Embarazo

MedusitA Wishlist

Hola a todos!

Siguiendo la iniciativa de amordebatmami que podéis ver aquí, y que nos propuso a las mamis que estamos embarazadas y que, día a día nos vamos contando como llevamos nuestro embarazo, compartiendo desvelos, anécdotas, etc, a continuación os cuento mi lista de deseos para MedusitA.

Porque, aunque es cierto que con el segundo embarazo, necesitas menos cosas, yo que soy muy de listas, reconozco que ya tenía alguna en mente, pero no se me había ocurrido materializarla en el blog.

Aquí van:

1. Funda de capota para el capazo/ silla color morado: Creo que este va a ser mi deseo fracasado. Me encanta este color para la capota del Bugaboo, edición Purple de 2011. Lamentablemente, me han confirmado desde la fábrica que ya no la hacen, así que, vamos a tener que decantarnos por otro color 🙁

1_Baby wishlist

2. Muselinas: Mi gran descubrimiento en este segundo embarazo, me encantan, de hecho, ya tengo mi primera muselina gracias a gafapapas que me conocen muy bien, y me han regalado una como la de la imagen pero adivinad… con las estrellitas moradas 🙂

2_baby wishlist

3. Mochila ergonómica para portear:  El porteo es mi asignatura pendiente, con medusi, heredamos un par de mochilas y compramos una bandolera, creo que todas nada ergonómicas. Además, pienso que me puede venir bastante bien por ejemplo, cuando vaya a buscar a medusi al colegio, y para un montón de cosas mas. Al menos, quiero probar la experiencia del porteo bien hecho.

Tengo que investigar sobre modelos, pero lo que me gustaría es el mas sencillo de poner, nada de broches y ajustes elaborados, vamos, una mochila para “tontos” como suelo decir, sencillita de poner y cómoda.

3_baby wishlist

4. Silla de coche Grupo II.  Realmente para medusitA no necesitamos sillas, porque le sirven las de medusi que ya podría utilizar las de Grupo II, así que mas que un deseo, es casi una necesidad para cuando nos queramos desplazar en coche. Se aceptan sugerencias y recomendaciones.

4_baby wishlist

5. Intercomunicadores, a ser posible con cámara. Con medusi utilizamos unos heredados que nos hicieron muy buen apaño, pero lamentablemente, pasaron a mejor vida. Creo que en nuestro caso, es muy útil para poder tenerlos controlados cuando estamos en otra planta, y aunque me han hablado muy bien de los que son solamente de sonido, me gustaría que tuvieran también imagen, sobre todo cuando ya estén compartiendo ambos hermanos la habitación, para tenerlos bien controlados.

El único problema es que necesitamos uno que tenga muy buena cobertura, ya que en casa no disfrutamos de mucha, y siempre de planta a planta se pierde eficacia.5_ baby wishlist6. Portachupetes: Del estilo del de la imagen, que me parece una monada. La verdad que los que tenía con medusi o han desaparecido, o tienen mucho trote.

6_ baby wishlist7. Hamaca: Aunque este es un deseo que vamos a ver si cumplimos una vez nazca medusitA y haga la prueba con la que ya tenemos, que con medusi no tuvo nada de éxito, y a mi la verdad, que no me convence porque veo que está muy inclinada. Podéis verlo aquí.

Me han hablado bien de las hamacas del estilo de la de la imagen, que sería seguramente nuestra elección en caso de no volver a triunfar la que tenemos.

7_ baby wishlist

8. Vinilos: Ya hemos encontrado un hueco en la habitación para poder colgar un vinilo para medusitA, además de los que ya tenemos que en su día colocamos para medusi. Estoy buscando alguno chulo en el que podamos poner su nombre, y algunos pequeños como por ejemplo los de la imagen, para complementar.

8_ baby wishlist

9. Bañera: Cuando nació medusi, compramos una bañera de las que se acoplan a la del baño y tenía cambiador al lado, muy útil la verdad, aunque ocupaba mucho espacio y condenábamos la bañera, ya que no era fácil de montar/ desmontar a diario. Pero ahora, medusi tiene su espacio para bañarse y no es viable condenarlo nuevamente, por eso hemos pensado en comprar una bañera, lo mas recogida posible, para los primeros meses de medusitA. Luego la idea es que se bañen juntos cuando ya ella tenga un poco mas de fuerza y aguante.

