Browsing Category

Embarazo

Embarazo

Esterilizando como una maniaca primeriza

¡Hola a todos!

Disculpadme, tengo un poquito abandonado el blog, lo sé, pero este ultimo mes ha sido un poco extraño, he empezado a trabajar desde casa dado que mi ciática ya me estaba pidiendo a gritos que parara un poco al menos de los viajes de casi hora y media que me pegaba, y la verdad, nunca había trabajado así, pero casi diría que se curra lo mismo o mas.. Los pocos ratos que he podido y mi físico me lo permitía, he ido avanzando con la preparación de las cosas para medusitA.

A estas alturas del mes, y del embarazo (camino de las 37 semanas ya) puedo decir que hemos cumplido objetivos, y tenemos prácticamente todo preparado.

Hoy ha sido el día en que he comenzado a esterilizar los bibes y chupetes que hemos ido comprado, y me he encontrado a mi misma con las mismas dudas que tenía cuando lo hice hace 3 años…

post esterilizar

¿Hace falta esterilizarlo todo? ¿Hasta las cadenas de los chupes? Solo deciros que he recurrido a las leerme las instrucciones, ¿que locura verdad? Se supone que lo tenía que tener todo mas que claro, pero no, me siento como si fuera la primera vez y no quieres que a tu bebé le pueda suceder nada siendo tan  pequeño, y menos por un descuido tuyo de no haber lavado bien las cosas.

Pero de veras, ¿hace falta ser tan maniática metódica con la esterilización? Se que a partir de los 6 meses, se puede ir relajando una, pero la verdad es que ahora mismo, estoy bastante obsesionada tanto con el tema de la esterilización como de lavar toda la ropa a fondo. Supongo que el síndrome del nido, también tendrá mucho que ver.

Ahora recuerdo cuando he oído/ leído decir a tantas madres repetidoras: ¡vuelvo a ser primeriza!

Cual fue vuestro caso, ¿fuisteis de las primerizas repetidoras o con el segundo os relajasteis mas?

Un abrazo

Embarazo

MedusitA Wishlist

Hola a todos!

Siguiendo la iniciativa de amordebatmami que podéis ver aquí, y que nos propuso a las mamis que estamos embarazadas y que, día a día nos vamos contando como llevamos nuestro embarazo, compartiendo desvelos, anécdotas, etc, a continuación os cuento mi lista de deseos para MedusitA.

Porque, aunque es cierto que con el segundo embarazo, necesitas menos cosas, yo que soy muy de listas, reconozco que ya tenía alguna en mente, pero no se me había ocurrido materializarla en el blog.

Aquí van:

1. Funda de capota para el capazo/ silla color morado: Creo que este va a ser mi deseo fracasado. Me encanta este color para la capota del Bugaboo, edición Purple de 2011. Lamentablemente, me han confirmado desde la fábrica que ya no la hacen, así que, vamos a tener que decantarnos por otro color 🙁

1_Baby wishlist

2. Muselinas: Mi gran descubrimiento en este segundo embarazo, me encantan, de hecho, ya tengo mi primera muselina gracias a gafapapas que me conocen muy bien, y me han regalado una como la de la imagen pero adivinad… con las estrellitas moradas 🙂

2_baby wishlist

3. Mochila ergonómica para portear:  El porteo es mi asignatura pendiente, con medusi, heredamos un par de mochilas y compramos una bandolera, creo que todas nada ergonómicas. Además, pienso que me puede venir bastante bien por ejemplo, cuando vaya a buscar a medusi al colegio, y para un montón de cosas mas. Al menos, quiero probar la experiencia del porteo bien hecho.

Tengo que investigar sobre modelos, pero lo que me gustaría es el mas sencillo de poner, nada de broches y ajustes elaborados, vamos, una mochila para “tontos” como suelo decir, sencillita de poner y cómoda.

3_baby wishlist

4. Silla de coche Grupo II.  Realmente para medusitA no necesitamos sillas, porque le sirven las de medusi que ya podría utilizar las de Grupo II, así que mas que un deseo, es casi una necesidad para cuando nos queramos desplazar en coche. Se aceptan sugerencias y recomendaciones.

