi madre le he visto asomar una lagrimilla), y presentarse cada uno de mis compañeros, hemos manipulado varios objetos de color rojo, identificándolos y luego nos hemos sentado a pintar con pinceles y pintura roja un rulo de papel higiénico. Después, nos han dado el resto de partes para montar, hemos pegado ojos, antenas, alas… y finalmente, hemos terminado nuestro portalápices de mariquita.

Cuando nos hemos querido dar cuenta, era la hora de comer. Mis padres, se han despedido y nos han obsequiado a todos con unas galletas muy originales de Dulce y creativo, que nos hemos guardado hasta terminar de comer. Me he despedido de mis compañeros, porque aunque me quería quedar, también quería que se quedaran mis padres, así que finalmente como les veía muy emocionados, me he ido a comer con ellos, y así terminar de redondear el día.

Os dejo unas imágenes de este día tan especial para ellos, y deciros a los papis que tengáis la oportunidad, que el taller de familias es una experiencia que merece la pena, y que si tenéis oportunidad, aprovechéis para pasar una jornada con vuestros hijos y compañeros en clase, no os arrepentiréis.

Taller de familias ITaller de familias III

Taller de familias II

 Esta foto es propiedad de http://untoquecreativo.blogspot.com.es/

El rincón de Medusi

Desvelando secretos

Otro año mas me tengo que hacer cargo del blog… Mi madre se toma lo de las vacaciones muy a pecho, pero yo vengo con novedades.
Si, escuchadme bien sobre todo peques blogueros, que este año he descubierto algo… ¿Sabéis que? Que hay vida después de la hora de dormir!! Si, si!

A mi me vendían la moto de que a las 21 como mucho tenía que estar en la cama, que así el día siguiente llegaba antes y podía seguir jugando… ¡Mentirosillos!

He descubierto que haciendo un poco de presión ahora en vacaciones, me dejan acostarme un poco mas tarde y sabéis que más? Que se puede seguir jugando después de las 21! Jajaja
Y no solo jugar, si no que hay tele, se cena… En fin, que mis padres me hacían el truco para aprovechar ellos y pasárselo bien después de que me acostara, pero… ¡Ya no mas!

Ahora que se que esto es así veremos a ver cuando en septiembre me vengan otra vez con el cuento… Muhahahahahaha!!

Así que ya sabéis pequeños y pequeñas del mundo, después de las 21 de la noche hay vida! Aprovechad todo lo que podáis ahora que en esta época veraniega los papis son mas manejables, a lo mejor igual que me ha pasado a mi con un poco de suerte y haciéndoles unas pocas carantoñas, podéis hasta dormir con ellos en la misma habitación y en la misma cama 🙂

A mi ya no me engañan… ¿Y a vosotros?

Aquí os dejo prueba gráfica de que los papis se transforman en verano, es de anoche jugando en la cama a la 1 de la mañana! ¡Así si que molan los papis!

20130813-103247.jpg

El rincón de Medusi

Se les va de las manos…

¡A mis padres esto ya se les está yendo de las manos!

Empezaron con pequeños cambios, papillas a la hora del bibe, aunque ya les he dicho que por eso no paso, luego que si me llevan a la escuela, me empiezan a dar de comer sólido, hasta ahí íbamos más o menos bien.

Hace casi un mes, de repente me acuestan en mi misma cuna pero me quitan el apoyo que tenía para no caerme por los lados, mira tú que graciosos, aunque las 3 primeras veces que me encontraron en el suelo ya no se reían tanto…

Pero ahí no queda la cosa, no, que tres semanas después, así de la noche a la mañana me empiezan a poner una cosa que ellos llaman calzoncillos, que para mí son como los bañadores que me ponían el verano pasado, y me quitan el pañal… que sí, que ya había veces que me molestaba y que no me apetecía ponérmelo, pero al menos cuando me daba culetazos no notaba el dolor.

Ahora, ya no tengo mi protección anti golpes, y lo que es peor, les tengo que avisar cada vez que tengo pis… ¡vaya rollo! ¿no era mejor lo de antes, que así no daba castigo y era más independiente?

Y además, es curioso lo fácil que es hacerles feliz, esa es la parte que más me gusta: es hacer unas gotitas en el orinal/ taza del water, que se ponen como locos, me hacen una fiesta y todo, cantan canciones, bailan… yo me quedo alucinado… ¡pero si no es para tanto!