Preguntando a otras mamis, me recomendaron esta que nos ha gustado por que es plegable y es justo lo que necesitamos, algo que no nos ocupe mas espacio en el baño. Además, ya hemos ido a ver otras opciones y hemos visto esta, y casi lo tenemos decidido. Vamos, ¡que nos queda ir a por ella!

9_ baby wishlist

10. El último deseo, por hacer la lista redonda, ya que si me pongo a navegar por la red seguro que encuentro… 1.000 deseos mas, es uno ideal y que, lamentablemente nadie podrá darme, solamente la naturaleza, y como se vaya desarrollando la situación, y es tener un parto rápido pero que podamos organizarnos a tiempo con medusi, y ya por pedir… que sea un poquito antes de la FPP y podamos pasar las fiestas navideñas en casa 😛

10_ baby wishlist

Y ahora… me voy a dar un paseo por los demás post para ver el resto de deseos de esas mamis con las que comparto embarazo. Seguro que después de leerlos me darán ganas de editar esta misma entrada para añadir alguno más.

Que paséis buena semana 🙂

* Todas las imágenes de este post, han sido obtenidas de Pinterest 

Divagaciones maternales

Asignaturas pendientes

¡Buenos días!

El título del post de hoy, va relacionado con esas cosillas que, por mas que has intentado (o creído intentar) en esta aventura de ser padre, al final se te ha quedado en el tintero.

Si, porque así es, desde que nacen tus hijos, te pasas los meses, los años intentado hacer las cosas lo mejor posible, escuchando consejos de aquí, de allá, unos mas profesionales y otros menos y, porque no decirlo, alguno de tu cosecha propia.

A lo que voy, a día de hoy, hemos superado con éxito el adiós al chupete, la introducción de los sólidos, el paso de la cuna a la cama, el adiós al pañal diurno y ahora estamos habituándonos al primer año en el cole de mayores. Pero por el camino, nos hemos dejado algo pendiente de batallar, y que ahora me empieza a agobiar un poco.

Medusi aun no se ha despegado del bibi. Y digo “despegado” porque desde hace mucho tiempo, el bibi forma parte de su rutina de sueño, es decir, no toma bibi en ningún momento mas del día, solamente por la noche a la hora de acostarse o las siestas del fin de semana y solamente si esta en casa. El curso pasado en la guarde, no lo demandaba en ningún momento, es solo en casa. Junto con su dou- dou.

¿Por que me preocupa ahora? Pues porque ademas de que dentro de 4 meses hará los 4 años, creo que es lo siguiente que tenemos que abordar después de la adaptación al cole, y antes de la llegada de su hermana en un par de meses.
Y además, probablemente el pediatra cuando vaya a la revisión de los 4 años, nos va a poner las pilas…

Ayer hicimos un intento, la verdad es que nada programado por nuestra parte (seguramente un domingo noche después de un día de juegos es el momento menos acertado) y el pollo que nos montó fue monumental… si, es consciente de que ya es “mayor” pero aún así, quiere su bibi…

Así que antes de volver a la carga, quiero informarme un poco mas a ver de que manera se lo podemos hacer mas llevadero. Se aceptan consejos y sugerencias, si habéis pasado por una experiencia similar.

¿Y vosotros, tenéis alguna “asignatura” pendiente con vuestros enanos?

Que paséis buena semana 😉

IMG_0870.JPG

Imagen: Pinterest

Consejos y experiencias

Adaptados (¡o camino de ello!)

post adaptacion 2

Imagen: Pinterest

Podríamos decir que ya hemos finalizado nuestro periodo de adaptación. Si, nuestro, porque la adaptación creo que es tanto para los papis como para los peques. Si bien es verdad, que los papis en principio deberíamos saber gestionar mejor los cambios (no quiero acordarme de esa lagrimilla que asomó por mi ojo el primer día), una vez te enfrentas al primer día te das cuenta de que tu peque ya no es tan peque, y comienza una etapa nueva y muy bonita para él, y para ti como padre.

Para todos los papis que estos días habéis comenzado también su adaptación, y ya que algunos me lo habéis pedido, os voy a contar como ha sido la nuestra.

Han sido un total de 4 días, los dos primeros, Medusi ha permanecido en el colegio 2 horas, el tercer día 3 horas y finalmente el cuarto, otras 3 horas más la hora de comedor. Por desgracia, no podemos conciliar como es debido en nuestros trabajos, y a partir del 4 día Medusi tuvo que hacer ya directamente la jornada completa hasta las 17 de la tarde.