4_baby wishlist

5. Intercomunicadores, a ser posible con cámara. Con medusi utilizamos unos heredados que nos hicieron muy buen apaño, pero lamentablemente, pasaron a mejor vida. Creo que en nuestro caso, es muy útil para poder tenerlos controlados cuando estamos en otra planta, y aunque me han hablado muy bien de los que son solamente de sonido, me gustaría que tuvieran también imagen, sobre todo cuando ya estén compartiendo ambos hermanos la habitación, para tenerlos bien controlados.

El único problema es que necesitamos uno que tenga muy buena cobertura, ya que en casa no disfrutamos de mucha, y siempre de planta a planta se pierde eficacia.5_ baby wishlist6. Portachupetes: Del estilo del de la imagen, que me parece una monada. La verdad que los que tenía con medusi o han desaparecido, o tienen mucho trote.

6_ baby wishlist7. Hamaca: Aunque este es un deseo que vamos a ver si cumplimos una vez nazca medusitA y haga la prueba con la que ya tenemos, que con medusi no tuvo nada de éxito, y a mi la verdad, que no me convence porque veo que está muy inclinada. Podéis verlo aquí.

Me han hablado bien de las hamacas del estilo de la de la imagen, que sería seguramente nuestra elección en caso de no volver a triunfar la que tenemos.

7_ baby wishlist

8. Vinilos: Ya hemos encontrado un hueco en la habitación para poder colgar un vinilo para medusitA, además de los que ya tenemos que en su día colocamos para medusi. Estoy buscando alguno chulo en el que podamos poner su nombre, y algunos pequeños como por ejemplo los de la imagen, para complementar.

8_ baby wishlist

9. Bañera: Cuando nació medusi, compramos una bañera de las que se acoplan a la del baño y tenía cambiador al lado, muy útil la verdad, aunque ocupaba mucho espacio y condenábamos la bañera, ya que no era fácil de montar/ desmontar a diario. Pero ahora, medusi tiene su espacio para bañarse y no es viable condenarlo nuevamente, por eso hemos pensado en comprar una bañera, lo mas recogida posible, para los primeros meses de medusitA. Luego la idea es que se bañen juntos cuando ya ella tenga un poco mas de fuerza y aguante.

Preguntando a otras mamis, me recomendaron esta que nos ha gustado por que es plegable y es justo lo que necesitamos, algo que no nos ocupe mas espacio en el baño. Además, ya hemos ido a ver otras opciones y hemos visto esta, y casi lo tenemos decidido. Vamos, ¡que nos queda ir a por ella!

9_ baby wishlist

10. El último deseo, por hacer la lista redonda, ya que si me pongo a navegar por la red seguro que encuentro… 1.000 deseos mas, es uno ideal y que, lamentablemente nadie podrá darme, solamente la naturaleza, y como se vaya desarrollando la situación, y es tener un parto rápido pero que podamos organizarnos a tiempo con medusi, y ya por pedir… que sea un poquito antes de la FPP y podamos pasar las fiestas navideñas en casa 😛

10_ baby wishlist

Y ahora… me voy a dar un paseo por los demás post para ver el resto de deseos de esas mamis con las que comparto embarazo. Seguro que después de leerlos me darán ganas de editar esta misma entrada para añadir alguno más.

Que paséis buena semana 🙂

* Todas las imágenes de este post, han sido obtenidas de Pinterest 

Embarazo

Esas cositas que cambian cuando la barriguita pasa a ser barrigota

¡Buenos días!

Aquí va una lista de cosas que suceden cuando ese garbancito que empieza a sobresalir se convierte en un balón hinchable o similar.