Luego está la otra parte, si, esa que todos estáis pensando… la mas olorosa. A mí lo que me pasa ahora es que no me sale, y cuando me sale, ya no estoy ni para canciones ni bailes porque es a toda prisa y la mayoría de las veces no llego, o me lo reservo para el pañal de la noche, que mira, ese de momento si me lo han respetado. Aunque se están poniendo muy pesaditos con que también lo haga fuera del pañal, pero sin presión por favor, que aun estoy habituándome con el “la colita para dentro” como para tener que estar controlando lo otro también.

En fin, que no hay quien entienda a estos padres, no se pueden quedar quietecitos no, siempre con cambios y nuevas situaciones.

¿Qué será lo próximo, que me quiten el chupete? Vamos por favor…

PD.: Ya que están tan pesaditos con el tema, les voy a pedir este aparatejo que me ha parecido una chulada 🙂

 

                                                                       Source: papasehijos.com via Silvia on Pinterest

El rincón de Medusi

Bautizo medusero

Hola chicos!

Mi mami me deja postear una vez mas para contaros mis aventuras y desventuras! Pues bien, tengo novedades… os tengo que confesar que ando un poco preocupado… a mi familia le gusta mucho la fiesta!! No tuvieron bastante con la boda de tía medusi, y las navidades, se tuvieron que buscar otra razón para irse de parranda, y casi siempre, me usan a mi como conejillo de indias. 

El día 19 de enero, con la excusa de que tenían que bautizarme, montaron un sarao que pa´que, Amanecimos con algunas prisas, normalmente no salimos de casa tan trajeados… ¡me echaron hasta gomina! Me pusieron mis mejores galas, todo hay que decirlo, les agradezco que no me pusieran las vestimentas bautismales que según me han contado otros coleguillas les pusieron a ellos. Mi look se basó en pantalones, camisa y corbata, vamos, arreglao pero informal. Me libré de pantaloncitos cortos y faldones.

El caso es que me tuvieron como 45 minutos en un lugar muy iluminado, con algo de eco y bastante silencioso, en el cual, un señor con una sotana blanca, se dirigia a todos los que estabamos allí. Que si levantaos, que si sentaros, que ahora se levanten los padres, luego los padrinos, después todos… vamos que yo ya estaba un poco mareado. Después de enredar con la medallita que nos entregaron, romper la vela que sostenía mi padre y juguetear con todo lo que buenamente me iban ofreciendo para que no me alborotara, todo teminó con que me echaron un cacito de agua por la cabeza… ¡ese señor no se había enterado de que ya me habían bañado en casa!

En fin, la gente cuando salimos comentó que me había portado bastante bien… ¿pero bueno que esperaban? A continuación, empezó la jarana. La verdad que estuvo muy bien, porque nada mas llegar, comenzaron a darme regalos y besos, una pasada. Yo pensé que las navidades habían pasado, pero debe ser que las alargan un poco mas si de verdad te has portado bien ese año 🙂    

Comí y jugué lo que quise, y además me acompañaban 4 amiguitos y mi primita, así que lo pasé en grande.

De entre todos los regalos, me encantó uno que me hizo la mamá de mi amiga Diana, me hicieron una tableta de chocolate que era de galleta, aquí podéis ver con detalle el regalo. 

IMG_4878

Y todo el mundo #suspiródeamor con los recordatorios de mi bautizo, que mis papis encargaron a la madre de una niña sin nombre, y que podéis ver también aquí.

A mis padres les gustó tanto, que una de sus láminas cuelga ahora de nuestra pared.

Lámina Bautizo LNSN

Y hasta aquí, la historia de un día estupendo, hasta mi próxima aventura!

 

 

El rincón de Medusi

Medusi os desea Feliz Año

Buenas noches! Aquí Medusi desde su rincón quería aprovechar un post para despedir el año.

Mi madre es un poco acaparadora, y entre su #150palabras, #7días7sonrisas y demás, no me ha dejado postear mucho últimamente… Porque, al fin y al cabo, si yo no existiera, ella no se habría animado a lanzarse con este blog, y porque tengo algunas cosas que contaros.

En estos dos últimos meses, he tenido nuevas experiencias, unas buenas y otras no tan buenas, pero como dice mi madre (aunque luego ella hay veces que no lo ponga en práctica) hay que quedarse con lo positivo, así que eso es lo que voy a hacer.