CRONOLOGÍA DE LA ADAPTACIÓN:

PRIMER DÍA: FRENTE A LO DESCONOCIDO

VALORACION: Bastante bien

El primer día, Medusi estuvo dos horas, de 10 a 12 de la mañana. En la reunión del colegio, como os comentaba en este post, ya nos habían “preparado a los papis” sobre el momento separación y como tendríamos que afrontarlo.

Tengo que decir que Medusi se portó como un campeón, motivado por nosotros que en todo momento le transmitimos una idea positiva sobre a donde iba, se despidió de nosotros, hizo caso omiso de los llantos de otros niños que en la puerta se resistían a separarse de sus progenitores, y entró en su aula recibido por su profesora. Por el contrario, tengo que reconocer que, no se si también influido por el descontrol hormonal que tengo actualmente, fue ver a estos otros niños llorando y abrazandose a las piernas de sus padres, y hacerse un nudo en mi estómago y llenarse mis ojos de lágrimas.

Controlate, me decía a mi misma, no vayas a ser tú la que monte al final el espectáculo… papamedusi y yo nos miramos, tragamos saliva e hicimos de tripas corazón para dejar a Medusi con la mayor entereza posible y facilitarle la entrada a ese mundo que está por descubrir.

He de decir que el que Medusi entrara tranquilo y sin montar espectáculo, hizo que lo lleváramos mejor y yo consiguiera salir sin derramar una sola lágrima. Me ayudó mucho que papámedusi ese día se quedara conmigo hasta que le fuimos luego a recoger. A la salida, la profesora nos dijo que salvo un par de momentos de morriña, había estado muy bien, atendiendo en las lecturas, investigando a su alrededor pero receptivo y despierto. ¡BIEN!

SEGUNDO DÍA: YA NOS CONOCEMOS…

VALORACIÓN: No fue mal, pero tampoco tan rodado como el primer día, sobre todo el momento entrada.

Aquí la cosa ya cambio, porque el día anterior había sido muy divertido, si, conocer el colé de mayores, etc, pero ya lo conocía, así que esa mañana ya remoloneó a la hora de despertarse y sus primeras palabras fueron: “no quiero ir al colé de mayores!!!… estábamos apañados.

Sacando el repertorio de promesas de que le íbamos a recoger como el día anterior, que cuando saliera íbamos a dar un paseo, etc, conseguimos llevarle hasta la puerta donde entró ese día llorando a su clase.

Nuestro “consuelo” fue que la mayoría de los niños que iban entrando, lo hacían en las mismas condiciones, agarrandose a sus padres y negándose a entrar entre lágrimas… Cruzando los dedos para que ese par de horas estuviera lo mas tranquilo posible, me fui a hacer los recaditos que quedaban (en la reunión de padres ya habíamos salido con una buena lista de tareas/ cosas que comprar), y dos horas después, el salía sonriente de clase, su profesora me dijo que se le había pasado el berrinche enseguida y que estuvo muy bien durante las dos horas. Medusi me confesó el mismo que había llorado, pero solo un poquito.

TERCER DIA: MEDUSI EMPIEZA A ESTAR EN SU SALSA

VALORACIÓN: En general bien, una vez asumido que el momento entrada, no va a ser como lo fue el primer día

Nos encontramos ante una puerta llena de niños, que han desconectado el fin de semana, y se encuentran con que el cole de mayores no era una broma de dos días, sino que tienen que volver a ir.

Consigo que Medusi acceda a ponerse el baby del cole para que así pueda presumir del etiquetado de su nombre (estamos encantados con nuestras etiquetas de Etic-Etac), y a la llegada a la puerta de su clase, sigue habiendo nenes llorando. Alegando que tiene que ser fuerte como los superhéroes, y que Spiderman no llora, consigo que pase a la clase solamente con la mueca de un puchero.

A la salida, la profesora me dice que ha estado regular, porque le cuesta estarse sentado cuando hay que estar atendiendo, y tiene mucho carácter… es decir, traducido a nuestro ámbito diario: Medusi ya está en su salsa y totalmente integrado… me dan ganas de decirle a la profe, que si da con el truco de mantenerlo quieto y atento me lo diga.