Como suele suceder, este es mi segundo embarazo y hay cosas que se han dado en ambos, en uno y en otro no y viceversa, pero en líneas generales y según mi experiencia y casos cercanos, podríamos listarlo así:

– Agacharse esta sobrevalorado. Dependiendo de lo importante que sea lo que cayó el suelo, así será el esfuerzo en recogerlo… centimillos y demás, sois libres de ir donde queráis, no bajaré a por vosotros.
Es decir, se me quedan millones de cosas por el suelo de casa.
La segunda opción que estoy perfeccionando es usar los pies a modo de pinza para alcanzarlas (aunque requiere mucha práctica y coordinación…)

– En el armario lo que ves es lo que hay. Ni mas ni menos. Si eres de las que no les gusta repetir modelazo… necesitas un buen monedero, al final te ves bien con 4 cosas y son de las que vas tirando, sobre todo si es el segundo embarazo y ya no sabes si habrá posteriores, la inversión en ropa premamá no es tan elevada. Ayuda mucho a tener variedad si otras mamás te prestan ropita, como ha sido mi caso en ambos embarazos.

– Los zapatos con cordones: casi vas a la par que tu hijo, para el cual solo buscas zapatos que pueda ponerse y quitar fácilmente, con velcro a ser posible. ¡Los cordones pueden ser un sufrimiento si no tienes quien te los ate a las 6 de la mañana!

– Esas comidas que, generalmente no te produce ansiedad no comerlas, y de repente sientes una necesidad imperiosa de ello: jamón serrano, una copita de vino (o dos…)

– Dormir (sin comentarios) el embarazo es el principio del fin en cuestión de tu sueño del tirón, si eras de la que lo disfrutaba antes de embarazarte.
Ya nada es igual a partir de ahora…

– Tus anillos: de momento no me ha pasado, pero conozco casos en los que a medida que avanza el embarazo, tiene que ir prescindiendo de sus mas preciados complementos… incluso vuelven a ser solteras! (fuera alianza!)

– Tus andares de pasarela Cibeles si los tenías o ese contoneo de caderas para los momentos de elegancia se acabaron, a medida que pasan los meses, el paso es patizambo, sin coordinación ni equilibrio… vamos que la gente se fija en ti por si en cualquier momento te desplomas.
Y olvídate de los tacones.

– Esas monerías que tenías en tu cajón de lencería: pasaron a la historia, llegan las bragas de barriga alta o muy bajitas para que no te oprima la barriga que en casi ningún caso tienen nada de sensual.
Y no hablemos de los sujetadores, en el momento que prescindes de los aros… se te queda la cosa mu sosa

– Pedicura, ¿que es eso? Hace semanas que no me veo los pies

– El control de tu vejiga esta supeditado a la postura de tu bebé. Es decir, ya puedes hacer pipí justo antes de salir, que si tienes un inquilino bailongo, al primer movimiento que haga volverás a tener esa sensación de no aguanto mas al instante

– Exclava de las cremas: se te pueden olvidar mil cosas (y se te olvidarán haciendo gala de la memoria de embarazada), pero ay si te metes en la cama y al poco te das cuenta de que no te has aplicado tu crema antiestrías, ¡horror! Con todo el dolor de tu corazón, te levantarás a ponertela.
Teniendo que repetir seguramente el proceso de: salir de la cama haciendo la croqueta y pasar de nuevo por el w.c…

Pero, tranquilidad, no todo son inconvenientes, que si no, no repetiríamos.

– Que se lo digan a ese pelo limpio y brillante por los siglos de los siglos (o por los 9 meses de embarazo!) ¡eso es un plus desde luego!
(Shhhh… nada de mentar que luego se te empieza a caer a mansalva en el posparto…)

– Que se lo digan a tu marido, que seguramente la lencería no le parece lo mas insinuante pero no nos engañemos, el contenido si que aumenta. Y mucho.