El mes pasado tuve mi primer percance llamémoslo serio. Sí, a uno que le gusta mucho la música y el bailongo, se emocionó,  le falló la pierna y fui derecho con la barbilla en la mesa recién estrenada de los abuelos. El susto que se llevaron los pobres fue épico, mi madre venía de camino a recogerme y me oía por el teléfono llorar mientras me estaban curando en urgencias.

Menos mal que todo quedó en un susto y con puntos adhesivos, que por suerte, se desprendieron a los pocos días y ahora estoy a base de Rosa Mosquetá para que no me quede mucha cicatriz, aunque bueno tener alguna herida de guerra no está mal.

Estos días estoy de vacaciones, pero en Septiembre mis padres me llevaron a la escuela infantil, y aunque los primeros días tuve que adaptarme, enseguida hice amiguitos y me sentí muy a gusto con todas las actividades que hacemos… ¡ya he tenido 3 fiestas!

Y ahora ha llegado diciembre, un mes muy extraño, porque de repente a mis padres, les ha dado por cambiar la decoración de la casa. A mí me parece un poco exagerada, con tanta luz, guirnaldas, un árbol… pero en fin, ellos verán. No hacen más que mirarme como para que les de mi aprobación, y preguntándome que me parece… además han plantado unas bolas en el árbol de fieltro, y no sirven para nada, porque las tiro al suelo y no hacen ruido, ni se rompen, ya ves tu que diversión.

Aunque os tengo que reconocer, que el encendido de luces me chifla… nada más levantarme los fines de semana, lo primero que hago es encender el árbol… bueno, vale, yo me acerco, tomo el cable me dirijo al enchufe y alguno de mis padres viene corriendo y lo hacen ellos, nunca me dejan a mi meter la clavija en el enchufe, ellos se quedan siempre la mejor parte.

Ahora parece ser que me tengo que portar bien, porque un tal Papá Noel que vino a visitarnos el otro día, te deja unos regalos por haber sido bueno, ya ves tu, que al menos el hombre podía pasarse a saludar porque dejar unos paquetes en el árbol con todos los que éramos y ni si quiera decir hola, no sé porque entonces hacen tanto hincapié mis padres en hay que ser educado.

Y eso no es todo, resulta que esta semana, llegan nada menos que tres Reyes Magos a casa, también a dejar regalos, pero al menos espero que saluden, porque ya siendo tres digo yo que no pasarán desapercibidos, ¿no? Yo por si acaso, voy a intentar ser bueno, porque el de la barba blanca y traje rojo resulta que se ha portado bastante bien, y me ha traído una guitarra y un micrófono de Peppa Pig que me encanta, y varios regalos mas. Así que si este me ha dejado todo eso, los otros tres digo yo que dejarán muchas más cositas.

Y es que es así, al fin y al cabo, soy un niño, con mis 22 meses, mis rabietas, mis días buenos, mis travesuras y juegos y como ya sabéis que mis padres me tienen dicho que hay que ser educado y cumplidor…

os deseo a todos FELIZ NAVIDAD, y FELIZ AÑO 2.013 

Felizañopaje

 

El rincón de Medusi

Pedorreta a los virus

Hola chicos, desde “el rincón de Medusi”, tengo que anunciar que me ha costado 18 meses pero finalmente y sin más remedio… he terminado entrando en el club de los virus

                                                                                 Source: google.com via Gise on Pinterest

 

Este es mi primer año de guardería, y aunque la adaptación, no es por ser modesto, se me dio bastante bien, ha habido otro aspecto que no he podido controlar, y es el tema de los virus.

Al principio, ponerme malo me pareció una ventaja, así no tenía que ir a la guarde, y me quedaba en casa con mis abuelos-medusi, pero cuando pasó mi primera racha de virus, me curé y llegó la segunda… ya no me pareció tan divertido, y eso que también tuve la ventaja de quedarme con mis otros abuelos-medusis, pero mi cuerpo ya empezaba a flaquear, de tanto vomitar y  ensuciar pañales. Además estoy un poco cansado de los anti térmicos, el suero nasal, los probióticos y tanta parafernalia.

Me gusta pasar tiempo con mis abuelos, pero no me gusta estar malito, porque aunque aun estando flojeras soy muy activo, y no me gusta ver a mis papis con esa cara de preocupación, ni despertarme por las noches angustiado.