CUARTO DÍA: MÁS CAMBIOS, VOLVEMOS AL DRAMA…

VALORACIÓN: Cada día un poquito mejor, e incorporando nuevas rutinas, aunque esto último vuelve a costar un poco.

El cuarto día, la cosa cambio, y Medusi no se caracteriza por llevar muy bien los cambios de primeras. ¿Qué cambio? Que en lugar de dejarle en la puerta de su clase, ahora les teníamos que ir dejado a la entrada del recinto de la zona de infantil, para que fueran haciendo una fila india antes de entrar a su clase.

Esto supuso que ya no le recibía su profesora, sino una auxiliar y entre que los padres también andábamos un poco sin saber que hacer, y algunos de los peques ya enfilados estaban llorando a moco tendido, la situación se tensó un poco. Así que armándome de valor e ignorando los pucheros de Medusi, me despedí de él, le dejé en la fila y me marche. Cuando ya alejada miré hacia atrás, vi que ya le estaba consolando una profesora, sensación de tranquilidad y amargura al mismo tiempo.

 

Todos y cada uno de los días de la adaptación, Medusi ha salido sonriendo y receptivo, que es lo que necesitamos ver y saber para quedarnos tranquilos y pensar que poco a poco y a medida que vayan pasando las semanas, irá incorporando estas nuevas rutinas.

La entrada para el resto de días ha seguido siendo complicada, en el sentido de que papámedusi le deja compungido o lagrimoso, pero parece que en la escala del 1 al 10, cada vez vamos bajando un poquito mas el nivel del llanto.

Ahora la que está adaptándose soy yo, que no llevo nada bien tener que dejarle al servicio de comedor y guardería, pero lamentablemente, los horarios que tenemos no nos permiten conciliar en este aspecto, y reconozco que me ha costado mucho los primeros días (yo sí que lloré mucho)

Ya hemos tenido la primera reunión de padres, y la profesora nos ha confirmado que una vez entran los niños en clase, el llanto cesa, y comienzan a poner en práctica sus nuevas rutinas. Medusi cada día me va contado a cerca de ellas y me gusta que coincida con todo lo que nos ha ido explicando la profesora en dicha reunión.

El comienzo de nuestros peques en el cole es un cambio muy grande para nuestros peques y para nosotros mismos, pero creo que poniendo en práctica las recomendaciones que te dan en el colegio:

mucha positividad, no alargar el momento despedida, no preguntarles cuando les recogemos si han llorado y no darle mucha importancia si lo han hecho, y dándoles mucho apoyo y cariño

podemos llevarlo todos de una manera razonable.

¿Cómo ha sido vuestra nueva andadura escolar?

 

Embarazo

Esas cositas que cambian cuando la barriguita pasa a ser barrigota

¡Buenos días!

Aquí va una lista de cosas que suceden cuando ese garbancito que empieza a sobresalir se convierte en un balón hinchable o similar.

Como suele suceder, este es mi segundo embarazo y hay cosas que se han dado en ambos, en uno y en otro no y viceversa, pero en líneas generales y según mi experiencia y casos cercanos, podríamos listarlo así:

– Agacharse esta sobrevalorado. Dependiendo de lo importante que sea lo que cayó el suelo, así será el esfuerzo en recogerlo… centimillos y demás, sois libres de ir donde queráis, no bajaré a por vosotros.
Es decir, se me quedan millones de cosas por el suelo de casa.
La segunda opción que estoy perfeccionando es usar los pies a modo de pinza para alcanzarlas (aunque requiere mucha práctica y coordinación…)

– En el armario lo que ves es lo que hay. Ni mas ni menos. Si eres de las que no les gusta repetir modelazo… necesitas un buen monedero, al final te ves bien con 4 cosas y son de las que vas tirando, sobre todo si es el segundo embarazo y ya no sabes si habrá posteriores, la inversión en ropa premamá no es tan elevada. Ayuda mucho a tener variedad si otras mamás te prestan ropita, como ha sido mi caso en ambos embarazos.

– Los zapatos con cordones: casi vas a la par que tu hijo, para el cual solo buscas zapatos que pueda ponerse y quitar fácilmente, con velcro a ser posible. ¡Los cordones pueden ser un sufrimiento si no tienes quien te los ate a las 6 de la mañana!