– Cuando se te nota la barriga CLARAMENTE comienzan a cederte el asiento en el transporte público, sin necesidad de tener que sacar tripa para que se vea lo evidente, poner malas caras o tener que pedirlo (con la barriga de 3/4 meses esto es muy muy complicado de conseguir, y muy tedioso si cada día coges 6 medios de transporte diferentes)

– Si tienes suerte de que la diabetes gestacional no viene a acompañarte en el embarazo y el peso te acompaña, te puedes poner hasta arriba de las guarrerías que mas quieres, y comer cosas que en estado “normal” no comerías por eso de cuidar la línea

– Los días de ecografías son mágicos: también motivo de nerviosismo, sobre todo en las ecografías clave, pero no vamos a negar que saber que vas a ver a tu bebé por la pantallita hace una ilusión tremenda

– Esas primeras compras, y las segundas, y las terceras! Y la ilusión con las que las haces

– Pero, para mi, una de las cosas mas bonitas e impresionantes es SENTIR A TU BEBÉ. Esa sensación en que no sabes si es un cocido mal digerido o un aleteo de mariposas (primer embarazo) o directamente un patadón (en mi segundo embarazo pasamos directamente a la acción), ese momento es inigualable, indescriptible en palabras, e inolvidable.

Seguro que se me quedan muchas mas cosas en en tintero…

¿Para vosotras cuales son esas cosas preciadas y esas cosas odiadas del embarazo?

Embarazo

Volvemos al rosa y al azul…

Si, esta etapa ya la pasamos con Medusi, y me temo que vuelve a pasar con Medusita… Ah! Que no he dicho nada por aquí? Pues parece que el destino me lo ha puesto fácil para no tenerme que inventar otro animal acuático masculino para el blog que pegara con Medusi, así que lo que viene es una Medusita 🙂

Tanto papámedusi como yo, somos bastante antitonospasteles de recién nacido, y aunque hoy en día existe una amplia variedad de colores, a la hora de ir a por los primeros modelitos de recién nacido, es muy difícil encontrar cosas que no se salgan de las 3 opciones siguientes:

– Rosita bebe
– Azul bebe
– Blanco/ beige neutro

Y cuatro años después, sigue siendo así.

Ya cuando vas a por ropita de unos meses mas si que empiezas a encontrar los azulones, verdes, naranjas, fucsias, morados… Pero para el angelical bebé solamente tonos pastel azul/ rosa en su mayoría, y a lo mejor encuentras algo que se salga de ellos en tiendas concretas o modelos concretos.

Por suerte, vamos a poder aprovechar algunas cosillas de Medusi, porque por la razón comentada, mucha de la ropa y zapatos que tenemos son bastante unisex en cuanto a colores, y en el armario de Medusi abundan los verdes, naranjas, amarillos y verdes, y la mayoría de lo que tenemos en azul bebé fueron regalos de familiares y amigos.

Como ejemplo, hace dos fines de semana, estuve poniendo orden en el armario de Medusi, y me encontré con que tenemos bastantes zapatos que Medusita podrá usar sin problemas (gomet naranja) y zapatos que son mas masculinos (gomet azul).

Aunque sigo en búsqueda de pijamitas de invierno abrigados y bodies, que son los que vamos a necesitar al principio para Medusita, así que ropita de 0 a 3 meses que se salga de los tonos rositas pastel… ¡venid a mi!

20140729-082600-30360704.jpg

Embarazo

Ropa premamá

¡Hola a todos!

Yo pensaba que en el segundo embarazo, ya me lo iba a saber todo de memoria, nada me iba a pillar de nuevas e iba a estar preparada para todo, pero… una vez mas te sorprendes viendo que no sientes las mismas cosas, en los mismos tiempos ni de la misma forma.

Respecto a la ropa premamá, y que el embarazo de Medusi comenzó en junio y el de est@ nuev@ Medusi en Marzo (llevo una estación de diferencia) ha hecho que tenga que hacer acopio de nuevos modelitos, ya que cuando me empezó a salir la barriga con Medusi ya empezaba el otoño, y ahora estoy en pleno verano, y la mayoría de las cosas que tengo son bastante abrigadas.

Pero bueno, no estaba todo perdido, mi hermana acaba de dar a luz y tiene un montón de cosas que prestarme! Y entre lo que me ha dejado, y lo que he rescatado de mi anterior embarazo de manga corta, creía que iba a tener todo mas o menos cubierto… ¡craso error!