Así que virus del mundo, no soy solo el único que os odia, y voy a hacer pandilla con el resto de afectados por vosotros y os vamos a dar para el pelo, que nos tenéis a los peques del 2.0 bastante perjudicados, si no que se lo digan a la HNSN, a la bichillo, a la pequeña Lola o a la inquilina, que recientemente han pasado por las garras de esos virus desalmados.

A todos estos peques, a los que ya los han vencido y a los que estén en el proceso de vencerlos, mucho ánimo chicos, podemos con ellos, y a las mamás y papás decirles que aunque son días duros, se nos pasa rápido y luego volvemos a recuperar todo lo perdido.

El rincón de Medusi

La boda de mi Tíamedusi

Hoy me toca postear a mí, que mi madre últimamente me está acaparando el blog!

Hace unas semanas, asistí a la fiesta más alucinante a la que había ido nunca!

El día 29 de septiembre, se casó tíamedusi. El día de antes, se quedó a dormir en mi casa, y aunque había algo de nervios en el ambiente, a mi me hizo mucha ilusión.

A la mañana siguiente, la casa se llenó de gente en un abrir y cerrar de ojos: había unas personas peinando y maquillando a mi tía, a mi abuela, que también vino prontito para comenzar esta aventura, y a mi mamá. Yo tras estar un ratito abrazadito a mi papi en la cama, me desperté y me puse a curiosear por allí. Poco después, llegaron unos señores con unas cámaras de fotos y aquello fue una revolución.

A mí me vistieron y aunque les costó ponerme eso que ellos llamaban “pajarita”, Papámedusi lo consiguió, pero es que me querían atar una cosa al cuello!! Finalmente, consiguieron que me lo pusiera, y una vez vestido yo solo quería estar en brazos de mi tía, estaba tan guapaaaa, parecía una princesa.

Luego de repente, todos nos marchamos de allí, y nos fuimos a un lugar muy bonito y lleno de gente. Todo el mundo esperaba que llegara mi tía. Teníamos que permanecer sentados, mientras ella entraba en la sala y se sentaba en los primeros asientos, y aunque yo me quería acercar a ella a toda costa, y la llamé en más de una ocasión, no me dejaron hasta que terminó lo que ellos llamaron la “ceremonia”.

Mi tía y mi tío iban muy guapos, todo el mundo les daba besos y les felicitaba. Tras un ratito en el que comimos, y que a mí me pareció una comida demasiado larga, primero en el jardín y luego en el salón, me dio tiempo a echar una buena cabezada, e hice bien, porque recargué las pilas para lo que se avecinaba.

Cuando terminaron de comer, mi tía y mi tío salieron a la pista de baile, y tras dar unos pasitos de baile tranquilitos, comenzó a sonar la música que a mí me gusta, mas movida, alegre y divertida. No tengo que decir que me marqué unos bailes con toda la familia y amigos, allí conocí a familiares que aun no había visto en mis 19 meses de vida y todos me parecieron majísimos.

Para lo pequeño que era, nadie me atropelló en la pista, y eso que yo me movía a mis anchas de un extremo a otro. Tuvimos hasta nuestro momento baile con abuelo y tíamedusi, en donde nos lucimos los tres, aunque mi abuelo destacó más que ninguno.

Como no podía ser de otra manera, me encontré en el grupo final que cerró la fiesta, y aunque luego me costó un muchito poquito dormir, me acosté muy emocionado del día que había pasado y esperando a volver a asistir a una fiesta igual de divertida.

Este post se lo dedico a mis tíosmedusi, para desearles la mayor de las felicidades y que sepan que su sobri lo pasó genial el día de su boda.

 Así de elegante me vistieron para la boda

El rincón de Medusi

Primeras palabras

Hoy os quiero contar mis avances con la comunicación. De unos meses para acá, estoy descubriendo un mundo nuevo para mi: el mundo de las palabras, sonidos, onomatopeyas…

                                                                        Source: vixenmade.com via Nani on Pinterest

 

Cada día me doy cuenta de que ya no hace falta que llore para expresarme o para pedir algo, parece que si emito ciertos sonidos con la boca… me hacéis caso!

Por eso, estoy apurando mi técnica y mi aprendizaje, sobre todo para las cosas que me interesan, como por ejemplo, la hora del baño que tanto me gusta, sé que tengo que decir “a ñañar” o la hora de la cena “a nenar”, o cuando me apetece escuchar algo de música pido el “iposh” con los “cascosh” o si quiero un poco de juego táctil busco el “paipash” en la mesilla de papà.