– Esas comidas que, generalmente no te produce ansiedad no comerlas, y de repente sientes una necesidad imperiosa de ello: jamón serrano, una copita de vino (o dos…)

– Dormir (sin comentarios) el embarazo es el principio del fin en cuestión de tu sueño del tirón, si eras de la que lo disfrutaba antes de embarazarte.
Ya nada es igual a partir de ahora…

– Tus anillos: de momento no me ha pasado, pero conozco casos en los que a medida que avanza el embarazo, tiene que ir prescindiendo de sus mas preciados complementos… incluso vuelven a ser solteras! (fuera alianza!)

– Tus andares de pasarela Cibeles si los tenías o ese contoneo de caderas para los momentos de elegancia se acabaron, a medida que pasan los meses, el paso es patizambo, sin coordinación ni equilibrio… vamos que la gente se fija en ti por si en cualquier momento te desplomas.
Y olvídate de los tacones.

– Esas monerías que tenías en tu cajón de lencería: pasaron a la historia, llegan las bragas de barriga alta o muy bajitas para que no te oprima la barriga que en casi ningún caso tienen nada de sensual.
Y no hablemos de los sujetadores, en el momento que prescindes de los aros… se te queda la cosa mu sosa

– Pedicura, ¿que es eso? Hace semanas que no me veo los pies

– El control de tu vejiga esta supeditado a la postura de tu bebé. Es decir, ya puedes hacer pipí justo antes de salir, que si tienes un inquilino bailongo, al primer movimiento que haga volverás a tener esa sensación de no aguanto mas al instante

– Exclava de las cremas: se te pueden olvidar mil cosas (y se te olvidarán haciendo gala de la memoria de embarazada), pero ay si te metes en la cama y al poco te das cuenta de que no te has aplicado tu crema antiestrías, ¡horror! Con todo el dolor de tu corazón, te levantarás a ponertela.
Teniendo que repetir seguramente el proceso de: salir de la cama haciendo la croqueta y pasar de nuevo por el w.c…

Pero, tranquilidad, no todo son inconvenientes, que si no, no repetiríamos.

– Que se lo digan a ese pelo limpio y brillante por los siglos de los siglos (o por los 9 meses de embarazo!) ¡eso es un plus desde luego!
(Shhhh… nada de mentar que luego se te empieza a caer a mansalva en el posparto…)

– Que se lo digan a tu marido, que seguramente la lencería no le parece lo mas insinuante pero no nos engañemos, el contenido si que aumenta. Y mucho.

– Cuando se te nota la barriga CLARAMENTE comienzan a cederte el asiento en el transporte público, sin necesidad de tener que sacar tripa para que se vea lo evidente, poner malas caras o tener que pedirlo (con la barriga de 3/4 meses esto es muy muy complicado de conseguir, y muy tedioso si cada día coges 6 medios de transporte diferentes)

– Si tienes suerte de que la diabetes gestacional no viene a acompañarte en el embarazo y el peso te acompaña, te puedes poner hasta arriba de las guarrerías que mas quieres, y comer cosas que en estado “normal” no comerías por eso de cuidar la línea

– Los días de ecografías son mágicos: también motivo de nerviosismo, sobre todo en las ecografías clave, pero no vamos a negar que saber que vas a ver a tu bebé por la pantallita hace una ilusión tremenda

– Esas primeras compras, y las segundas, y las terceras! Y la ilusión con las que las haces

– Pero, para mi, una de las cosas mas bonitas e impresionantes es SENTIR A TU BEBÉ. Esa sensación en que no sabes si es un cocido mal digerido o un aleteo de mariposas (primer embarazo) o directamente un patadón (en mi segundo embarazo pasamos directamente a la acción), ese momento es inigualable, indescriptible en palabras, e inolvidable.

Seguro que se me quedan muchas mas cosas en en tintero…

¿Para vosotras cuales son esas cosas preciadas y esas cosas odiadas del embarazo?

Divagaciones maternales

¡Nos vamos al cole!

Buenos días!

Hoy comienza una nueva etapa para nosotros. Si, digo nosotros, porque creo que no solamente el niño vive con emoción los primeros días de colé, los papis también. Yo al menos, me siento emocionada, algo nerviosa, expectante por todo lo nuevo que va a vivir y por como se irán desarrollando las cosas… ¿no os recuerda a vuestros primeros días de colé? a mi completamente, por eso, creo que es una experiencia conjunta y que tenemos que transmitir a nuestros peques con ilusión.