El primer día que me puse una de mis camisetas, me di cuenta de que me sobraba mucha tela de la barriga… aun no la llenaba tanto como los últimos meses con Medusi, por lo cual, la camiseta quedaba un poco raruna, entre la tripa ya de por si indefinida que tienes el primer trimestre y lo dada de si de la camiseta, no me veía muy cómoda. Y lo mismo me sucede con las camisetas prestadas… en fin, que no ha habido mas remedio que irse de tiendas (jijiji)

Como siempre hago, pregunte por las redes sociales, y como siempre sucede en esta gran familia 2.0, tuve muchas respuestas con muchas opciones (millones de gracias a todas las que me contestásteis). Tenía varias opciones, compra presencial o compra on-line.

Como soy muy cagaprisas, enseguida me hice batida física de todas las posibles tiendas con sección de premamá (Kiabi, C&A, H&M, El Corte Inglés, Mit Mat Mamá…) que tenía mas o menos cerca, pero la verdad que salvo en H&M (y Mit Mat Mamá, que todo sea dicho se me pasaba bastante de presupuesto, aunque encontré rebajado un vestido bien mono…), en el resto o no tuve suerte o no encontré cosas que me gustaran y/o convencieran.

Finalmente, y aunque me cuesta mucho comprar on-line sin opción de probarme y el rollo que supone estar haciendo cambios, etc (por muy fácil de lo pongan, es una lata), he probado a comprar en ASOS. Y tengo que decir que estoy bastante satisfecha: entrega rápida, y las tallas, salvo una camiseta que ahora me queda un poco suelta pero que en unos meses llenaré, he acertado.

Lo único que tengo pendiente es el tema bikinis, o adaptado al embarazo, palabra que he descubierto recientemente y que me encanta como suena… ¡los tankinis!
Pero ahí ya si que no me atrevía a comprarlos on-line, porque seguramente el cambio habría sido seguro, así que antes de 3 semanas que es cuando estaremos de vacaciones, tengo que hacerme  con el atuendo playero.

Os dejo con alguna foto de mis adquisiciones 🙂

Y vosotras, ¿como llevasteis el tema de la ropa en el segundo embarazo? ¿Os coincidió en fechas con el primero?

Se admiten sugerencias de tiendas no mencionadas en este post 😉

Millones de gracias, y…disculparme que actualice tan poco el blog, pero estos meses están siendo bastante de locura entre temas personales y laborales…
Mi segundo cumpleblog ha pasado sin pena ni gloria el día 10 de Julio… Espero poder mimar algún día un poco mas a este blog 🙂

Feliz fin de semana!

 

 

20140712-230746-83266481.jpg

Embarazo

No camino sola (nuevamente!)

¡Hola a todos! Esta entrada es para comunicaros que tengo un nuevo acompañante en mi día a día, en mis madrugones, en mis jornadas de trabajo, en mis quehaceres diarios, y me acompañará durante estimadamente 6 meses mas.

Vuelvo a sentir la sensación de no estar sola, de llevar a alguien conmigo, de querer cuidarme mas de lo normal, de querer acariciarme la tripa y comunicarme con él…

Dentro de 6 meses me abandonará, pero nos acompañara una vez fuera a todos, formando una familia de 4.

Aun no sabemos que será, pero lo que si sabemos es que este año Papá Noel nos va a traer un regalo muy especial a todos 😉

¡Comparto nuestra alegría con vosotros!

20140618-205914-75554390.jpg

Embarazo

Cosas que dije que no haría/ haría cuando fuera madre – CHUPETES

¡Hola a todos!