Si algo no funciona, “sa toto”  y si quiero hacer alguna llamada pido el “no no”. Incluso ya manejo palabras en otro idioma, como “titaun” (sit down) o “… monin” (good morning), y también he empezado a renombrar a los miembros de mi familia, porque qué es eso de tener que llamarles como ellos me digan, que si abuela, abuelo… yo les llamo como me parece, y les pongo el apodo que más me gusta.

Eso sí, hay momentos en los que el clásico no falla para llamar la atención: por las noches, cuando quiero que mamá me lea un cuento o que papá venga a abrazarme y dormirme junto a él, recurro al llanto: es la manera de que vengan a mi llamada y que se me oiga desde cualquier rincón de la casa.

Está bien esto de comunicarse, y lo cierto es que entiendo mas palabras de las que hablo, pero shissss ese es mi secreto, así cuando me regañan por algo, me hago el sueco y siempre hay alguien que se apiada de mi… “pobre es muy pequeño, si no entiende…” y me salgo con la mía, muhahahaha.

Cuando veo que mis parloteos no son atendidos, me desahogo con “doda” (la exploradora), “titi” (mouse) o “cocoyó”… ellos sí que están siempre disponibles en esa caja grande y luminosa para entretenerme!!

Cada uno tiene que buscarse sus trucos… mamás, papás, ¿Cuáles fueron las primeras palabras de vuestros retoños?

El rincón de Medusi

Que me llevan a la escuela!!

Source: mrsvandyke.com via Janet on Pinterest

 

Me lo veía venir… ya estaba notando movimientos raros en casa la última semana, que si unas fotillos por aquí, que si unos chandals para que el nene este cómodo, que vamos a comprar unos cuentos para la biblioteca… y hoy, a mis 18 mesecitos me han dejado en la escuela…

Hace unos meses, me llevaron allí para que la conociera, y la verdad, todo hay que decirlo, el sitio era un paraíso para mí: juguetes por todas partes, una sala en la que podía escalar y trepar todo lo que quisiera, amiguitos, las maestras muy simpáticas…  pasar un rato no estuvo mal. Yo al principio estaba un poco reacio al entorno, pero al final, casi tienen que obligarme a irme de allí. Lo que no imaginaba es que iba a volver y además sin papá, sin mamá y sin abuela medusi, que es quién me ha cuidado todos estos días mientras mami y papi se iban a ganar el pan… y yo pienso ¿eso no se obtiene en la panadería de al lado de casa? Bueno, que me voy del tema.

El caso es que después de hoy, no sé qué pensar. Mi madre muy sabia ella, se ha encargado de ir acompañadita de abuela medusi para que le consolara cuando yo me quedara allí. En un pestañazo, me he visto de la mano de la educadora y las he perdido de vista… ahora, me he encargado de que me oyeran estuvieran donde estuvieran… muhahahaha

Para ser sinceros, no han tardado mucho en ir a recogerme, yo creo que ha funcionado mi técnica de la lágrima y el lamento, y cuando han venido a por mí ya me había agenciado el móvil de la profesora. Yo soy muy tecnológico y no me sirven los juguetitos que allí me ofrecen, así que al menos, he podido entretenerme con algo que me gusta.

No tengo que decir que el resto del día ha sido idílico, abuela y mamá medusi, me han dado mil besos y han estado muy cariñosas conmigo, han rebasado el nivel de cariñosismo normal. Yo lo he pasado bien, pero quiero volver a mi rutina, mis paseos con la abuela y desde hace unas semanas mi abuelo que también nos acompaña, la bisabuela que viene a verme y a jugar conmigo, y las tardes con mi mamá y mi papá, que aunque vienen cansados, me entretienen mucho y me tratan como si fuera un rey. ¿Por qué me llevan a ese sitio, sin poder estar con ellos?

Mi madre dice que ahora estoy en un punto en el que me va a venir bien un poco de actividad dirigida, porque soy muy activo. He vuelto de las vacaciones con muchísima energía, no paro salvo para comer y dormir, y el resto del día consiste en correr, trepar, escalar… es que hay tanto por hacer y descubrir! A mí me gusta mucho jugar con niños, y soy muy curioso e intrépido, así que, pensándolo bien, no me importa pasar allí unas horillas, pero me inquieta el cambio de rutina y me pregunto si mi familia no puede venirse conmigo.