Eso también es lo que nos han recomendado en la reunión de padres, el primer día nada de dramas, lágrimas y reticencias a dejar a nuestros peques (si, todo ello iba por los padres, incluido lo de las lágrimas, jaja). Transmitirles positivismo, y dejarles muy claro que les dejamos pero les volveremos a recoger enseguida.

Medusi esta muy mentalizado, de hecho, ya sabe como se llama su profesora y estos días va presumiendo de que va a ir al colé de los mayores,  eso hace que yo, como madre, vaya mas tranquila. Aunque veremos en una horilla, si las sensaciones siguen igual una vez estemos delante de la puerta del cole.

Sea como fuere, ya estamos aquí, ya hemos llegado, nuestro peque ya es un poquito mas mayor y para acompañarle en estos días, voy a estar de vacaciones y voy a ejercer única y exclusivamente de mamá. Reconozco que me hace mucha ilusión no tener que compaginar estos días con la jornada laboral y poder centrarme en medusi con tranquilidad y quién sabe, si luego se echa buenas siestas, poder descansar un poquito 🙂

Ahora nos quedan 3 días de adaptación y tareas varias como hacerle fotos, plastificar carnets, hacer un bocadillero casero, etiquetar todo.. si, ya empezamos a tener tarea los papis, y demás cositas de las que tenemos que hacer acopio para sus primeros días. Menos mal que los libros los compramos antes de la vacaciones, al menos ahora, el desembolso aunque sigue siendo muy doloroso, será para el uniforme, baby y demás.

Así que solo me queda decir a todos los papis y peques que en estos días empiezan el curso escolar que tengan un FELIZ COMIENZO 🙂

VUELTA AL COLE

Imagen: Pinterest

Embarazo

Volvemos al rosa y al azul…

Si, esta etapa ya la pasamos con Medusi, y me temo que vuelve a pasar con Medusita… Ah! Que no he dicho nada por aquí? Pues parece que el destino me lo ha puesto fácil para no tenerme que inventar otro animal acuático masculino para el blog que pegara con Medusi, así que lo que viene es una Medusita 🙂

Tanto papámedusi como yo, somos bastante antitonospasteles de recién nacido, y aunque hoy en día existe una amplia variedad de colores, a la hora de ir a por los primeros modelitos de recién nacido, es muy difícil encontrar cosas que no se salgan de las 3 opciones siguientes:

– Rosita bebe
– Azul bebe
– Blanco/ beige neutro

Y cuatro años después, sigue siendo así.

Ya cuando vas a por ropita de unos meses mas si que empiezas a encontrar los azulones, verdes, naranjas, fucsias, morados… Pero para el angelical bebé solamente tonos pastel azul/ rosa en su mayoría, y a lo mejor encuentras algo que se salga de ellos en tiendas concretas o modelos concretos.

Por suerte, vamos a poder aprovechar algunas cosillas de Medusi, porque por la razón comentada, mucha de la ropa y zapatos que tenemos son bastante unisex en cuanto a colores, y en el armario de Medusi abundan los verdes, naranjas, amarillos y verdes, y la mayoría de lo que tenemos en azul bebé fueron regalos de familiares y amigos.

Como ejemplo, hace dos fines de semana, estuve poniendo orden en el armario de Medusi, y me encontré con que tenemos bastantes zapatos que Medusita podrá usar sin problemas (gomet naranja) y zapatos que son mas masculinos (gomet azul).

Aunque sigo en búsqueda de pijamitas de invierno abrigados y bodies, que son los que vamos a necesitar al principio para Medusita, así que ropita de 0 a 3 meses que se salga de los tonos rositas pastel… ¡venid a mi!

20140729-082600-30360704.jpg

Aparatejos y cachivaches

Aparatejos y cachivaches: Cojín maternal de lactancia

Hoy os hablo de mi primer capricho en este segundo embarazo.

Es cierto que dicen que no todos los embarazos son iguales, y aunque este segundo es muy parecido en cuanto a síntomas y demás al de Medusi, si es cierto que las incomodidades de estar embarazada las he empezado a notar antes, principalmente a la hora ahora de dormir. Por eso, uno de los primeros caprichos que me di fue el Cojín maternal de lactancia. Cuando me quedé embarazada de Medusi, no lo había descubierto aun, pero en el embarazo de mi sobri, tía medusi me habló de el y de lo bien que le había venido, y fue una de las cosas de mi whistlist de embarazo que tenía en mente cuando repitiera. Y en cuanto empecé con esas incomodidades, me puse a investigar modelos y opciones.