Retomo mis divagaciones blogueriles, con un tema que seguro que a muchas de vosotras os ha pasado.
Cuando te vas a convertir en madre, aunque eres desconocedora de prácticamente todo lo que te va a suceder y de lo que vas a sentir, por muy cerca que hayas tenido la experiencia, comienzas a marcarte inconscientemente unas pautas de actuación, conforme vas observando a otras madres o te van dando consejos sobre la maternidad: “Pues yo no voy a hacer tal, o cual” o “yo no habría actuado así…”, pero cuando ya eres madre, y ha pasado un tiempo prudencial, te das cuenta de que muchas veces te tienes que tragar tus propias palabras porque como dice el dicho, donde “dijiste digo, dices Diego…”

Y eso me ha pasado a mí, casi 32 meses después de ser mamá, me encuentro con que tengo que recular en algunos planteamientos o acciones que había decidió no poner en marcha, y que al final, me han atrapado.
Por eso, he pensando en crear una nueva sección e iros contado cuáles son esas cosas que dije que no haría o que haría cuando fuera madre, y que finalmente no he cumplido.
Y voy a estrenar la sección con el tema CHUPETES.

Cuando me quedé embarazada, comencé a preguntar si era bueno, si no lo era, cuáles eran los más recomendables, etc.
Después de recopilar la información previa necesaria (a mi parecer claro está), decidí que a mi hijo cuando llegara el momento de ponérselo (eso no lo tenía decidido aun, pero la enfermera del hospital el tercer día de nacer ya se encargó de que hiciera uso de él), le iba a comprar chupetes de muchas marcas y modelos, porque no quería que se aficionara a uno en concreto. Había oído casos, en que los peques utilizaban una marca en concreto que luego retiraban del mercado, y las mamás se volvían locas buscando por todas las farmacias y tiendas dichos chupetes. Eso NO me iba a pasar a mí, porque yo iba a ser mas “lista” y le iba a ofrecer a mi hijo muchas alternativas para que se acostumbrara. Y lo hice.

Usamos una gran cantidad de marcas, y a medida que avanzaban los meses, Medusi comenzaba a sentir cierta predilección por algunas de ellas. No, no, no me decía a mí misma, ojo que al final me veo sometida a una sola.
Así que seguimos probando, experimentando… todo fue muy bien, siempre con alguna preferencia pero bueno, podíamos ir combinando, hasta … si os soy sincera no recuerdo el momento, pero cuando me quise dar cuenta, medusi se había aficionado ya para lo que le quedaba de uso de chupete a uno solo, de goma, y de ese no le sacamos ya.

¿Pero cómo pudo suceder eso? Si yo intenté poner todo de mi parte para que no pasara!! Pues pasó.
He aquí mi primer fracaso de “esto cuando yo sea mamá no me pasará”.

Os dejo con una selección de los chupetes que utilizamos, y el ELEGIDO por Medusi.

Chupetes post Chupetes post 2
¿Cuál fue vuestra experiencia con los chupetes? ¿Os pasó lo mismo que a mí?

Embarazo

Potingues

Para las embarazadas (y para las que lo tengan en mente), quería dedicar un post a mis potingues estrella durante el embarazo.

Una de las cosas que nos empiezan a preocupar cuando va avanzando nuestro embarazo, y con las que te bombardean en las revistas y webs, es el tema de las estrías. A medida que la tripota va creciendo, tu piel evidentemente se va estirando y siempre nos queda el miedo de como quedará cuando tenga que volver a su estado inicial (o cuando vuelva a ser algo parecido a lo inicial :S).

A mí, me recomendaron utilizar la crema Nivea de toda la vida, la del tarro azul.

Empecé a utilizarla, pero al ponérmela después de la ducha por las mañanas y luego vestirme, se quedaba la ropa manchada y no era plan salir desde por la mañana con lamparones en la ropa (eso me lo reservé para ahora que el peque ya esta fuera, y los churretes y las migas de los aspitos los tienes asegurados en tu vestimenta habitual).

Mi ginecóloga me había recomendado utilizar rosa mosqueta, y encontré una crema que me gustó en textura y aroma, de la marca Babaria.

Al ser menos densa y menos aceitosa, podía usarla perfectamente antes de vestirme ya que se secaba rápido, y para las noches, me reservé la crema Nivea (y me la aplicaba generosamente por toda la tripilla).