Mañana… mañana le toca a mi papá volver a llevarme, estoy estudiando mi próxima táctica: Pequeñajos y pequeñajas que me leéis, contadme, ¿cómo fueron vuestros primeros días en la escuela infantil? ¿Lo superaré o tengo que empezar a preparar mi propia versión de “Evasión o victoria” allí?

Los consejos y trucos también se aceptan para que los puedan utilizar mis padres, que lo mismo, lo van a necesitar más que yo, porque he oído que están en periodo de adaptación… 🙂

El rincón de Medusi

Terapia en casa

En uno de mis primeros post os contaba como ejercía de animador de mis padres, y hoy he decidido contaros mi faceta de terapeuta.

Algunas van dirigidas especialmente a mi mamá, que es la que me hace escribir post mientras podría estar coloreando o jugando con mis construcciones, aunque aquí también hay para papá y para todos los que en algún momento, estén acompañándome.

Por ejemplo, mi mama es una persona bastante perfeccionista y muy algo obsesionada con el control y el orden. Veo que no hay terapia que la sirva para relajarse, así que me he puesto manos a la obra para hacer una de choque en casa: la llevaré hasta los límites más insospechados, para que se dé cuenta de que no es para tanto, muhahahahahaha.

Mi acción va a ir dirigida a reforzar los siguientes aspectos:

  • Planificación del tiempo
  • Orden
  • Limpieza
  • Control de la tele
  • Puntualidad
  • Multitarea
  • Seguridad
  • Localización de objetos

   Planificación del tiempo  

Mami, no se puede tener organizado todo al milímetro, eso estresa mucho… que la veo que se pone en plan” no llegamos, no llegamos”… en estos supuestos puedo hacer una descarga radiactiva en el pañal para sosegarla un poco. ¡Tómatelo con un poco de tranquilidad! Nada como hacer una pausa de cambio de pañal para rebajar el nivel de estrés.

   Orden  

El salón ahora es mi territorio… y la casa entera. No podéis pretender tener el salón impoluto, si queréis tener una casa de ensueño, comprar una de esas revistas de decoración y teletransportaros a allí: a mi sabéis que la decoración me gusta informal. Además, en estos días no se que les ha entrado con enseñarme a recoger…

   Limpieza  

Me encanta echar gotitas de cualquier sustancia en estado liquido en el suelo y esparcirlo con la mano… mamá, papá, uníos a mi, veréis que divertido es. También me gusta comer galletas en el sofá o sobre cualquier mueble de la casa… las mesas y las sillas están sobrevaloradas.

   Control de la tele  

Ellos no lo quieren reconocer, pero la programación también es mía: aunque me escondan el mando, sé que tengo el control porque Bob Esponja, Pocoyó y sus amigos están siempre disponibles para mí. Lo que pongan una vez me lleven a la cuna, es cosa suya.

   Puntualidad  

Yo no tengo la culpa de que hayan quedado con alguien y 10 minutos antes de salir me pique la mosca Tsé Tsé, y me disponga a echarme una siesta de esas que hacen época (si, ya sé que llevabais intentado dormirme horas, pero cuando a uno le entra la chucha, no se puede remediar)

   Multitarea  

En esta me lo tengo que currar, es ponerles a prueba justo en el momento en que suena el teléfono y están organizando algo en casa (eso sí, les tengo que pillar en solitario). En ese momento tengo que llamar su atención, intentar hacerme con el teléfono o salir corriendo despavorido, para ver cómo se organizan simultaneando tareas. La cara de O_O está asegurada, y yo me lo paso pipa.

  Seguridad  

En realidad es por mi bien, tengo que revisar cada rincón de la casa. Mi madre dice que parece que las esquinas y bordes se reproducen. Yo ejerzo de técnico de organización y calidad, demostrando que hay utensilios como esquineras y protectores que no están debidamente homologados, porque se despegan al más mínimo (o no tan mínimo) tirón. Ante todo seguridad.

 Localización de objetos  

Es muy divertido esconder las cosas y ver como se entretienen buscándolas. Yo sé perfectamente donde tengo todo, y en el 99% de los casos, acaban apareciendo en el cesto de mis juguetes, no sé porqué dan tantas vueltas

¿Creéis que toda esta terapia funcionará?