Cierto es que, al final me dejé llevar por la relación calidad- precio y la recomendación de primera mano que tenía, y después de hacer el oportuno sondeo en las redes sociales y pedir referencia a las mamás cercanas, me decidí por este.

la fotoImagen: www.amazon.es

Lo primero que me gustó fue la opción de poder utilizarlo como hamaquita cuando naciera el bebé, aunque realmente mi necesidad de él nació únicamente para mi comodidad nocturna, ya que tenemos un cojín de lactancia que nos regalaron para Medusi y que nos dio muy buen resultado, y otro que heredamos de su prima).

Lo segundo, el precio, que comparado con otros que había visto, era considerablemente mas económico.

Lo tercero como ya he comentado muchas veces, la propia experiencia de una futura mamá utilizándolo, eso siempre da muchos puntos (me atrevería a decir que casi todos)

El modelo es exactamente el de la imagen, comprado vía Amazon, y la verdad es que en pocos días lo tenía en casa. Tengo que reconocer, que a día de hoy, embarazada de 18 semanas, no le estoy dando todo el uso que había pensado, pero creo que es cuestión de que entre que me decidía, lo trajeron, etc, me hice a dormir con un almohadón de Medusi y como de momento me va bien, no he cambiado. Eso, y que la primera noche que utilicé el cojín me resultó muy “duro”, pero creo que eso es cuestión de que lo vaya usando y dandole forma, para irlo amoldando.

Pero tengo mucha esperanza en él, ya que recuerdo que el ultimo mes y medio de embarazo antes de que naciera Medusi, no había suficientes cojines en casa para ponérmelos a la hora de dormir, así que creo que, en ese sentido, para la recta final me va a venir muy bien.

¿Que opináis de estos cojines? ¿Capricho o necesidad?

Un saludo y ¡buena semana!

Embarazo

Ropa premamá

¡Hola a todos!

Yo pensaba que en el segundo embarazo, ya me lo iba a saber todo de memoria, nada me iba a pillar de nuevas e iba a estar preparada para todo, pero… una vez mas te sorprendes viendo que no sientes las mismas cosas, en los mismos tiempos ni de la misma forma.

Respecto a la ropa premamá, y que el embarazo de Medusi comenzó en junio y el de est@ nuev@ Medusi en Marzo (llevo una estación de diferencia) ha hecho que tenga que hacer acopio de nuevos modelitos, ya que cuando me empezó a salir la barriga con Medusi ya empezaba el otoño, y ahora estoy en pleno verano, y la mayoría de las cosas que tengo son bastante abrigadas.

Pero bueno, no estaba todo perdido, mi hermana acaba de dar a luz y tiene un montón de cosas que prestarme! Y entre lo que me ha dejado, y lo que he rescatado de mi anterior embarazo de manga corta, creía que iba a tener todo mas o menos cubierto… ¡craso error!

El primer día que me puse una de mis camisetas, me di cuenta de que me sobraba mucha tela de la barriga… aun no la llenaba tanto como los últimos meses con Medusi, por lo cual, la camiseta quedaba un poco raruna, entre la tripa ya de por si indefinida que tienes el primer trimestre y lo dada de si de la camiseta, no me veía muy cómoda. Y lo mismo me sucede con las camisetas prestadas… en fin, que no ha habido mas remedio que irse de tiendas (jijiji)

Como siempre hago, pregunte por las redes sociales, y como siempre sucede en esta gran familia 2.0, tuve muchas respuestas con muchas opciones (millones de gracias a todas las que me contestásteis). Tenía varias opciones, compra presencial o compra on-line.

Como soy muy cagaprisas, enseguida me hice batida física de todas las posibles tiendas con sección de premamá (Kiabi, C&A, H&M, El Corte Inglés, Mit Mat Mamá…) que tenía mas o menos cerca, pero la verdad que salvo en H&M (y Mit Mat Mamá, que todo sea dicho se me pasaba bastante de presupuesto, aunque encontré rebajado un vestido bien mono…), en el resto o no tuve suerte o no encontré cosas que me gustaran y/o convencieran.

Finalmente, y aunque me cuesta mucho comprar on-line sin opción de probarme y el rollo que supone estar haciendo cambios, etc (por muy fácil de lo pongan, es una lata), he probado a comprar en ASOS. Y tengo que decir que estoy bastante satisfecha: entrega rápida, y las tallas, salvo una camiseta que ahora me queda un poco suelta pero que en unos meses llenaré, he acertado.