Así me pase las 38 semanas de embarazo: rosa mosqueta por la mañana y Nivea por la noche, religiosamente, no me saltaba ni una “toma”, y la verdad que después de haber dado a luz y pasar el tiempo prudencial para valorarlo, puedo decir que me dio buen resultado, porque no me apareció ni una estría. Eso sí, misterios de la vida (o desconocimiento mío) pero la tripa la tuve durante todo el embarazo morenísima (curioso porque si hubo algo que me tape bien en la playa fue la tripa).

La teoría de abu-medusi es que mi moreno, fue por usar la crema Nivea. Al parecer en su niñez, no existían todo los protectores solares que tenemos ahora, y la Nivea era la crema que utilizaban para protegerse del sol… ahí queda, si alguna de vosotras ha tenido una experiencia similar que se manifieste, así sabré que mi barriguilla no ha sido la única que quedó como si hubiera estado un mes en el Caribe! (aunque ya pasó, ahora vuelvo a estar toda entera del mismo tono)

Otra recomendación que hago a mis queridas lectoras, sobre todo a las que finalmente tengan que pasar por la temida episiotomía: el aceite puro de rosa mosqueta. En este caso, he utilizado varias marcas e incluso fórmulas elaboradas en la propia farmacia, y todas dan el mismo resultado.

Este aceite también me lo recomendó mi ginecóloga durante el embarazo, para ir dando elasticidad a la zona por donde luego saldría medusi. También me aconsejó aplicarla cuando fuera haciendo los famosos masajes perineales que nos recomiendan a todas las embarazadas, y que sirven para que “eso” vaya cogiendo forma para lo que se le avecina… (miedito cuando te lo estas imaginando). Y así lo hice.

He de decir que no me sirvió para librarme de la episiotomía (aunque mucho tuvo que ver que medusi quisiera salir en la dirección equivocada), pero me ayudó a que la cicatriz mejorara considerablemente y un año después, parece mentira que donde hubo lo que hubo, ahora no se aprecie prácticamente nada.

Por último, para la tripilla post-parto (por llamar a eso que se te queda de alguna manera), utilicé la crema de Mustela 9 Meses. En comparación con la crema corporal de Rosa Mosquetá, es menos económica, pero creo que compensa porque te dura los 9 meses y más. El olor es super agradable y también la textura.

Y para vosotras, ¿Cuáles fueron vuestros potingues estrella?

Tengo varias lectoras a las que le vendrá bien saberlo para un futuro no muy lejano (si, chicas, vosotras sabéis quienes sois!!)

Embarazo

38 Semanas

Fueron las 38 semanas más especiales de mi vida… en este tiempo experimenté todo tipo de sensaciones: incredulidad, expectación, cautela, miedo, emoción, alegría, preocupación, gula (esta duró desde la semana 12 hasta… vale, aun no se me ha pasado), mimos familiares, amnesia, ilusión… y todo ello en cantidades industriales.

38 semanas, durante las cuales estéticamente me encontraba fenomenal (ese lustre en el pelo, esa piel amelocotonada…)

38 semanas de empaparme de todo tipo de información sobre embarazo, lactancia, cuidados del bebe, utensilios para el recién nacido, decoración de habitaciones infantiles…

38 semanas y un arsenal de revistas de papás, libros, guías y una más que sobrada colección de ropa pre-mamá (sí, me emocioné con la vestimenta)

38 semanas en las que consumí cantidades indecentes de chocolate: la Nocilla en tamaño vaso de sidra se llevó todo el protagonismo.

Y, al contrarío que el dicho… después de la calma llego la tempestad!! Medusi decidió que ya estaba bien de darse la buena vida sin contar con él, así que dos semanas antes de lo previsto, decidió salir a reivindicar su espacio, sus atenciones y su Nocilla!!

Lo reconozco, después del parto sufrí una especie síndrome de abstinencia… vamos que me volví una “yonqui” del embarazo, pero paso rápido, en cuanto el peque empezó a andar, correr, trepar… una no sabe por qué, pero de repente se te pasan las ganas de repetir a corto plazo 😛

Volveré a tener mono de embarazo?