Lo único que tengo pendiente es el tema bikinis, o adaptado al embarazo, palabra que he descubierto recientemente y que me encanta como suena… ¡los tankinis!
Pero ahí ya si que no me atrevía a comprarlos on-line, porque seguramente el cambio habría sido seguro, así que antes de 3 semanas que es cuando estaremos de vacaciones, tengo que hacerme  con el atuendo playero.

Os dejo con alguna foto de mis adquisiciones 🙂

Y vosotras, ¿como llevasteis el tema de la ropa en el segundo embarazo? ¿Os coincidió en fechas con el primero?

Se admiten sugerencias de tiendas no mencionadas en este post 😉

Millones de gracias, y…disculparme que actualice tan poco el blog, pero estos meses están siendo bastante de locura entre temas personales y laborales…
Mi segundo cumpleblog ha pasado sin pena ni gloria el día 10 de Julio… Espero poder mimar algún día un poco mas a este blog 🙂

Feliz fin de semana!

 

 

20140712-230746-83266481.jpg

Embarazo

No camino sola (nuevamente!)

¡Hola a todos! Esta entrada es para comunicaros que tengo un nuevo acompañante en mi día a día, en mis madrugones, en mis jornadas de trabajo, en mis quehaceres diarios, y me acompañará durante estimadamente 6 meses mas.

Vuelvo a sentir la sensación de no estar sola, de llevar a alguien conmigo, de querer cuidarme mas de lo normal, de querer acariciarme la tripa y comunicarme con él…

Dentro de 6 meses me abandonará, pero nos acompañara una vez fuera a todos, formando una familia de 4.

Aun no sabemos que será, pero lo que si sabemos es que este año Papá Noel nos va a traer un regalo muy especial a todos 😉

¡Comparto nuestra alegría con vosotros!

20140618-205914-75554390.jpg

Divagaciones maternales

¿Manías o edades?

Buenos días a todos!

Después de un tiempo de descanso, vuelvo con mis divagaciones maternales.

Llevamos meses observando que Medusi no tolera muy bien los “cambios”, y con esto no me refiero a grandes cambios en su vida cotidiana sino a pequeñeces.
Me atrevería a decir que se adapta mejor a cambios mas significativos que a estos pequeños cambios.

Por ejemplo, nos ha costó una semana que se pusiera unas zapatillas nuevas de andar por casa, quería las que tenía rotas. Otra semana ponerle el saco de dormir nuevo, sin montarnos un drama por ello. El otro día le ofrecí bañarse en el baño de papamedusi y mío, y aunque a priori dijo que si, cuando llegó el momento se negó reclamando su bañera, días después lo volví a intentar y nada, no hubo manera.

Quién me conozca pensará que no le suena a nuevo y que no se de que me sorprendo, ya que seguramente haya sacado un poco mi forma de ser. Yo no soy una persona que se caracterice por tolerar bien los cambios, me cuesta lo reconozco, necesito mi tiempo y soy una persona bastante maniática y tengo mucho apego por las cosas.
Pero como a todo padre, me gustaría evitar a toda costa que mi hijo sacara mis defectos o mis debilidades.

Me pregunto si el rechazo a las cosas nuevas es algo de la edad (estos 3 años pre-adolescentes lo mismo tienen que ver…) o es algo heredado, sobre lo que deberíamos empezar a trabajar para evitar que se asiente en su carácter.

Si es cierto que una vez toma confianza con los cambios y situaciones, no hay problema es mas, luego con los cambios al fin del mundo, pero las novedades no las recibe bien.

Como ya nos hemos dado cuenta de ello, estas situaciones las intentamos manejar con mas paciencia, no forzándole y esperando, ya que al paso de cierto tiempo hemos comprobado que termina tolerando e incluso solicitandonos las situaciones o cosas nuevas.

Supongo que al final en eso consiste parte de la paternidad, en entender las situaciones e irlas adaptando a tu día a día lo mejor que se pueda, en definitiva ir conociendo a tu descendencia para poder tomar decisiones y actuar en consecuencia.

¿Os habéis sentido en esta situación alguna vez? ¿Ya desde tan pequeños pueden reflejar tan claramente el carácter de sus padres?

En fin, mas divagaciones maternales…

20140610-074623-27983476.jpg

Imagen: Pinterest